Chuquisaca: efeméride con crisis en el turismo, su mayor industria

12

A 211 años de su grito libertario, Chuquisaca conmemora su efeméride este 25 de mayo viendo agonizar el turismo y con la preocupación de un sector que espera alzar el vuelo en, al menos, ocho meses a partir del levantamiento de la cuarentena. No obstante, empresarios advierten del inminente cierre de hasta un 80% de compañías turísticas si no se aplican políticas de apoyo.

“Estábamos en un proceso de recuperación después de varios eventos que marcaron una caída en el turismo. Sin embargo, cuando hemos entrado a la crisis por la Covid-19 el turismo se ha detenido por completo y ha sido una pérdida del 100% para todos los actores del rubro”, manifestó la presidenta regional de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo (Cainco), Mary Lizbeth Rojas.

Señaló que se trata de uno de los sectores que “menos posibilidades de recuperación tiene” frente a la crisis, con actores como las agencias de viajes agonizando desde mucho tiempo antes de que se declarase la cuarentena y el cierre de fronteras.

“En Chuquisaca tenemos entre un 70 y 80% de las empresas de rubros turísticos con miras a cerrar (…) Hay mucha preocupación. Hay que ver qué es lo que va a suceder después de la cuarentena, pero de momento no se han tomado medidas de apoyo y protección a un sector que, además, es súper sensible a cualquier tipo de problema”, apuntó Rojas.

Mientras tanto, algunos actores del rubro vierten sus esperanzas en el turismo nacional interno, que el año pasado representó el 70% del flujo turístico en la ciudad de Sucre. Según un informe estadístico del Gobierno Autónomo Departamental de Chuquisaca, el flujo de visitantes durante el 2019 en la capital fue de 153.101, de los cuales 107.137 eran nacionales y el resto, 45.964, extranjeros.

“Después de la cuarentena podría darse que la gente quiera viajar o unirse con la familia. El turismo nacional podría convertirse en un turismo interesante, pero eso es muy incierto, no sabemos cómo se va a manifestar la situación. Todo dependerá también de la coyuntura posterior a la crisis y de la recuperación de otros sectores para ver si van a disponer de recursos para viajar”, indicó Rojas.

Asimismo, estimó que el proceso de recuperación del sector turístico puede demorar, como mínimo, ocho meses hasta generar recursos.

“Por lo menos van a pasar ocho meses a partir de que se levante la cuarentena hasta que podamos retomar la actividad. No igual que antes, pero por lo menos para que haya algún tipo de movimiento”.

Según datos de la Gobernación en base a las encuestas realizadas junto al INE (Instituto Nacional de Estadísticas) a los turistas en 2018, el gasto promedio que realizan los bolivianos durante su permanencia en la ciudad de Sucre (en promedio 1,6 días) es de 505,9 bolivianos y el de los extranjeros de 697,8 bolivianos (permanencia promedio de 2,4 días).

Desde el comienzo de la pandemia la capital pierde alrededor de 448.487, casi medio millón de bolivianos diarios por la paralización del turismo.

“Al menos, el 5% de los ingresos a nivel departamental provienen del turismo”, sostuvo el secretario departamental de Cultura y Turismo de Chuquisaca, Marcial Barrientos, quien además declaró que se trata de uno de los tres sectores que involucra más empleo a nivel departamental.

“Ha sido el primero que ha paralizado sus actividades y va a ser uno de los últimos en recupe-rarse (…)”, aseguró, a tiempo de afirmar que las únicas visitas que recibe la ciudad en la actualidad son por negocio, reduciéndose en un 100% aquellas por motivo de turismo debido a las medidas preventivas contra el coronavirus.
El turismo es uno de los tres sectores que involucra más empleo a nivel departamental.

Políticas de reactivación

La Gobernación ha establecido criterios de actuación a nivel departamental para la recuperación del sector que “más afectado” está resultando por la crisis, aunque aún no se ha empezado a implementar ninguna medida.

“Hemos venido reuniéndonos con los diferentes actores del sector para confirmar algunas políticas de trabajo a nivel departamental. Posteriormente las haremos conocer al Gobierno para que también pueda implementar políticas a nivel nacional”, sostuvo Barrientos.

Según explicó, se han determinado tres fases de actuación a corto, mediano y largo plazo. El objetivo -dijo Barrientos- es empezar a trabajar en Sucre porque constituye “la base fundamental” para el desarrollo e impulso del turismo en los otros 28 municipios de Chuquisaca.

La primera fase es la “gestión de crisis y mitigación del impacto”: “En esta fase trabajaremos en el diseño y gestión de políticas fiscales abordables para el sector turístico, especialmente en los diferentes municipios”.

