Entre 500 y 800 camiones retenidos en puerto de Arica

1

Entre 500 a 800 camiones bolivianos que prestan servicios en el transporte internacional de carga de y hacia Bolivia se encuentran retenidos en el puerto de Arica, como efecto de la falta de solución al conflicto originado por el incremento de tarifas determinado por la administradora privada portuaria del vecino país.

El problema que fue tratado en una reunión realizada el lunes entre representantes de la Administración de Servicios Portuarios – Bolivia (ASP-B), representantes de la Empresa Portuaria de Arica (EPA) y la Terminal Puerto de Arica (TPA) no fue resuelto por lo que no sólo se mantiene la situación de los camiones varados, sino que se aumenta por el incremento diario de vehículos que arriban a la terminal portuaria chilena, según reportan medios de comunicación bolivianos.

De acuerdo a los informes, en la negociación la Empresa de Arica ofreció a Bolivia una disminución de 38 % de costos para los servicios de importación y estableció como plazo para la ASP-B para la aceptación o rechazo, proposición a la que el ejecutivo de la entidad boliviana -que ejerce el rol de intermediario entre la empresa portuaria chilena, los importadores y exportadores bolivianos- habría señalado que “no posee mandato para suscribir un acuerdo comercial de ese tipo”.

En una comunicación dirigida a sus clientes en Bolivia, la Terminal Puerto de Arica (TPA) informó que el representante de la ASP-B no se hizo presente a la reunión acordada para horas de la tarde de ayer lunes, lo que a criterio de analistas podría significar que se deja en “punto muerto” las negociaciones sobre las tarifas para las exportaciones e importaciones bolivianas.

A finales de agosto pasado, la EPA y su concesionaria TPA, ratificó la aplicación de nuevos importes por sus servicios y ofreció un descuento de 31 % (que se incrementó a 38 % en la nueva oferta) a la ASP-B, además de reiterarle su anuncio de cobro anticipado por los servicios para la carga de importación boliviana y su demanda para que la entidad boliviana salde sus deudas; en la reunión de ayer lunes, el representante de la ASP-B habría señalado que la institución estatal, “no cuenta con presupuesto para cancelar lo adeudado hasta ahora”.

Al respecto, Javier Hinojosa, gerente general de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), señaló que ese sector “paga por adelantado” los servicios que requiere en el puerto de Arica, por lo que sorprende la posición expuesta por Gerente a ASP-B, David Sánchez.

El Diario.