Aglomeración y desorden para abordar minibuses

Más de 20 puntos de control fueron implementados por el municipio, pero en muy pocos se hicieron cumplir las normas establecidas, en el resto existió desorden, aglomeración y la falta de presencia de autoridades. Los pasajeros y choferes, no acataron los protocolos de bioseguridad.

Desde tempranas horas de la mañana de este lunes, minibuses y trufis, aparecieron en distintas zonas de El Alto, en los puntos de parada para el abordaje de pasajeros, varios motorizados no contaban con los insumos de bioseguridad establecidos, de acuerdo y de esta forma, logrando poner en un verdadero peligro de contagio masivo de la ciudadanía con el coronavirus.

Las denuncias en este sentido no se dejaron esperar, las cuales fueron efectuados por los mismo vecinos de estos lugares que se utilizan para recoger pasajeros, donde las largas filas de minibuses y trufis se dejaron ver durante la mañana de este primer día de reinicio del transporte en la urbe alteña.

Una de las zonas del Distrito 6 como es Ballivian, fue de los puntos más criticados por la ciudadanía, donde en el caso de los trufis que incumplieron, trasladando cinco pasajeros, cuando deberían ser sólo tres, bajo el inminente riesgo de la propagación de la pandemia.

De la misma forma, los pasajeros de muchos minibuses no llevaban barbijos y los choferes no les exigían, en otros las parejas de enamorados o casados no mantenían la distancia social.

“Es una pena que no se respete y cumpla todo lo establecido, teniendo en cuenta que los choferes aceptaron estas condiciones para salir a trabajar, porque dentro de sus vehículos muchos pasajeros no tenían barbijos, inclusive se pudieron ver parejas que iban sentados juntos», denunció un vecino.

FALTA DE CONTROL

Uno de los motivos por el cual, el incumplimiento de estas normas de bioseguridad no fueron cumplidos por muchos de los pasajeros y los conductores, fue debido a la falta de control de parte de las autoridades asignadas.

De los más de 20 puntos que anunciaron las autoridades del municipio para este cometido, muy pocos tuvieron la presencia de personal edil o alguno de otros efectivo policial que intentó hacer cumplir dichas normas.

EX TRANCA DE RIO SECO

Un vez más se ha podido observar con mucha pena que este sector, calificado de los más conflictivos en este tema, nuevamente se presentó la falta de conciencia de la población, donde muy pocos pasajeros y choferes se pudo ver con barbijos y las normas de protocolo dentro de sus motorizados.

La aglomeración y falta de control caracterizó este primer día de reinicio en el trabajo del servicio del transporte público de minibuses y trufis, al cual se sumó la ausencia de autoridades para hacer cumplir las normas de protocolo de la bioseguridad.

El Diario

Los comentarios están cerrados.