FmBolivia
Radio FmBolivia

Inversión gubernamental para área rural no va con la realidad

8

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Ante el anuncio del Gobierno de invertir 300 millones de dólares para potenciar la producción agropecuaria en el territorio nacional, el investigador y docente de la Universidad Mayor de San Andrés Lucio Tito dijo que ese monto no va con la realidad del área rural y los recursos a distribuir son inferiores a un estudio que realizaron hace cinco años.


El pasado 18 de noviembre, en el aniversario del Beni, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales Atila, informó que se contempla, a través del Proyecto de Alianzas Rurales III (PAR III), la implementación de acciones estratégicas para reactivar la economía del sector agropecuario del país.
“En ocasión de participar de una sesión especial organizada por autoridades ediles del municipio de Santa Rosa de Yacuma en el departamento del Beni, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras dio a conocer que la cartera de Estado a su cargo tiene proyectada la inversión de 300 millones de dólares, con el objetivo de fortalecer la producción agropecuaria de municipios rurales de Bolivia, a través del PAR III, que fue aprobado por el Gobierno Nacional”, señala una nota de prensa de la entidad ministerial.


Informó que este financiamiento viabilizará 200 millones para la parte productiva y 100 millones de dólares para infraestructura caminera y así contar con vías para trasladar y comercializar su producción a diferentes mercados.
Estudio
Durante los últimos 14 años, el anterior gobierno entregó maquinaría, proyectos rurales, financiamiento a través del Fondo de Desarrollo Indígena y Campesino (Fondioc) y en el camino se denunció corrupción en la entidad estatal, por más de 1.000 millones de bolivianos, que a la fecha se desconoce su paradero. Se entregaron alrededor de 3.000 tractores, pero a la fecha se desconoce los resultados de la mecanización del campo, y ahora nuevamente se va por el camino de entrega de maquinaría agrícola, sin conocer resultados.


En lo que respecta a la inversión en el área rural, Tito informó que hasta el año 2015 se contaba con un estudio de la cooperación internacional, y a través de un informe se estableció que durante 24 años y sumando todas las intervenciones económicas al sector rural y agropecuario y contemplando un escenario de población rural campesino del 32 % del total nacional (unos 3,6 millones de habitantes), a cada habitante debería llegar alrededor de 5.000 dólares.


Tito lamentó que el proyecto no tuvo éxito y un apoyo efectivo, y señaló que incluso sumando todas las inversiones económicas y dividiendo entre el número de habitantes rurales, hubiese sido mejor dar a cada persona 5.000 dólares, para mejorar la calidad de vida.


Explicó que del monto total que se destina a la productividad, no va el 100 %, ya que se cubre gastos de logística, pago al personal, y otros trámites administrativos, que si no es bien manejado prácticamente no beneficia en nada al productor primario en campo.


Hizo el ejercicio de que el monto anunciado por el ministro se dividirá en una población estimada del 29 % rural, a cada habitante tocaría 90 dólares, por todo el trámite administrativo y los gastos corrientes, por ello, opina que sería mejor entregar efectivo, pero como es crédito de organismos internacionales, no se puede entregar recursos.


Tito explicó que si se invierte 1.000 dólares por familia y se estima unas 900.000 familias, los recursos que se requieren ascienden a 900 millones, este ejercicio hizo el programa Criar II, pero lamentablemente de estos mil las instituciones gastan en salarios, trámites administrativos, y se reduce la inversión.
“Por eso tiene que ser territorial y efectivizar la llegada de los recursos para apoyar al productor”, apuntó.

Desarrollo Rural
Asimismo, Tito aclara que el desarrollo rural implica apoyar a cada familia con insumos agropecuarios, educación, servicios básicos, accesibilidad tecnológica, infraestructura productiva, mercados internos y externos, seguridad jurídica y, de esta manera, también se evitaría la migración campo ciudad.


“En Bolivia hay 19 zonas diferenciadas por vocación productiva”, identificadas por gestiones anteriores, pero al parecer no se los toma en cuenta, reflexionó.


En sus declaraciones del pasado 18 de noviembre, Gonzales dio a conocer que, a través de este financiamiento, se podrá fortalecer y potenciar la producción y comercialización de productos para fortalecer al sector agropecuario de municipios de los departamentos del Beni y del norte de La Paz, específicamente.

Fuente: El Diario

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas