Hacen reconstrucción gratuita de senos a sobreviviente de cáncer

“Ahora puedo usar escotes, blusas y lucir mis cadenitas”, dijo muy feliz Alejandra Soliz, de 47 años, y una sobreviviente del cáncer que ganó una reconstrucción mamaria gratuita del Centro de Cirugía Plástica Estetikus.

Ella es la primera beneficiaria y es una de las 100 mujeres que envió su carta a la clínica para acceder a esa cirugía.

Uno de los propietarios del Centro de Cirugía Plástica Estetikus, Marco Ballón, contó que ese trabajo es parte del programa de responsabilidad social ampliado que realiza la clínica. “Es una apuesta demasiado grande, una de estas cirugías en cualquier país vecino vale entre 180 mil y 210 mil bolivianos (casi 30.000 dólares)”, dijo el cirujano plástico.

Ballón relató que en junio lanzaron la convocatoria a través de dos medios de comunicación. “Llegaron más de un centenar de cartas (de mujeres) que buscaban beneficiarse con la cirugía”, explicó.

Alejandra Soliz contó que decidió escribir la carta contando todo lo que le pasaba. “A mí me diagnosticaron cáncer a los 40 años. Fue en 2015”. Explicó que entre ese año y 2016 le realizaron dos cirugías, en la que le extirparon los dos senos para evitar la existencia de células malignas.

“Después me sentí mal, no podía vestirme con escotes, no podía ir a la piscina, no podía usar un vestido que muestre parte del cuello. Desde que me operaron sólo debía buscar vestidos cerrados. Fue muy duro”, contó Alejandra. Después de escuchar en la radio al doctor Ballón, decidió escribir la carta.

El especialista contó que el sistema de selección fue muy minucioso, porque hubo varias postulantes, pero debían elegir a una. Esta persona debía haber vencido el cáncer, además los profesionales debían verificar en qué momento del tratamiento están y la calidad de piel, para ver qué opciones quirúrgicas tienen, porque el tratamiento tiene diversas formas según la gravedad del cáncer. Se evaluó -también- que no tengan recursos para hacerse ese tipo de reconstrucciones.

“Cuando me llamaron y me dijeron que yo era la elegida, salté de alegría y lloré de emoción. Sólo pensé en que mi ángel: mi mamá -quien hace dos años también falleció por cáncer de mama- me ayudó”, relató alegre Alejandra.

Ballón contó que la paciente debe recibir tres cirugías. Las dos primeras ya se le realizaron, ahora le falta la última, en la que se reconstruirá la aureola mamaria. Alejandra agradeció a los dos médicos que estuvieron a cargo de esta ayuda, Ballón y el otro copropietario Eduardo Ayoroa.

Ballón aseguró que luego de este emprendimiento buscan crear una fundación, que no sólo beneficiará a las mujeres que perdieron los senos por cáncer de mama, sino a otros pacientes que necesitan cirugías estéticas.

“Nos ha costado ver la realidad y por eso quisiéramos llegar a más personas. Por eso vimos esta falencia y ahora queremos apoyar dentro de lo que se pueda. Queremos apuntar a una cirugía similar el siguiente año”, dijo el especialista y resaltó que están a punto de sacar una fundación para tener una cobertura mayor.

Este trabajo se realiza luego de cumplir 14 años como centro de cirugía estética. Este establecimiento celebró su aniversario el 13 de septiembre. Pero, el agasajo como tal se postergó para el 20 de octubre, no sólo por el aniversario de la fundación de La Paz, sino porque el 19 también se recuerda el Día Mundial de Lucha Contra el Cáncer de Mama.

El agasajo también sirvió para conocer las nuevas instalaciones de la clínica, ubicada en la calle 15 de Calacoto, edificio Fergal 8089, en la zona Sur de La Paz.

Ballón anunció que recientemente firmó un convenio con la Universidad de Buenos Aires para que los médicos que se especializan en cirugía plástica lleguen a Bolivia y puedan realizar sus prácticas en la clínica desde el siguiente año, lo cual es beneficioso para Estetikus.

La clínica también realiza cirugías de nariz, aumento mamario, de glúteos, abdominoplastía, lipoaspiraciones, lifting facial y urgencias de cortes y quemaduras, entre otras intervenciones.

Alejandra ahora dice que está preparada para recibir su tercera cirugía y con ella ingresar a la piscina, como tanto le gustaba.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más