Víctor Hugo Zamora: El retiro de militares no se pacta

2

El Gobierno enfatizó ayer que el repliegue de las Fuerzas Armadas de la planta de Senkata, en El Alto, no es negociable.

“Se mantendrá la custodia de los militares porque no podemos dejar que la planta de Senkata esté sin el resguardo, por el alto riesgo que significa de que algún desubicado ponga en riesgo a la población alteña. Eso no es negociable”, aseguró ayer el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora.

El abastecimiento de carburantes en el departamento de La Paz se regularizó desde el sábado, luego de que un grupo de afines al MAS decidió levantar el bloqueo que realizaban en todos los accesos de la planta de Senkata, registrados desde el pasado 12 de noviembre.

El cierre del ingreso y salida de carburantes durante 11 días ocasionó el desabastecimiento tanto en la urbe paceña como en El Alto, alza de pasajes en el transporte público, falta de recojo de la basura, escasa circulación de vehículos y desesperación en la población.

Senkata es el centro de almacenamiento de combustibles que cuenta con 29 millones de litros de gasolina y diésel y un stock de 2,2 millones de kilogramos de gas licuado de petróleo (GLP) para abastecer la demanda del departamento paceño, según datos oficiales de la estatal YPFB.

Ante el hecho, el Gobierno, a través de los uniformados de las FFAA y de la Policía, ingresó al lugar el pasado martes 19 para permitir la salida de cisternas de combustibles y camiones de GLP.

Eso generó la molestia de los marchistas afines al MAS y después de un enfrentamiento con las fuerzas del orden se registró la muerte de nueve personas.

Después del hecho, la pasada semana el Gobierno convocó al diálogo a los sectores movilizados que se instaló el sábado en Radio San Gabriel, en El Alto, donde el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, como representante del Ejecutivo, anunció que se tiene un preacuerdo con los campesinos de las 20 provincias de La Paz y la Federación de Juntas Vecinal (Fejuve) de El Alto, lo que permitió que se levanten las medidas de presión durante 48 horas.

Por ejemplo, el punto dos demanda el “repliegue de las FFAA de forma inmediata de todos los sectores en conflicto y que la Policía se haga cargo de la vigilancia de estos sectores, como es el caso de Senkata”. El plazo que dieron los sectores movilizados se cumple hoy.

Durante el fin de semana se vendieron 100 mil garrafas

Entre el sábado y el domingo, desde la planta de Senkata, en El Alto, se despacharon alrededor de 100 mil garrafas de gas licuado de petróleo (GLP) y unos dos millones de litros de combustibles, entre gasolina y diésel, según datos oficiales.

“El sábado salió desde Senkata más de un millón de litros de combustibles y 60.000 garrafas. Esperamos que hasta hoy (ayer) se venda en total 100 mil garrafas de GLP y dos millones de gasolina y diésel”, anticipó ayer el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora.

No obstante, la autoridad afirmó que pese a que el volumen distribuido en el mercado paceño fue elevado, aún hay requerimientos de la población por los bloqueos que generaron el desabastecimiento, por lo que esperan normalizar hasta hoy.

En un recorrido que hizo este medio evidenció que por ejemplo había filas para comprar gasolina en las estaciones de servicios, entre ellos Kantutani; zona San Miguel, en la calle 23 de Cota Cota y en la avenida Montes.

Mientras que para adquirir GLP la gente hacía cola con sus garrafas en la calle 17 de Obrajes.

Si bien los sectores movilizados se dieron un plazo de 48 horas, que vence hoy, después de una reunión con el Gobierno, ayer por la tarde había un grupo pequeño que bloqueaba a la altura de la extranca de Senkata.

El consumo

Según YPFB Refinación, del total del volumen comercializado en el mercado interno, el 34,8% de la gasolina procesada es demandada por el mercado de La Paz; el 17,4% por Cochabamba y el 13% por Santa Cruz, datos oficiales a mayo pasado.

Mientras que desde 2007 el diésel que demanda La Paz se cubre con el producto importado.

Pagina Siete.