FmBolivia
Radio FmBolivia

De las calles a las listas, la generación del 21F echa raíces en los frentes CC, BDN y UCS

13

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Desde las calles, los activistas fueron protagonistas. Ahora, los líderes de la llamada generación del 21F apuntan a las urnas y echan raíces en Comunidad Ciudadana (CC), Bolivia Dice No (BDN) y Unidad Cívica Solidaridad (UCS).

No todos los activistas saltaron a la arena política y figuran en las listas de los partidos, pero los que lo hicieron coinciden en que las primarias son el factor clave que ayuda a entender el porqué.

El activista Miguel Roca y candidato a una diputación por CC explicó que los líderes del 21F decidieron pasar al campo político debido a que el Gobierno, en complicidad con el Legislativo y el Tribunal Supremo Electoral (TSE), aceleró los plazos electorales con las primarias, y ahora con los comicios generales.

“Nos arrinconaron con las elecciones primarias, sólo dieron paso a los partidos políticos. Nos querían hacer desaparecer. No tuvimos más opción que aliarnos con los partidos. Ahí que decidimos que nuestra lucha será de las calles a las urnas”, explicó Roca.

Óscar Oki Paniagua, de la plataforma Movimiento 21F de Santa Cruz y quien lidera a los activistas en UCS, afirmó: “El TSE, al lanzar las primarias, buscó frenar este movimiento ciudadano, dijo que ‘sólo frentes podían terciar en elecciones’. Por eso decidimos luchar en las calles y en las urnas. Varios rechazaron, pero luego se sumaron a esta iniciativa: adherirse a los partidos”.

Llegar al poder

En criterio del analista político Jorge Dulon es lógico que los activistas del 21F estén en las listas de candidatos de la oposición, porque es la única forma de llegar al poder para reivindicar derechos.

“Podrán exigir el respeto de los derechos con mayor fuerza estando en el poder, es decir cuando sean elegidos diputados o senadores”, señaló el experto.

En criterio del MAS, los activistas del 21F sólo son políticos de la derecha “disfrazados” de líderes ciudadanos. El diputado Édgar Montaño afirmó que el único objetivo de los activistas era llegar al Gobierno, y que por ello “se disfrazaron de activistas, pero siempre fueron de derecha y ahora se les cayó la máscara”.

CC es la agrupación que tiene en sus listas de candidatos un alto número de activistas (arriba de 20). Según Dulon, esto se debe a que esa fuerza, que impulsa la candidatura de Carlos Mesa, pretende cambiar la lógica de los partidos tradicionales. “No quiere tener militantes a la antigua, sino militantes de diferentes cualidades”, afirmó.

El también activista Pablo Montenegro, coordinador departamental de La Paz de CC, explicó que en la sociedad civil las plataformas se convirtieron en el “único mecanismo de defensa” ante la captación, vía prebenda, de los sindicatos por parte del Gobierno.

“Ahí nació la necesidad de conformar colectivos. Ahora se da un salto político para seguir desde el Gobierno y la Asamblea con esa lucha”, expresó.

Para María Cristina Soto, coordinadora nacional de Mujeres Fuertes (Kuña Mbarete), el tiempo y los reducidos plazos electorales fueron factores que obligaron a los activistas a sellar alianzas con las organizaciones políticas.

“Estamos a dos meses de que se cumpla esta forzada manera de desconocer las reglas fundamentales de la Constitución”, dijo Soto, quien agregó que las Kuñas prefirieron mantener su esencia ciudadana y no ingresar a los frentes. “Lo nuestro es esencialmente consolidar a nuestra organización como semillero de la fuerza”, comentó.

La defensa del voto del 21F

Los activistas emergieron antes del referendo del 21 de febrero de 2016. Impulsaron la campaña del No a la reelección del presidente Evo Morales.

Salieron a las calles, organizaron masivas movilizaciones, a las que se sumó la gente, y lograron su fin. El 51,3% de electores dijo “No” a la reelección.

Pese a ese resultado, el MAS, en 2017, presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional, entidad que resolvió dar vía libre a la reelección.

Frente a esa disposición, la movilización de los activistas cobró mayor protagonismo. Lideraron manifestaciones que se registraron en los nueve departamentos. Además, llevaron adelante una serie de acciones en las instancias internacionales, denunciando que en Bolivia se vulnera la Constitución.

Ahora, varios activistas forman parte de las listas de candidatos a diputados o senadores, de cara a los comicios generales del 20 de octubre.

El constitucionalista Marco Loayza sostuvo que los activistas “han tenido un papel importante durante mucho tiempo para mantener viva la demanda de respeto al 21F”, pero esa situación “se fue diluyendo”.

Según Loayza, el Gobierno del MAS “logró consolidar la inconstitucional repostulación de Evo Morales y Álvaro García Linera, con diferentes acciones”, como la aprobación de la Ley de Organizaciones Políticas, que instauró las primarias y el mismo calendario electoral.

