FmBolivia
Radio FmBolivia

Salud, trabajo y capital, lo que piden los paceños al Ekeko

21

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Por la pandemia de la covid, este año, muchos paceños pidieron salud y trabajo al Ekeko. Por eso -al mediodía de ayer- se volcaron a la feria de la Alasita para comprar billetitos que representan el capital de un nuevo emprendimiento, además de certificados en miniatura de salud y trabajo.

“La gente está buscando más salud”, dijo ayer Maria Virginia, una de las decanas de la tradicional feria que arrancó ayer en el Parque Urbano Central (PUC).

“Tenemos en miniatura el juego completo: la prueba Covid-19 con resultado negativo, el seguro social, el certificado de buena salud, el carnet de vacunación, el certificado médico, el tratamiento y el seguro de vida con cobertura nacional”, aseguró la artesana, mientras exhibía el pequeño fólder con todos los documentos. El precio era de cinco bolivianos.

El alcalde de La Paz, Iván Arias, coincidió con este pedido. “(Le pido al Ekeko) mucha salud porque eso nos permitirá reactivar la economía, además de generar empleos y esperanza”, declaró ayer luego de dejar su oficina para unirse a la fiesta de la miniatura con billetitos, una chuspa, wayruros y un hospital municipal en miniatura.

La feria de la Alasita se inició ayer y será una con más duración porque se extenderá por siete semanas, casi el doble de tiempo en comparación con las gestiones pasadas.

La tradición manda comprar al mediodía miniaturas que representan todos los deseos o sueños que las personas anhelan que se hagan realidad.
Ciudadanos ofrendan billetitos ante la estatua del Ekeko.

“Tenemos el millón de dólares (a sólo 25 bolivianos) que sirven para emprender un viaje, abrir nuevo negocio, comprar un auto o adquirir la casa”, dijo Cristina Flores, otra de las comerciantes.

Este monto se encontraba envuelto en un “mini” aguayo que también tenía un herraje que permite “jalar” la plata, el sapito de la buena suerte, el wayruru contra las maldiciones, el gusanito para la protección, la olla de la abundancia para que nunca falte nada en el hogar y la “casita” que sirve de cobijo.

Fidela Mamani, una de las compradores, explicó que cada 24 de enero, al inicio de la feria, la gente busca fortuna. En un claro ejemplo de sincretismo con la cultura china, la mujer portaba un tigre dorado de 50 centímetros de largo. “Hay que comprarse billetitos para que todo el año nos vaya bien en el negocio. Desde que he adquirido éstos (animales del horóscopo chino) siempre me va bien. Los ch’allo al mediodía y siempre consigo mucho progreso” dijo.

Este año, para evitar el contagio entre los asistentes a la feria, se suspendió la tradicional inauguración a la que asistía el Alcalde e invitados del Gobierno nacional. En cambio, ayer se entregó una ofrenda a los pies del Ekeko en la puerta principal que da a la avenida del Ejército.

Luego, los artesanos hicieron reventar fuegos artificiales en forma de cañones, cargados de billetes de miniatura que salieron despedidos al cielo.

Compromisos

Esta feria se lleva adelante tras el compromiso de los artesanos de contar con las dos dosis de la vacuna contra la covid, la desinfección diaria de todos los espacios, el uso de alcohol en gel en cada uno de los puestos y el uso obligatorio de los barbijos. Se instalaron -además- puestos de inmunización.

Para evitar aglomeraciones en la Alasita se instalaron ferias en todas las zonas de la ciudad, dijo el secretario municipal de Culturas, Rodney Miranda. “Se habilitaron en diferentes plazas e iglesias para evitar la aglomeración de la gente en el centro de La Paz, en San Francisco o en San Pedro”, dijo el funcionario.

Las avenidas Simón Bolívar y la del Ejército, que unen Miraflores con el centro de la ciudad, no se cerraron como sucedía en años pasados.

Los ingresos

Ciudad La Alcaldía habilitó cuatro puertas que están en la parte superior del Campo Ferial del Bicentenario, ubicadas en la avenida Simón Bolívar y la calle Wenceslao Argandoña. Éstas fueron señaladas para el ingreso a la feria de la Alasita, mientras que las otras tres que están en la parte inferior, en la Av. del Ejército, servirán como salida única de los visitantes. De esta forma, los organizadores buscan que los transeúntes puedan caminar en un solo sentido y se eviten aglomeraciones.
Control Se dispusieron los “fiscales por la vida”, formados por dirigentes y 50 efectivos de seguridad privada.

Fuente: Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas