FmBolivia
Radio FmBolivia

Reestructuración policial empieza en Santa Cruz

6

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

La reestructuración de la Policía Boliviana empieza en la Departamental de Santa Cruz, las disposición ministerial implica la baja definitiva del excoronel Gonzalo J. Medina y el excapitán Fernando Moreira.

Ambos exoficiales de Policía, tras ser sometido a audiencia de medidas cautelares, fueron remitidos al penal de Palamasola con detención preventiva.

“Ellos trataron de destruir la imputación formal, hacer anular su declaración y hacer anular la resolución fiscal de aprehensión indicando que se han vulnerado sus derechos y garantías”, manifestó el fiscal Marco Arze antes de la audiencia, replicaron reportes noticiosos desde Santa Cruz.

REESTRUCTURACIÓN

Entretanto, las disposiciones legales y administrativas emitidas por el Ministerio de Gobierno señalan la ampliación de las investigaciones a los exdirectores de Interpol – Bolivia de las gestiones 2014 al 2018, una nueva orden de destinos, declaración jurada. Las acciones tomadas buscan sanear la institución.

Las medidas administrativas, sustentadas en las atribuciones legales y la Constitución Política del Estado (CPE) conferidas a esa Cartera de Estado, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, anunció ayer medidas para reestructuración de todas las unidades del Comando Departamental de Santa Cruz, así como de las otras direcciones de dependencia nacional en ese departamento.

Las disposiciones administrativas señalan la rotación de todo el personal destinado a la ciudad de Santa Cruz, el criterio para la rotación en un nuevo cambio de destinos tiene que ver con la permanencia mayor a cuatro años.

“Significa esto que el Comando General de la Policía Boliviana debe elaborar una nueva orden de destinos reubicando a todo el personal policial de la guarnición de Santa Cruz que se encuentre con una temporalidad igual o mayor a lis cuatro años”, puntualizó el ministro Romero.

En horas de la mañana esta medida fue anunciada por el Comandante General de la Policía Boliviana, general Vladimir Calderón, durante una conferencia de prensa junto al Estado Mayor Policial, inicialmente dispuesta para efectivo de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen. Determinación que fue ampliada a todo contingente de efectivo en Santa Cruz.

Seguida a la baja definitiva del ahora excoronel Gonzalo Medina Sánchez y el capitán Fernando Moreira Morón, “así como la baja definitiva de todos los efectivos policiales que resulten involucrados en actos delictivos”, además de ampliación de la denuncia administrativa y penal contra los presuntos implicados coronel DESP Erick Holguín D., teniente Wilder Romero L. y la sargento II Fati Janeth Arispe Ch. y los “directores nacionales de Interpol y de la departamental Santa Cruz, de las gestiones del 2014 , 2015, 2016, 2017 y 2018 al 2018, que omitieron la orden de captura internacional de Pedro Montenegro Paz.

Una nueva medida administrativa dispuesta ayer en el paquete de acciones instruidas por el Ministerio de Gobierno, establece que, a partir de la fecha, incorporar una declaración jurada de vínculos familiares y de afinidad hasta el cuarto grado de consanguineidad y segundo de afinidad a través de la Dirección Nacional de Personal de la Policía Boliviana en el fail personal de los funcionarios policiales.

Las medidas de seguridad establecen también la implementación de la “prueba del polígrafo” a los jefes de todas las unidades policiales y de manera aleatoria a todos los efectivos de la misma unidad.

El ministro Romero exhortó a los efectivos de la Policía Boliviana, asumir cada una de las disposiciones emitidas con responsabilidad, y coadyuvar en las tareas de esclarecer esos hechos de corrupción que han terminado por lacerar la dignidad e institucionalidad de la institución del Orden.

“Estas son las determinaciones que estamos tomando en la línea que siempre ha caracterizado al Ministro de Gobierno, de actuar con transparencia con prontitud. En la línea también de garantizar la imparcialidad en las investigaciones y en la línea de sentar un precedente categórico en la guarnición policial de Santa Cruz por estar profundamente afectada en el caso Montenegro y por haber manchado la honorabilidad de la institución policial”, puntualizó el ministro Carlos Romero.

Bajo estos lineamientos, el Titular de Gobierno ofreció toda información que contribuya con las investigaciones en el caso Montenegro y delitos conexos.

HOMOLOGACIÓN

La Resolución Ministerial emitida ayer homologa todas las determinaciones y la hoja de recomendaciones aprobadas ayer por el Estado Mayor de Coordinación de la Policía Boliviana.

El comandante general, Vladimir Calederón, tras reiterar que prefiere “quedarse con 100 policías honrados” advirtió que los malos funcionarios serán puestos a disposición del Ministerio Público, y no serán requeridos los policías que no estén dispuestos a cumplir con su labor.

En el marco de la remoción de todo el personal del Comando Departamental de Santa Cruz, Calderón anunció el envío de un nuevo contingente de policías a esa ciudad, los mismos estarían capacitados y “depurados” para luchar contra la corrupción.

AUDITORÍA INTERNACIONAL

Dentro las estrategias de depuración policial, el Comandante anunció la contratación de auditores externos para investigar el trabajo que realizó la Interpol desde hacer cuatro años atrás, mencionó que con esta medida se espera identificar dónde falló la cadena de mando y los mecanismos de seguridad que permitieron que Montenegro no sea deportado al Brasil.

De igual forma anunció el fortalecimiento de las inspectorías departamentales, inicialmente la de Santa Cruz, tarea designada al Inspector General de la Policía, general Jhonny Coronel.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas