FmBolivia
Radio FmBolivia

Malestar económico responsable de agitación en América Latina

10

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Tropas en las calles de Chile, disturbios en Ecuador, manifestaciones en las calles en Argentina, el populismo en marcha en Brasil y México, Bolivia con la quema de urnas de votación y turbulencia política en Paraguay y Perú, están asociados a la economía, ya que muchos países no lograron salir de la exportación de materias primas, mientras en otros los costos de vida se incrementaron así como la desigualdad, según reflejan medios internacionales.

El artículo de Michael Stott del FInancial Times, publicado en la página web de milenio.com, titulado América Latina: malestar económico, responsable de agitación, señala que los conflictos se dan debido a que la región tiene el peor desempeño en términos de producción.

En ese escenario, por ejemplo, Bolivia presenta un panorama económico adversó debido a los déficits registrados en los últimos años, tanto fiscal como comercial, y el aumento de la deuda externa.

Al respecto, el analista político Carlos Toranzo, en RadioFides, explicaba que la situación del país es complicada y los resultados de las elecciones del 20 de octubre de 2019, no dan el gran respaldo que recibió en 2005 el Presidente Evo Morales, y tendrá que lidiar con los números rojos que arroja la economía nacional.

Los organismos internacionales enviaron alertas a los países de la región, debido a que los avances registrados por el alza de los precios de las materias primas, y la distribución de los ingresos, redujo los índices de pobreza, en la región y en Bolivia.

Sin embargo, la situación se tornó delicada debido a la baja de los precios de las materias primas en el mercado internacional, que afecta directamente a los países que basan su economía en un porcentaje de la venta de comoditties.

CRISIS

Si bien cada una de las crisis que se desatan en toda América Latina tienen algunas características únicas, hay una razón general: esta es la región con el peor desempeño del mundo en términos de producción económica, afirma el autor de la publicación.

“América Latina simplemente no está creciendo”, dijo Shannon K O’Neill, investigadora sénior de Estudios de América Latina en el Consejo de Relaciones Exteriores en Nueva York. “Entonces, el pastel para que todos compartan no se hace más grande…no se trata de que ‘van hacia la izquierda o van hacia la derecha’, incluso los mejores políticos encuentran que no hay mucho que repartir, no hay mucho con qué trabajar”, complementó.

Tal vez Chile es el mejor ejemplo de este fenómeno. Aunque es uno de los países latinoamericanos con mejor desempeño económico este año y frecuentemente se le cita como un modelo de buena política macroeconómica, Santiago, la capital, experimentó el mayor nivel de violencia en tres décadas el pasado fin de semana cuando los ciudadanos expresaron su ira por la arraigada desigualdad de riqueza y el alto costo de la vida.

La última previsión económica mundial del FMI, que se publicó la semana pasada, pintó un panorama económico miserable para la región. En lugar de crecer 1,4 % este año, como proyectó el fondo apenas hace seis meses, ahora cree que Latinoamérica va a manejar un crecimiento de apenas 0.2 por ciento, y ese pronóstico se hizo antes de que las agitaciones recientes alcanzaran a Chile y Bolivia.

La implosión de Venezuela bajo el gobierno revolucionario socialista de Nicolás Maduro es parte del problema: la economía se prepara para una contracción de un tercio este año, continuando un colapso hecho por el hombre que no tiene precedentes en la región sin que tenga que ver una guerra o un desastre natural.

La guerra comercial global se cita algunas veces como otro culpable para el débil desempeño de América Latina. Pero las naciones emergentes de Asia van a lograr un crecimiento de 5,9 % este año, una fracción por debajo de lo que se esperaba en abril. En cuanto a África, el FMI proyecta que crecerá 3,2 % este año, o 16 veces más rápido que Latinoamérica.

Las explicaciones que más se citan son la incapacidad para diversificarse de las exportaciones de materias primas, la falta de inversión en infraestructura y educación durante el auge de las materias primas, altos niveles de corrupción y un débil estado de derecho y -con la excepción de México- no hay oportunidades para entrar a las cadenas de suministro globales de fabricación, advierte.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas