Alfredo Patty era amante de caporales, deja a dos niños en la orfandad

13

Mario Alfredo Patty Velasco tenía 34 años y desde su adolescencia bailó caporales con mucha pasión. Horas antes de morir había participado en una entrada a la que asistió para dar agua a sus compañeros. La madrugada del domingo fue asesinado brutalmente cuando salía de Las Velas. El joven deja en la orfandad a dos niños.

Vecinos de la zona de Miraflores encontraron a Alfredo sin vida a las 7:00 del domingo, en la esquina de la avenida Simón Bolívar, cerca de la plazuela del estadio Hernando Siles. Según el reporte policial, fue asesinado con una piedra de aproximadamente 30 kilos, que le destrozó el cráneo y el rostro.
Alfredo Patty (al medio) luego de bailar caporales en una entrada en la ciudad de La Paz.

La noche del lunes fue identificado por los cuatro tatuajes que tenía en los brazos. Su familia lo veló en el salón Manantial de la zona del Cementerio, donde acudieron amigos de su fraternidad, familiares y amistades.

Aurora Velasco, la madre de Alfredo, contó que su hijo nació en Oruro, pero vivía en La Paz. Ella radica en los Yungas y hace dos meses él fue a visitarla y a ayudar con sus cultivos de coca.

Lo recuerda como un joven respetuoso, atento, de un carácter tranquilo y que trabajaba por sus dos hijos. “Mi hijo me decía que me quería mucho. La última vez que hablamos me dijo: ‘Voy a ir mamá (a los Yungas)’. Yo lo esperaba, pero ahora nunca más lo voy a ver”, lamentó Aurora, quien no paraba de llorar.

Contó que a su hijo le gustaba bailar caporales y que lo hizo desde que estaba en el colegio. Ella le sacaba fotografías cuando tenía la oportunidad de verlo bailar ahora -dijo- le queda sólo contemplar a su hijo en imágenes. “Sólo me quedan mis nietos que quedaron huérfanos”, señaló.

Un tío cercano al fallecido contó que su sobrino viajaba constantemente a Oruro y a Cochabamba para participar en las entradas folklóricas de diferentes festividades. “El tenía un bloque de amigos que baila caporales y por eso viajaba, le gustaba bailar. Tal vez ese fue su pecado, pero no hacía daño a nadie para que lo maten”, manifestó.

Según el reporte de la Policía, Alfredo se fue con sus amigos a una fiesta después de participar en la entrada del Festival Internacional de Integración de las Culturas (Ficult 2019). A eso de la 1:00 del domingo, todos llegaron a Las Velas para comer y después se despidieron. Nunca más volvieron a ver al joven con vida.

Se presume que el joven fue asaltado porque se lo encontró sin zapatos, sin chamarra y sin sus objetos de valor.

Alfredo subía fotos a su cuenta de Facebook de cada entrada en la que participaba. En una se lo ve con un traje blanco con azul brilloso y una sonrisa coqueta. En otra está con dos amigos en una preentrada de danzas.
El joven con un traje azul para bailar en otro evento.
Foto: Facebook de Alfredo Patty

Sus amigos contaron que Alfredo era uno de los fundadores del bloque Simpachis de caporales de La Paz. Además era fanático del equipo orureño San José.

Luego de enterarse del crimen, los amigos del joven escribieron su pesar a la familia y le dedicaron a él algunas palabras. “Amigo no es un adiós, es un hasta pronto”, escribió Bianca Rodas.

“En paz descanses y Dios te tenga en su santa gloria. Sabemos que ahora bailarás ahí en el cielo”, escribió el grupo Caporales Fantasmas de La Paz.

Desde que se despidió de su madre en los Yungas, ella ya no lo volvió a ver más. “Yo le dije: ‘Hijo quédate un tiempo más’, pero no quiso y solo vino aquí a encontrar la muerte”, dijo Aurora. Su padre fue anoticiado del crimen y la familia esperaba que llegue de la ciudad de Oruro.

Un sombrero de caporal y un traje negro con cintas azules estaban puestos encima el ataúd de Alfredo, su familia y sus amigos lo enterraron la tarde de ayer en el Cementerio General.

La Policía revisa las cámaras de seguridad

El investigador de la División Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Javier Quiroz, informó que la Policía revisa las cámaras de seguridad de las calles donde Alfredo Patty Velasco fue encontrado sin vida el fin de semana.

“Estamos revisando todas las cámaras de seguridad de las viviendas que tienen cámaras. Estamos en proceso de investigación y la Fiscalía está realizando los requerimientos necesarios para encontrar a los autores del hecho”, informó la autoridad policial.

La Policía presume que el joven de 34 años fue asesinado con una piedra de 30 kilos aproximadamente. Alfredo Patty fue encontrado sin vida por unos vecinos de Miraflores.

La víctima fue identificada por sus familiares luego de que la Policía difundiera la imagen de los cuatro tatuajes que tenía el joven.

Pagina Siete.