“Por ello, se vieron obligados a reconducir su fuerza a un frente político”, señaló el especialista.

La selección de los candidatos

Cuatro meses después de las primarias, en las que se eligió a los candidatos presidenciales, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) lanzó la convocatoria para los comicios electorales y fijó la fecha para la presentación de candidatos.

Ante ello, los partidos aplicaron diferentes metodologías para seleccionar a las “mejores figuras” como candidatos.

En Comunidad Ciudadana (CC) entregaron “formularios” a todos los interesados en llegar a la Asamblea Legislativa. En el documento solicitaron al aspirante sus datos personales, trayectoria, nivel académico, su perspectiva de país, su vínculo con las plataformas, entre otros.

“Luego, la dirección nacional de CC hizo una selección y pidió a determinadas personas que reunían todos los requisitos que exige el TSE para habilitarse como candidato”, explicó Pablo Montenegro, el coordinador departamental de La Paz de CC.

En Bolivia Dice No (BDN) y Unidad Cívica Solidaridad (UCS) invitaron a activistas destacados en la defensa del voto del 21F.

“Fui invitado por varios frentes políticos, obviamente reconociendo el trabajo que hemos hecho en las calles. Acepté la invitación de BDN”, informó Guillermo Paz, activista y candidato a diputado por la circunscripción 7.

Óscar Oki Paniagua, de la plataforma Movimiento 21F de Santa Cruz, dijo que los activistas que están en las listas de UCS fueron seleccionados por su trayectoria. “Ellos son de una sólida convicción; defenderán al pueblo en el Legislativo”, expresó.

Las banderas de los activistas

Rumbo a los comicios del 20 de octubre, los activistas candidatos a senadurías y diputaciones, marcan como principales desafíos hacer respetar el voto del 21F, la Constitución y acabar con la corrupción.

Los postulantes de diferentes frentes políticos coincidieron, por separado, en que el MAS perderá los dos tercios en el Legislativo y ante ello correrán “maletines azules”. Ellos afirmaron que no se venderán.

“En la Asamblea Legislativa, los activistas seguiremos peleando con esa convicción, el MAS no tendrá dos tercios y sabemos que van a correr maletines azules, pero nosotros somos hombres y mujeres con convicción”, sostuvo Guillermo Paz, candidato a diputado por la alianza Bolivia Dice No (BDN).

Por su lado, Vladimir Machicao, también de BDN, sostuvo que en la Asamblea “deben estar los mejores defensores de la democracia y el pueblo boliviano”.

“Los del 21F están en diferentes tiendas políticas. Por ello, el compromiso y el desafío es hacer realidad en el Legislativo todo lo que se exigió en las calles, que es defender la democracia”, indicó.

En esa línea, el activista de Otra Izquierda es Posible, Beto Astorga, y aspirante a un curul por Comunidad Ciudadana, explicó que la principal acción que asumirá, de llegar al Legislativo, será impulsar “el respeto al voto del 21F”.

“En CC estamos jóvenes de buen perfil profesional, relacionados a la defensa del 21F, de los derechos humanos y esa lucha seguirá desde la Asamblea o las calles”, afirmó.

Los que no dieron el paso

No todos los miembros de las plataformas ciudadanas decidieron dar un salto a la arena política, varios resolvieron continuar con la lucha por el respeto al voto del 21F, por la democracia y la Constitución desde las calles, sostuvo María Cristina Soto, Coordinadora Nacional y Líder de Mujeres Fuertes Kuña Mbaretes.

“Simplemente seguimos con nuestro compromiso. Hay una agenda que cumplir, que contempla el respeto a la Constitución, a la democracia, al soberano, al 21F, los derechos humanos y los nuevos desafíos que trazamos en un congreso de activistas”, afirmó Soto, quien agregó que la migración de activistas al campo político “es parte del legítimo derecho” de todo ciudadano boliviano.

No obstante, activistas como Óscar Oki Paniagua, de la plataforma Movimiento 21F de Santa Cruz decidieron no ser parte de las listas porque apuntan a pugnar por un cargo en las elecciones subnacionales de marzo de 2020.

“UCS me invitó a ser primer diputado plurinominal por Santa Cruz, pero les recordé que mi compromiso es con Bolivia y con mi pueblo, Warnes. En 2020 voy a rescatar a Warnes de las manos del MAS, pues iré de candidato a alcalde”, anunció Paniagua.

Chichi Soto, quien reiteró que mantendrá su posición fiscalizadora y de defensa de la Constitución, expresó sus mejores deseos a los activistas que decidieron pasar de las calles a la arena política para llegar al Legislativo. “Les deseamos todo el éxito en el cauce de sus aspiraciones”, manifestó.

pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas