Hablan de injerencia solo para EEUU

1

El ministro de Defensa Serguei Shoigú de Rusia junto a su aliado Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

El Gobierno boliviano a través del presidente Evo Morales, hace algunos meses fustigó a Estados Unidos por intentar auxiliar a Venezuela con ayuda humanitaria, pero no dijo nada cuando tropas militares rusas se instalaron en ese país caribeño, lo cual demuestra y evidencia las últimas versiones del ministro de Defensa de Rusia que declaró a Bolivia como un país aliado. Parlamentarios opositores observan la actitud del Gobierno.

“El Gobierno de Evo Morales, cuando ve las tropas rusas en Venezuela, no dice nada por lo que parece que tiene una actitud de doble moral e hipócrita; pero en el caso de la ayuda humanitaria de Estados Unidos hizo mucha bulla al igual que la carta que enviaron los diputados de oposición”, afirmó la jefe de bancada de Unidad Demócrata, Shirley Franco.

El ministro de Defensa Serguei Shoigú de Rusia, días atrás identificó a Bolivia como un país aliado y ofreció apoyo militar, así como el caso de Venezuela donde llegaron tropas rusas.

“Tenemos en esta región (Sudamérica) a muchos amigos y aliados tradicionales, se trata de Cuba, Nicaragua, Venezuela, Brasil, Bolivia, México, Uruguay, Paraguay y Chile, valoramos altamente el nivel de confianza alcanzado y continuaremos trabajando para que crezca”, declaró Shoigú, según una agencia de noticias.

Al respecto la diputada del Partido Demócrata Cristiano (PDC), Norma Piérola, dijo que la injerencia es clara de Rusia, por eso ha cambiado totalmente el rumbo del mundo; en eso ingresó Hugo Chávez y ahora Nicolás Maduro, después Ortega de Nicaragua y hasta Bolivia con Evo Morales.

“Las decisiones no lo toman sus gobernantes sino estas potencias que son Rusia e Irán, pero en realidad lo único que le importa a éste país es no perder sus inversiones, por eso saca oro puro de Venezuela”, indicó.

Contrariamente a estas opiniones de la oposición el diputado del MAS, David Ramos, señaló que la oposición solo sabe mentir y seguir la estrategia de la guerra de la cuarta generación con el sólo objetivo de dividir a los pueblos, afirmó.

“La gran diferencia entre EE.UU y Rusia, es que los estadounidenses quieren desestabilizar políticamente y socialmente no sólo a Venezuela, entonces que pronunciamiento podemos hacer cuando hay países que establecen una relación bilateral y otros cometen injerencia imponiendo mandatarios paralelos a lo que eligió un pueblo”, manifestó Ramos.

Este año, se incrementó la presencia de tropas rusas en Venezuela que con la venia de Nicolás Maduro recibió también más de 35 toneladas de material bélico.

El Diario

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More