FmBolivia
Radio FmBolivia

Ven que al menos seis indicios ponen en duda el resultado de las elecciones

20

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Actas cambiadas, papeletas marcadas, datos modificados, la suspensión del sistema de conteo rápido de actas, la incongruencia en los datos de varias actas y la aparición de material electoral en zonas inusuales son algunos de los indicios que hacen sospechar que se montó un fraude electoral para que el Movimiento Al Socialismo (MAS) gane en la primera vuelta, aseguraron activistas, partidos políticos y expertos.

El Gobierno rechazó cualquier indicio en este sentido y aseguró que no existe ni una sola prueba que apunte a que hubo fraude en las elecciones del pasado 20 de octubre. El oficialismo aseguró que el padrón fue auditado por la Organización de los Estados Americanos (OEA) y que se convocó a una nueva auditoría, esta vez al proceso electoral.

Carlos Alarcón, candidato y vocero de Comunidad Ciudadana (CC) en La Paz, mostró cinco actas y habló de similar número de variables en los que se evidencia el mecanismo del fraude.

La primera variable que se identificó es la de los “votos que se disminuyen a CC y se aumentan al MAS” y mostró como ejemplo el acta número 24244, de un recinto en la ciudad de El Alto.

Como segundo mecanismo, se trata de que los “votos que se mantienen a CC y se aumentan al MAS”, y el tercero es el de los “votos que se aumentan en menor medida a CC y en mayor medida al MAS”.

Indicó que la cuarta variable es la de las “actas que registran una cantidad de votos mayores a la cantidad de electores escritos”, como el caso del acta 80537 de un recinto de Riberalta.

En este último punto, Alarcón señaló que se detectaron al menos 64 actas que tienen ese problema, lo que representaría que esos 10.542 votos —de los cuales 8.855 eran a favor del MAS— deberían ser anulados.

El grupo de activistas Fraude Bolivia publicó un informe en su sitio web que verifica que más de 840 actas de escrutinio de voto tienen errores, están mal sumados o no fueron registrados de la forma correcta, y lo que llama la atención es que la mayor parte de estas actas mal registradas tienen votación favorable al candidato de CC.

Las actas revisadas por esta comunidad son tanto del área urbana como del área rural, y tanto de Bolivia como del exterior.

El abogado Eduardo León publicó un informe sobre el “método del fraude” que habría tenido al menos cinco pasos. El legista opinó que el fraude se montó antes de las elecciones y aseveró que incluso la Unión Europea (UE) mostró su preocupación por el manejo de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP).

La UE es el principal financiador de la TREP, y recordó que el embajador de Alemania en Bolivia, Stefan Duppel, ya en septiembre expresó su preocupación sobre lo que podría suceder un día después de las elecciones nacionales del 20 de octubre por la “desconfianza” respecto a la legalidad de los resultados.

León aseguró que la TREP es el “centro” del fraude, pues este sistema está diseñado para inflar los datos a favor de candidatos. La “TREP lo maneja una empresa que contrata personal para que envíen los datos de las actas de todos los recintos, ya sea vía internet o por teléfono. Las personas contratadas para la TREP fueron la mayor parte militantes del MAS”, dijo León.

La TREP tenía el objetivo de dar el conteo rápido de las actas al 90% hasta medianoche, según la misma presidenta de este Órgano, María Eugenia Choque.

Según el documento de la convocatoria para el personal de la TREP, no es un requisito presentar el documento de no militancia política.

“A las 19:40 el domingo, cuando se produjo la paralización de la TREP, se produjo la alteración de los datos”, dijo.

Aseguró que este mecanismo ya funcionó en el referendo del 21F y en las elecciones primarias del 27 de enero, cuando, aseguró, se infló el padrón de votantes del MAS.

El Comité Cívico Pro Santa Cruz también presentó un informe sobre las irregularidades en el conteo electoral. El reporte fue elaborado por el Colegio de Ingenieros y Tecnología de Santa Cruz.

El informe señala que se encontraron varias irregularidades en el cómputo de las actas, sobre todo de los datos que se subieron a la TREP. “Se ha encontrado un cambio en los datos que se registraron en las actas el día 20, que el día 21 cambiaron y el día 22 también. Estos datos que se dan como datos computados han sido cambiados, puede ser de manera no intencional por errores de transcripción, pero además encontramos actas con números cambiados de votación seguro por mal un llenado de datos”, informó el presidente de este colegio, David Mendoza.

El estudio señala que se encontraron actas modificadas en los cómputos departamentales de Chuquisaca, Potosí y Beni, que contienen desde errores de transcripción hasta cambios de datos y modificación de partido ganador por mesa. “Estos datos que ya se registraron de las actas electorales alguien las registró y alguien las cambió, el TSE debe demostrar porque se cambiaron”, dijo el experto.

Gobierno rechaza fraude y exige pruebas reales y contundentes

Respecto a las denuncias de presunto fraude electoral que realizaron Comunidad Ciudadana (CC) y otros sectores, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, aseguró que se trata de una “mentira” y exigió a los denunciantes presentar las pruebas claras y contundentes.

Montaño aseveró que en el caso de las actas que fueron modificadas, en muchos casos se tiene anotado en la parte de observaciones que se trató de un error y que el resultado real está anotado en otro acápite.

La Ministra aseveró que los errores de cálculo en el acta de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) son en realidad en su mayor parte errores de transcripción de datos.

“Sistemáticamente CC y su representante, el señor Carlos Alarcón, pretenden distorsionar la realidad y pretenden hacernos creer a los bolivianos que no somos capaces de leer las observaciones de un acta electoral”, aseveró.

El ministro de Justicia, Héctor Arce, aseguró que no existe fraude en el proceso electoral y lamentó que los partidos opositores y cívicos de Bolivia no hayan presentado prueba alguna.

“No existe la más mínima posibilidad de que exista fraude electoral en Bolivia”, subrayó.

Arce argumentó que la presencia de los delegados de los partidos en las mesas de votación evitó que se haya podido realizar fraude durante el sufragio y el conteo de la votación en cada recinto electoral.

Por ello, dijo que hasta el momento la oposición no se presentó “una sola acta, una sola denuncia, un solo elemento concordante, un solo elemento lógico” que pruebe fraude.

Sin embargo, tanto CC como los comités cívicos y colectivos ciudadanos informaron que presentarán todas las pruebas que ya se están colectando a los organismos internacionales y a las misiones de observación electorales que participaron de los comicios.

Los Tiempos

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas