MAS en el Legislativo dirigía designaciones en la Policía

7

La Policía Boliviana ha sido corroída por el control y la política del actual Gobierno y no solamente se trata de los vínculos con el narcotráfico, afirmó el excomandante de la Policía Boliviana, Ciro Farfán, quien reveló que cuando era jefe policial, parlamentarios masistas le decían a quienes debía nombrar en las jefaturas de la entidad del orden.

En entrevista con la red Erbol, Farfán quien fue Comandante de la Policía Boliviana en 2011, reveló su agenda en la cual tiene anotado todo lo que hizo durante su período como autoridad de la entidad del orden.

En base a ese texto, mencionó dos casos, el de un diputado y un senador del MAS, el primero que lo visitó y el segundo que lo llamó por teléfono para direccionar designaciones.

En el primer caso se refirió a un diputado de apellido Marca, que lo visitó con dirigentes vecinales de El Alto para recomendar a determinados coroneles para comandantes departamentales.

“Me visita el diputado (Lucio) Marca con una comitiva de la junta de vecinos de la ciudad de El Alto, para recomendar y sugerir que el coronel Morales sea contemplado en el orden general al cargo de Comandante de Cochabamba, segundo asimismo piden que el coronel Maldonado para que sea designado Comandante de Santa Cruz”, indicó Farfán.

En la legislatura 2010-2015, Lucio Marca fue diputado por el MAS representando a El Alto. Tras salir del Legislativo fue Subprocurador y en 2018 volvió a hacer noticia porque fue uno de los notarios designados tras el proceso de selección convocado por el Ministerio de Justicia.

En el segundo caso, Farfán aseveró que recibió una llamada personal del entonces Presidente del Senado, quien le había dado una lista de los policías que debían ser designados a la Cámara Alta.

Criticó que un político pretenda seleccionar policías “a su gusto” y, además, tenga lista con detalles de capitanes, tenientes y efectivos de otros rangos. También le extrañó que en esa nómina predominaban policías mujeres.

Farfán cuestionó que policías reciban ese privilegio de esa manera, cuando lo que debería primar en designaciones para el Legislativo es haber realizado la especialización en seguridad física de dignatarios de Estado.

Evitó mencionar quién era el Presidente del Senado entonces, pero se conoce que mientras Farfán era Comandante el que presidía la Cámara Alta era René Martínez.

Ciro Farfán manifestó que revela esos apuntes de su agenda para mostrar que la política que ahora está en el Gobierno es la que está corrompiendo la Policía.

Mencionó también el caso del general René Sanabria, detenido en Estados Unidos por narcotráfico. Recordó que ese policía era el “zar antidrogas” y que ese cargo era una designación política. Aseveró que el Ministro de Gobierno de entonces, Sacha Llorenti, tuvo que tener conocimiento de lo que ocurría.

Farfán fue nombrado como Comandante después de revelarse el caso Sanabria. Relevó en el cargo entonces al general Óscar Nina, a quien se vinculó con el narcotráfico y que fue enviado a Palmasola acusado de legitimación de ganancias ilícitas.

Duró pocos meses en el cargo. Salió luego que lo involucraron con placas clonadas, cago que él calificó como una “tramoya” para que entre en su lugar Jorge Santiesteban, a quien acusa por las muertes en el Hotel Las Américas.

Las revelaciones de Farfán se dan después de todo el remezón que ocasionó los vínculos de dos es jefes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz acusados de vínculos con el narcotráfico.

Sobre el escándalo policial, varias voces de la oposición exigieron la renuncia o destitución del ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien dijo que no renunciará y que “investiguen lo que quieran”. El Ministro recibió apoyo del MAS y el presidente Evo Morales le instruyó “actuar con todo el peso de la ley” y castigar a todos los policías vinculados con el narcotráfico.

Sin embargo, el senador Oscar Ortiz, candidato presidencial de la Alianza Bolivia Dice No, señaló que la administración de Evo Morales está tratando de desviar la investigación del caso de los altos jefes policiales vinculados a un traficante, cuando el problema de fondo es establecer y castigar las redes del narcotráfico que están comprometiendo a la Policía Nacional.

“El problema está en si el Gobierno está yendo a identificar, procesar, sancionar y depurar a los verdaderos responsables y descubrir el conjunto de la red comprometida (con el tráfico internacional de drogas)”, afirmó y reiteró su pedido a Morales de que éste debe asumir la responsabilidad del hecho porque quien designa a jefes policiales es el Jefe de Estado.

En tanto, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, sugirió la implementación de mecanismos de “control externo” para transparentar la institución del orden.

“Necesitamos mejores controles, controles más efectivos, más eficaces y es muy difícil creer en la eficacia de los controles cuando los controles provienen de la propia institución, necesitamos probablemente controles externos, no me estoy refiriendo a controles de entidades internacionales no para nada, (controles) nacionales”, manifestó Quintana.

El Diario

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More