La Fiscalía amplía la pesquisa por sedición contra Javier Zavaleta y Gustavo Torrico

4

La investigación por terrorismo y sedición que está abierta contra el expresidente Evo Morales y el exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana se ampliará al extitular de Defensa Javier Zavaleta y al asambleísta departamental y operador del Movimiento Al Socialismo (MAS) Gustavo Torrico.

El fiscal del caso, Marcos Villa, confirmó la determinación y señaló que ambas personas ya fueron notificadas para que se presenten a declarar el martes.

Los delitos por los que se los investiga son: sedición, terrorismo y financiamiento al terrorismo. En el mismo caso está involucrado el exministro de la Presidencia, contra quien pesa una orden de aprehensión, la cual no se puede ejecutar porque Quintana está asilado en la Embajada de México, en La Paz.

Después de las elecciones del 20 de octubre y antes de la renuncia de Evo Morales a la Presidencia, tanto Zavaleta como Torrico hicieron declaraciones públicas que fueron calificadas como alentadoras a la violencia.

Tres noches antes de la dimisión de Morales, hubo una reunión en el nuevo Palacio, a la que asistieron Zavaleta y otras autoridades con el fin de evaluar lo que estaba pasando en el país. Horas antes hubo enfrentamientos en pleno centro paceño y en la ciudad de Cochabamba se habían registrado personas muertas y decenas de heridos.

Al salir de ese encuentro de emergencia, Zavaleta habló con la prensa, justificó el uso de explosivos. Consultado sobre el uso de dinamita en las protestas de afines al gobierno del MAS, el entonces ministro manifestó que “el problema es de dónde viene la provocación” y aseguró que los estudiantes “no son pacíficos”. Pidió a un grupo de periodistas “que se ubiquen”.

Finalmente, advirtió que Bolivia está a “un paso de contar muertos por docenas”.

Días antes, el asambleísta Torrico fue entrevistado en la radio Patria Nueva, conversaban sobre los bloqueos de los ciudadanos que pedían que las elecciones sean anuladas por un presunto fraude que después se confirmó. Entre los manifestantes, una gran mayoría eran jóvenes.

Torrico se dirigió a las madres de familia y les advirtió: “No sé cuántas están dispuestas a sacrificar a sus hijos, llevarse ese dolor tan criminal que es el sentir la muerte de tu hijo”. Esa declaración fue duramente criticada por la gente que salía a las calles.

El fiscal Villa aclaró que además de las declaraciones públicas de los investigados, también hay otros elementos que los implican, pero evitó revelarlos para no afectar las investigaciones.

Sobre Zavaleta se conoce que está asilado en la Embajada de México, el fiscal señaló que sigue en territorio nacional, pero en caso de que no esté, se activará las gestiones con la Cancillería.

Embajada de México en alerta

El Gobierno mexicano denunció que hay una “presencia excesiva de personal de servicios de Inteligencia y de seguridad bolivianos que vigilan tanto la residencia como la Embajada de México”, desde el 11 de noviembre.

En ese marco, México llamó a que se respete las obligaciones del Estado boliviano respecto del artículo 22 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, el cual señala que los locales de una misión son inviolables.

“México confía en que se respetarán la inviolabilidad de los inmuebles diplomáticos y se llevarán a cabo las medidas correspondientes para garantizar el resguardo y la protección de la integridad física del edificio de la Misión Diplomática tanto interior como exterior, así como de los agentes diplomáticos acreditados, en cumplimiento a los compromisos internacionales de los que forma parte”, agrega el comunicado enviado por la embajada.

Pagina Siete.