Instalan consultorios en bloque que era usado como sala de té

1

Consultorios y una unidad de psicooncología se instalaron desde ayer en el bloque de Oncología del Hospital de Clínicas que era usado como sala de té y vestidor de médicos. Este espacio, que fue edificado hace cinco años gracias a una donación del Bloque Inti, abrió sus puertas para recibir a los pacientes con cáncer.

“Este bloque antes estaba cerrado porque no era funcional para lo que se planificó -la internación de los pacientes- por la misma arquitectura, por eso hace poco se habilitó un vestidor y sala de enseñanza para los médicos. Sin embargo, ante los reclamos de los benefactores de la construcción de este espacio, se le dio funcionalidad y ahora ya se habilitaron los dos últimos pisos”, dijo ayer a Página Siete la jefa de la Unidad de Radioterapia, Lilian Zamuriano.

El área de psicooncología se instaló en el tercer nivel. “Contábamos con el especialista, pero lastimosamente no había un espacio especial para el profesional. Él a veces estaba en un consultorio incómodo, el cual debía compartir con otros oncólogos. Tenía que acomodarse”, dijo.

Ahora se habilitó esa unidad para que el profesional no peregrine buscando un consultorio vacío. “Con esta área, ahora se implementará un proyecto que integrará a todas las especialidades de oncología”, explicó.

Para la presidenta de la Asociación de Pacientes con Cáncer, Rosario Calle, es muy importante contar con este espacio. “Nos sentimos contentas porque por fin el doctor a cargo de la unidad tendrá un espacio donde podrá charlar con los pacientes y abordar sobre esta enfermedad”.

Calle contó que como antes no se contaba con ese espacio, el profesional atendía a los pacientes en diferentes salas. “Es muy importante la conversación con este especialista especialmente cuando un paciente se entera que tiene cáncer, porque uno cree que se morirá y se comienza a deprimir”, sostuvo.

Indicó que por falta de un espacio, los oncólogos no derivaban a los pacientes al psicooncólogo.

Zamuriano aceptó que no existía una buena integración con esa especialidad, pero en adelante los pacientes también tendrán una valoración psicooncológica. “No sólo se realizarán interconsultas con ese profesional, sino también con los médicos especializados en cuidados paliativos, quienes estarán en el mismo ambiente. Ellos deben seguir al paciente en todo el proceso de la atención, porque en todo momento sufren de dolor oncológico”, aseguró.

Antonia lamentó que cuando se enteró que sufría cáncer de cuello uterino no pudo conversar sobre este tema con un profesional. “Yo no sabía que existía”, dijo y recordó que cuando supo que padecía este mal, hasta pensó en “dejar de existir”. Aseguró que fue muy difícil sobreponerse a toda esa enfermedad, sin embargo está en ese camino.

Ayer cuando se enteró que se habilitó un espacio para psicologíaoncológica, Antonia se puso contenta y aseguró que buscará al profesional.

En el segundo piso del bloque se instalaron dos consultorios para oncología clínica y radioterapia.

En el espacio también se acondicionó una pequeña sala de espera. Pero aún falta señalética. El primer piso se quedará como sala de internación de varones.

En febrero de este año, Página Siete informó que este bloque estaba cerrado con candado. En el interior se instaló la sala de té de los médicos. Este hecho fue denunciado por los miembros de la agrupación Bloque Inti, que logró la construcción de este espacio con aportes de fraternos.

El edificio, ubicado en la parte trasera de la Unidad de Emergencias del Hospital de Clínicas, fue entregado el 24 de abril de 2014. Se construyó con la idea de que en el primer piso se realicen cirugías menores y en el segundo y tercer piso se habiliten camas para la internación de pacientes. Pero, la infraestructura estaba cerrada cinco años.

“Cuánto me alegra, que por fin se habilite el espacio”, dijo el representante del Bloque Inti, Ramiro Durán.

Pagina Siete.