FmBolivia
Radio FmBolivia

Denuncia penal contra Del Castillo aviva fricciones al interior del MAS

34

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

“Indisciplinados”, así fueron calificados los diputados Ramiro Venegas y Freddy López por el senador Félix Ajpi. Ellos son integrantes de la bancada del MAS y reavivaron las fricciones al interior de ese partido, entre evistas y renovadores, está vez a causa de una denuncia penal que Venegas y López presentaron contra Eduardo del Castillo, ministro de Gobierno, y Jhonny Aguilera, comandante de la Policía Boliviana.

Ajpi recriminó la acción de sus compañeros que pusieron dicha demanda por resoluciones contrarias a la Constitución.

“Yo no voy a apoyar esa iniciativa, se llama una indisciplina política y esto tendríamos que haber tratado nosotros como legisladores allá en esa cámara y, por tanto, no estoy de acuerdo, aunque tengan tanta razón porque un político debe saber obrar dentro de su partido. Es una indisciplina, deben ser amigos de Camacho”, arremetió Ajpi.

Los aludidos aseguraron que no es posible consultar uno a uno a sus colegas de partido cuando se trata de denunciar casos de corrupción. Ambos informaron que recibieron la denuncia de forma anónima.

Según los denunciantes, 300 cadetes de la Academia Nacional de Policías fueron graduados y recibieron sus sables el 27 de enero como nuevos oficiales y los salarios que perciben debían correr a partir de ese día, pero a través de una resolución del ministro de Gobierno y el comandante de la Policía autorizaron el pago desde el 1 de enero.

Los diputados denunciaron que esos pagos se hicieron con retroactividad, es decir, cancelando por esos 27 días antes de recibir sus sables.

Pero la Fiscalía rechazó investigar ese caso. En el documento al que tuvo acceso Página Siete se lee: “La simple referencia del delito no reúne las condiciones que permitan instruir la fase de la investigación criminal, por tanto, el Ministerio Público no puede disponer la apertura de la investigación”. Las 17 páginas de argumentos fueron entregadas en menos de cuatro horas una vez hecha la denuncia, lo que para los diputados es una muestra del poder de Aguilera y Del Castillo.

Los demandantes apelaron la decisión fiscal argumentando que cualquier normativa se aplica “para lo venidero y no tendrá efecto retroactivo”. Agregaron que hay evidencias como las boletas de pago a los 300 efectivos, cada una de 3.400 bolivianos y los memorándums de incorporación y destino con fecha 31 de enero.

Venegas señaló que el “Presidente es el que evalúa el desempeño de los ministros, nosotros como servidores públicos tenemos que denunciar y fiscalizar. Nosotros creemos que la justicia está caminando mal y la prueba es que nos hayan desestimado en tiempo récord”.

Los diputados niegan que haya división al interior del MAS y exigieron resultados al ministro de Gobierno. “El pueblo necesita resultados y creo que el trabajo que está haciendo (Del Castillo) sólo es tapar con parches, tiene que haber un trabajo en consenso. No desmerecemos, pero con estos actos irregulares genera un daño económico”, dijo el diputado López. Acotó que “no hay división, el instrumento está fortalecido. Pero personas como autoridades con actos irregulares hacen quedar mal”.

Al respecto, el diputado opositor Alberto Astorga indicó que la guerra interna del MAS es evidente a la luz de las críticas que hace Evo Morales. “Hasta en reuniones de comisión se contradicen entre ellos y los diputados de Evo son los que quieren sacar al ministro de Gobierno a toda costa”, apuntó.

Del Castillo, el ministro al que Evo critica

Evo Morales observó el trabajo de Eduardo del Castillo en varias oportunidades. El líder cocalero indicó que no comparte con algunos ministros que alegan que en el MAS convergen distintas corrientes y les pidió formar su propio partido. Sin embargo, el ministro Del Castillo, integrante de Columna Sur (corriente al interior del MAS), dijo no sentirse aludido por esas aseveraciones.

Morales también criticó la campaña DinoFest (Di No al Delito) por aludir a la de Usaid que era Just Say No. Es más, Morales pidió a la población cuidarse del Ministerio de Gobierno y de la Policía, pues en ambas instituciones, aseguró, están infiltrados de DEA.

Aguilera, el comandante del gobierno de Luis Arce

El general Máximo Jhonny Aguilera Montecinos asumió el mando de la Policía en noviembre de 2020. Un año antes indicó que estuvieron “unos cuantos (policías)” en el motín.

Aguilera recordó que la Policía se rige bajo el lema: “Subordinación y constancia”. Con el paso del tiempo la entidad verde olivo fue cuestionada por hechos de corrupción y narcotráfico, principalmente.

En 2020, Evo Morales envió una carta al máximo jefe de la Policía en la que le solicitó que se le devuelva sus pertenecias que, dijo, le fueron sustraídas durante los allanamientos policiales realizados en noviembre de 2019, tras su renuncia a la Presidencia.

Fuente: Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas