Seis obras estrenadas en los Sudamericanos están abandonadas y sin uso

7

Seis campos deportivos estrenados hace 10 meses, en los XI Juegos Suramericanos, están abandonados, sin equipamiento y sin uso. Estas obras –Centro Acuático, Complejo de Raquetbol y Squash, Estadio de Atletismo, Pabellón de Gimnasia, Circuito de BMX y Patinódromo– costaron más de 200 millones de bolivianos a la Alcaldía de Cochabamba.

“De estas seis infraestructuras, lamentablemente, ninguna está funcionando. Desde mayo del año pasado, la Alcaldía no compra el equipamiento necesario ni contrata al personal. Todo este tiempo han estado, y están, cerrados estos centros deportivos”, sostuvo el concejal Sergio Rodríguez (MAS).

Durante los Juegos Suramericanos de Cochabamba, que se llevaron a cabo del 26 de mayo al 8 de junio de 2018, esas obras fueron elogiadas por sus características de nivel internacional. Los seis campos deportivos fueron construidos con una inversión edil de 200 millones de bolivianos, el 66% de los 300 millones que el Gobierno Municipal de Cochabamba destinó a obras para el evento.

Del monto total, la Alcaldía adeuda 130 millones de bolivianos a una entidad financiera por concepto de un préstamo pagadero a 10 años con una tasa de interés anual de 5,5%. También debe pagar a las empresas constructoras cerca de 35 millones de bolivianos.

Campos deportivos sin uso

Página Siete visitó cinco de los seis centros deportivos del municipio. En esa inspección, realizada junto con el concejal Rodríguez, se evidenció que las obras están abandonadas y sin uso.

El Estadio de Atletismo, ubicado en la zona Sur, está cerrado con candado. Un muro perimetral bordea la infraestructura; y a su alrededor hay escombros, maleza y tubos en desuso que le dan la apariencia de un basural.

Este estadio fue construido con una inversión de 52 millones de bolivianos. Tiene dos pistas reglamentarias: una, al aire libre, es de 400 metros con ocho carriles para las pruebas de velocidad. La otra pista, cubierta, es de 200 metros y por sus características es considerada “única” en la región.
El Centro Acuático, cercado por calaminas.

El Centro Acuático fue edificado en predios del parque Mariscal Santa Cruz, en la zona de La Chimba, con una inversión de 80 millones de bolivianos. Consta de tres piscinas: una olímpica de 50 metros, otra para clavados y la última para calentamiento.

El centro hoy está completamente está cerrado y, según los vecinos de la zona, no ha sido usado después de los juegos. Una improvisada pared de calamina y una malla de fierro rodean la infraestructura, mientras los pastizales alcanzan el metro de altura.

Hace unas semanas, un reporte televisivo de Red Uno constató que el centro estaba abandonado, que no había personal y que las piscinas no tenían mantenimiento.
Las instalaciones desiertas del Complejo de Ráquetbol.
Fotos: María Mena / Página Siete

El Complejo de Raquetbol y Squash, ubicado en la avenida Melchor Pérez de la Llajta, demandó una inversión municipal de cuatro millones de bolivianos.

El día de la visita, el complejo tiene las puertas abiertas, pero sus instalaciones no están habilitadas al público. Sólo dos deportistas practican para el Open Bolivia que se desarrollará del 27 al 31 de este mes. Las demás canchas (17 en total) están vacías y sucias, al igual que los baños.

“Tristemente, todo este tiempo (desde que concluyeron los Suramericanos) estos ambientes han estado cerrados. Ahora nos abren sólo para que entrenamos para el torneo internacional”, confirmó el raquetbolista Luis Vargas.
El Pabellón de Gimnasia, desierto y sin mantenimiento.

El Pabellón de Gimnasia, ubicado en la zona de La Chimba, se construyó con más de 34 millones de bolivianos. Con capacidad para 1.500 espectadores, esta obra tiene espacios para gimnasia artística y rítmica; además de palcos, gabinete médico, salas VIP, camerinos, almacén y baños. Fue usada a medias en los juegos porque se entregó con retraso.

Hoy la estructura está rodeada de escombros. Las graderías y el piso del ambiente central están desiertos y sucios mientras las demás salas permanecen bajo llave.

El Circuito de BMX (Bicicross), en La Tamborada también está cerrado y sin uso. Este recinto cotó más de ocho millones de bolivianos.

