Te mostramos en 90 segundos como operan los ‘jukus’ o ladrones de mineral

EL DEBER recorrió la zona que divide Oruro y Potosí, donde deambulan los ‘jukus’ (ladrones de mineral) y mandan los ‘coyotes’ o también conocidos como reclutadores, gente que forma bandas de 20 o 30 personas, unidas por una mezcla de ambición, necesidad y falta de trabajo. Están listos para dejarse atrapar por los túneles clandestinos que han construido para robar estaño, mineral que tiene un precio de $us 20 el kilo en el mercado.

Para participar del robo, estos ladrones deben pagar hasta $us 300 al ‘coyote’ el hombre que les ofrece el negocio y que les facilita las claves para que puedan operar dentro de la mina sin ser detectados. Estos les dan claves para que no levanten sospechas con los demás mineros.

El Deber

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más