Explicó que, en coordinación con los municipios, se prevé capacitar a las Pymes en protocolos de bioseguridad, marketing digital y uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), así como en la seguridad sanitaria con el fin de inducir a los prestadores de servicios turísticos a la obtención de la certificación de calidad.

“Tras una reunión sectorial a nivel de los nueve Gobiernos Autónomos Departamentales hemos pedido al Ministerio de Turismo que recorran los feriados para tener fines de semana largos y fomentar el turismo interno. Ahora estamos esperando conocer la respuesta del Ministerio de Trabajo”, dijo Barrientos.

“También se ha solicitado que el Ministerio de Turismo promocione mediante las redes sociales los diferentes atractivos de cada uno de los departamentos”, añadió.

Para una segunda fase, denominada “suministros y estímulos sectoriales”, y que se estaría aplicando a partir de julio, se tiene previsto beneficios e incentivos a los prestadores de servicios turísticos, así como la planificación semanal de ferias gastronómicas, artesanales y turísticas.

“Además, se ha visto conveniente generar e implementar una nueva marca referida al turismo, impulsar el marketing y reforzar la promoción de las diferentes actividades a nivel de alcaldías y gobernación. Además de trabajar un plan turístico – cultural a nivel departamental en coordinación con la Cainco”, refirió Barrientos.

Y añadió: “Una vez consolidado con todos los actores, se va a mandar al Gobierno un plan de apoyo al empleo, que ya ha sido lanzado, pero que no está siendo dirigido al turismo, sino más bien al micro y pequeño empresario”.
Sucre pierde 448.487 bolivianos diarios.

Mientras que la tercera fase, que se empezaría a aplicar a partir de septiembre del próximo año, es “la preparación hacia el mañana”. Con ella se busca desarrollar políticas de fomento a la cultura empresarial del sector turístico, incentivar y asesorar a los emprendedores a partir del otorgamiento de capital semilla, así como invertir en infraestructuras turísticas sustentables como las ciclovías.

“Queremos también trabajar en una normativa a nivel departamental y de los municipios para empezarnos a normar. Muchos prestadores de servicios tributan formalmente tanto al municipio como a nivel nacional y no obtienen ningún beneficio, mientras que los negocios informales lo hacen sin pagar ni un peso”, apostilló Barrientos.

Sucre sin turistas ni estudiantes

“Sucre vive de la vida estudiantil”, aseveró el secretario departamental de Cultura y Turismo de Chuquisaca, Marcial Barrientos. Sin embargo, desde que la prestigiosa Universidad San Francisco Xavier decidiera acatar la cuarentena parcial, el pasado 19 de marzo, los estudiantes también empezaron a abandonar la capital.

“El 99% de los estudiantes ha vuelto a sus regiones o municipios de origen”, indicó Barrientos.

Destacó que si bien el turismo es el sector más perjudicado por la pandemia del coronavirus, también hay que tomar en cuenta el movimiento económico que generan los estudiantes en la ciudad, que es de “entre un 15 y un 20%”.

Es decir, que su presencia coadyuva de manera importante a la dinámica económica de la capital.

Esto se traduce en la masiva presencia de pequeños y medianos negocios instalados en inmediaciones de las facultades, tales como fotocopiadoras, internets, cafeterías o snacks, todos ellos cerrados y sin ganancias en la actualidad.
Advierten que un 80% de compañías turísticas podrían cerrar.

Asimismo, y pese a que los estudiantes no pagan impuestos, inyectan un importante ingreso económico a la ciudad mediante el pago de alquileres, anticréticos, servicios básicos, transporte, alimentación, consumo en tiendas de barrio, distracción o atención en salud.

En esta ciudad las pensiones para estudiantes a precios económicos son muy comunes. Y representan un negocio que ahora está parado.

A la vez estos jóvenes se convierten en una fuerza laboral importante en diferentes rubros.

Sobre los turistas

Turistas Alrededor de 153.000 turistas llegaron a Sucre en 2019, según datos del Gobierno Autónomo Departamental de Chuquisaca. El 70% fueron visitantes nacionales y el otro 30% extranjeros. Se advierte que este año la cifra será mucho menor.
Cuarentena El pasado 10 de mayo, la Gobernación amplío la cuarentena total en Chuquisaca hasta fin de mes para prevenir la propagación del coronavirus.
Pérdidas Desde que comenzó la pandemia, Sucre pierde diariamente casi medio millón de bolivianos (448.487) por la paralización del sector del turismo.

Pagina Siete

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More