Sonia y María fueron asesinadas por sus esposos, ya suman 116 feminicidios

6

Horas antes de Navidad, Sonia y María fueron asesinadas por sus esposos. En el primer caso, registrado en el Chapare, la víctima fue golpeada y quemada por Amadeo M., quien salió hace unos días de la cárcel. En el segundo hecho, María fue asfixiada por su pareja Franklin en la ciudad de El Alto.

Con los dos asesinatos, desde enero hasta el 23 de diciembre, la cifra de feminicidios se eleva a 116 en todo el país, según un registro elaborado por Página Siete. Las víctimas dejaron al menos 122 niños en la orfandad.

La Paz lidera la lista con 36 feminicidios, Cochabamba con 25, Santa Cruz con 22, Oruro con 19, Potosí con nueve, Tarija con seis, Beni con cuatro , Pando con dos y Chuquisaca con dos, de acuerdo con el registro elaborado por este medio.

Prendió fuego a su esposa

En los últimos momentos de agonía, Sonia M., de 24 años, contó a su mamá Santusa Achata y al personal de salud del hospital de Ivirgarzama que fue golpeada y atacada por su esposo, Amadeo M., de 34 años. Relató que el agresor le roció con gasolina y le prendió fuego. El hombre había salido días antes de la cárcel luego de cumplir una condena de cuatro años de prisión por el delito de narcotráfico.

En el municipio de Ivirgarzama -como en todo el trópico cochabambino- no hay Policía, los familiares de la víctima agarraron al agresor. Lo trasladaron con sus medios a la ciudad de Cochabamba para que las autoridades puedan detenerlo.

“Cuando llegué donde ellos, primero pregunté a mi yerno ¿qué había pasado? Y él me respondió: ‘preguntale pues a tu hija’. Luego le consulté a ella y me dijo: ‘Me pegó con puñetes y patadas, grave me pegó. Me metió debajo de la cama, ahí me roció con gasolina y me prendió fuego’”, contó ayer Santusa Achata, madre de la joven, a efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv).

En medio de llanto, Achata relató que el hecho sucedió el domingo, pero por falta de policías en el municipio recién ayer la familia presentó la denuncia en la oficina central.

“Mi hija normal estaba hablando, pese a las quemaduras. Me contó todo y me dijo que su esposo también quería quemar a sus hijos. Quería matar a todos, más bien mis nietos se escaparon”, acotó la mujer.

Según el relato del padre de la víctima, Donato Mamani, la pareja convivía desde hace más de cuatro años. Tenía dos niños, uno de cuatro y otro de dos años, quienes ahora quedaron huérfanos de madre

Mamani contó que él se enteró de lo sucedido porque la dueña de casa de la pareja acudió a su vivienda para alertarle. “Vino y me dijo: ‘Tú yerno le prendió fuego a tu hija y le echó agua para apagar las llamas’. Por eso corrimos a ayudarle”, sostuvo.

La madre de la víctima aseguró que cuando llegaron a la casa no encontraron a Sonia, sólo hallaron el catre, las frazadas y ropa en cenizas. “Mi hija había estado en el cuarto de la dueña de casa. Estaba toda quemada, desde su cabeza, su cuerpo, todo”, añadió.

Según las investigaciones preliminares de la Felcv de Cochabamba, este hecho se habría suscitado después de que la pareja fue a beber el sábado y sostuvo una discusión. Al punto que el domingo por la mañana él la golpeó y luego la quemó.

Mamani explicó que como no había Policía en el Chapare llamaron al intendente de la Alcaldía, quien solicitó una ambulancia para trasladar a la víctima al hospital de Ivirgarzama. Allí el personal de salud informó que Sonia estaba muy grave y que no contaban con medicamentos para su tratamiento.

Cuando los médicos preguntaron a Sonia qué le pasó, ella repitió la misma versión. Cuando la joven era trasladada a Cochabamba, falleció en Shinahota . “Los doctores nos indicaron que ya estaba muerta, por lo que volvimos a Ivirgarzama”, sostuvo la madre de la víctima.

La Intendencia edil detuvo al principal acusado de la agresión de Sonia. “Cuando he denunciado a la Central (del trópico) me han dicho: ‘déjalo así y seguí con el entierro’ (…) No puedo, quiero justicia”, aseguró Santusa.

El acusado negó la autoría del crimen. “Tengo testigos, yo no hice nada, ella es la que me quiso quemar y me echó con gasolina”, declaró Amadeo en un breve contacto con medios locales.

Según la directora de la Felcv de Cochabamba, Rocío Rivas, el imputado fue aprehendido, acusado de feminicidio. Por la tarde se llevó a cabo su audiencia cautelar y fue enviado preventivamente a la cárcel de El Abra.

El crimen de María

En la ciudad de El Alto, María C. fue asfixiada ayer por su pareja Francklin F. El acusado ya fue aprehendido.

“Presuntamente el agresor habría asfixiado a su pareja. El caso aún está en investigación”, informó la directora de Niñez, Género y Atención Social de la Alcaldía alteña, Arminda Duck. Añadió que el hecho se habría registrado en la zona Cosmos 79 del distrito 3 de la urbe de El Alto.

La funcionaria contó que el caso ya fue derivado a la Fiscal Natividad Castro, quien presentará la imputación formal.

En un inicio se creía que la mujer falleció por una enfermedad crónica, pero esa hipótesis fue descartada por la autopsia que establece como la causa de la muerte la asfixia mecánica por estrangulamiento.

“El supuesto autor ya está aprehendido y se seguirá el caso”, añadió Duck.

Registro 2019

Dolor Desde enero hasta el lunes 23 de diciembre, 116 mujeres fueron asesinadas por sus esposos, exparejas, familiares, amigos y novios, según un registro elaborado por Página Siete.
Departamentos La Paz registra el mayor número de casos con 36. Le siguen Cochabamba con 25, Santa Cruz con 21, Oruro con 10, Potosí con nueve, Tarija con siete, Beni con cuatro, Pando con dos y Chuquisaca con dos, según un recuento de este medio.

Pagina Siete.