De estas grandes obras ediles construidas para los Sudamericanos hay una que aún no ha sido concluida y menos entregada. Se trata del Patinódromo, o pista de carreras para patinadores, que costó 21 millones de bolivianos.

Según el director de la Secretaría de Deportes de la Alcaldía de Cochabamba, Sergio López, la demora en la entrega de esa infraestructura se debe a problemas legales con la constructora.

“Es un tema legal que está en la instancia jurídica. Hay una recisión del contrato. Se está viendo la manera de solucionar para que no haya un prejuicio a la ciudadanía”, afirmó López. No obstante, aún no hay fecha prevista para la conclusión de la obra.

La constructora Compañía Americana cobró el 70% de los 21 millones de bolivianos presupuestados. Sin embargo, no concluyó la construcción en el tiempo previsto y las multas ya superaban el 30% restante; por lo que se rescindió el contrato.
Patinódromo Municipal está cerrado e inconcluso desde hace 10 meses.
Fotos: María Mena/ Página Siete

Ubicado en la zona de Coña Coña, el Patinódromo permanece bajo candado y sin cuidador alguno. Es imposible entrar a la pista, pero a través de las rejas se puede observar el descuido: hay maleza, escombros y basura por todo lado.
Escombros y basura en los predios del Estadio de Atletismo.

Obras y deudas de la Alcaldía de Cochabamba para los Juegos Suramericanos 2018

Estadio de Atletismo Fue construido por la Alcaldía de Cochabamba con una inversión que superó los 52, 4 millones de bolivianos.
Centro Acuático Demandó una inversión de 80,3 millones de bolivianos. Consta de tres piscinas e instalaciones de primer nivel.
Complejo de Raquetbol y Squash La reconstrucción de estos recintos costó 4,3 millones de bolivianos.
Pabellón de Gimnasia Ubicado en la zona de La Chimba, se construyó con 34,1 millones de bolivianos. En los Suramericanos fue usado a medias por retrasos en la entrega.
Circuito de BMX El circuito de BMX demandó una inversión edil de 8,6 millones de bolivianos.
Patinódromo Este escenario tuvo una inversión de 21 millones de bolivianos pero aún no entrega; ni siquiera está concluido, debido a conflictos legales con la constructora.
Inversión Los seis campos costaron 200 millones de bolivianos, el 66% de los 300 millones que la Alcaldía destinó a obras para los Suramericanos.
Deudas Del monto total, la Alcaldía adeuda 130 millones de bolivianos a una entidad financiera y cerca de 35 millones de bolivianos a constructoras.

La Alcaldía prevé abrir centros en abril

A partir del mes de abril, los centros deportivos ediles serán habilitados al público y a los deportistas, aseguró el director de Deportes de la Alcaldía de Cochabamba, Sergio López. Descartó de esa previsión al Patinódromo, cuya entrega demorará.

La autoridad municipal admitió que las obras deportivas no volvieron a funcionar desde que concluyeron los Juegos Suramericanos. Son la excepción el Complejo de Ráquetbol y Squash y el Estadio de Atletismo, donde –sostuvo– los jugadores entrenan, esporádicamente, para torneos nacionales e internacionales.

“Es muy importante y necesaria la aprobación en el Concejo Municipal de la Ley de Deportes; porque esta norma brindará herramientas para una mejor administración y manejo de los centros deportivos”, sostuvo López.

Esta norma edil permitirá definir los criterios del precio de entrada y del impulso a los deportistas. De acuerdo al director, promoverá también la labor de las escuelas y centros deportivos. “Además de otras cuestiones, como el número de personal y los entrenadores que se harán cargo de cada espacio municipal”.

El concejal Sergio Rodríguez (foto) adelantó que mañana martes el pleno del legislativo municipal tratará el proyecto de Ley del Deporte. Puntualizó, sin embargo, que esa norma no es una herramienta imprescindible para el funcionamiento de los centros ya que la Alcaldía tiene tuición en la administración de todas las obras. “Este martes se va aprobar una nueva Ley del Deporte. Para mí es una excusa del Ejecutivo pedir la ley porque luego vendrá su reglamentación y va demorar meses”, afirmó.

Respecto a los recursos para los servicios básicos y la contratación de personal para los centros ediles, Rodríguez dijo que en septiembre de 2018 el Concejo Municipal aprobó 18 millones de bolivianos.

El concejal propuso que se contrate a los medallistas y deportistas destacados para que trabajen como entrenadores en los centros. “Se necesita al menos a 100 personas entre profesores, porteros, de limpieza y administrativos”.

Pagina Siete.