Demandan mejoras en escuelas

1

Cientos de padres de familia del macrodistrito Periférica protagonizaron una marcha de protesta en demanda de mejoras en la distribución del desayuno escolar y la infraestructura educativa. Ante la negativa de poder hablar con el alcalde Luis Revilla atacaron el edificio consistorial con tomates y piedras, acción que fue reprimida por las fuerzas del orden.

Los padres de familia llegaron hasta la Alcaldía y exigieron hablar con el alcalde Luis Revilla, ante la negativa decidieron atacar el frontis del edificio con tomates y piedras, acción que fue reprimida por la Policía con el uso de gases lacrimógenos.

“Es intolerable, cuando el Alcalde asumió el cargo prometió muchas cosas para la zona, pero ahora se niega a atendernos; nuestros hijos están desamparados”, dijo Raúl Ríos, presidente de la Junta Escolar de la unidad educativa “Flora Pérez de Saavedra”.

Los padres de familia llegaron hasta las puertas de la Alcaldía paceña, para manifestar sus demandas, pero la movilización se tornó violenta cuando se les negó una audiencia con el Alcalde, razón por la cual tuvo que intervenir la Policía para resguardar el edificio edil.

La protesta estuvo acompañada por petardos y estribillos en contra de Revilla; la molestia llegó a tal grado que los efectivos de la UTOP tuvieron que intervenir para resguardar los predios ediles.

Los padres de familia –dijo– hace tiempo solicitaron cámaras de vigilancia para las unidades educativas y no recibieron ninguna respuesta, hecho que atenta contra la seguridad de los niños.

También denunció que los estudiantes reciben el desayuno escolar en “mal estado”, al extremo que el martes pasado les entregaron huevos duros en descomposición, lo que podía ocasionarles infecciones estomacales.

“Son niños entre cuatro y 12 años de edad a los que se les está vulnerando su seguridad, su salud y su derecho al estudio en buenas condiciones”, acotó.

Pidió a las autoridades municipales cumplir con sus responsabilidades en el ámbito educativo, ya que es evidente el “abandono” de las unidades educativas.

La semana pasada, los padres de familia de la Red 306 del macrodistrito de la Periférica bloquearon calles y las salidas a la región de los Yungas, demandando a las autoridades de la Alcaldía el mantenimiento de al menos 10 infraestructuras educativas, como la construcción de muros perimetrales, baterías de baños, construcción de más aulas, dotación de mobiliario, reposición de vidrios, puertas, ventanas, además de mejorar los patios.

“Desde el año pasado, hemos venido pidiendo atención a nuestras demandas de muros, aulas, mobiliario, son diez unidades educativas es por eso que estamos cerrado la ruta a la Periférica hasta la terminal Minasa”, dijo Hernán Calcina, dirigente de los padres de familia.

El grupo de padres de familia de las unidades educativas de la Periférica advirtieron con mantener sus protestas en varios puntos de la ciudad hasta que sus demandas sean atendidas.

COMUNICADO

Entretanto, desde la Secretaría Municipal de Educación se emitió un comunicado en el que se compromete que la Alcaldía visitará a las juntas escolares para reiterar el cronograma de trabajo que fue acordado con anterioridad.

“Hay mucha desinformación, no entendemos las razones de estas movilizaciones, tomando en cuenta que nuestra Dirección de Educación visitó las unidades educativas la semana pasada e informó los tiempos y cronogramas de trabajo que están previstos justamente para esta gestión, donde los padres están de acuerdo con esta información. Pero si tenemos que volver a informarlos, lo vamos a hacer con todo gusto”, dijo Cuellar.

El Diario.