Afines al MAS advierten con usar chicote para defender a Evo Morales

4

Con chicotes, hondas y palos, miles de integrantes de organizaciones sociales afines al MAS tomaron las calles del centro de La Paz para defender la votación que favorece al binomio presidencial, Evo Morales y Álvaro García Linera. Denunciaron un golpe de Estado contra el Gobierno actual y advirtieron con usar chicote para defender a su líder.

“¡Evo no está solo, carajo!”, gritaban los simpatizantes del MAS. En algunos casos, cuando escuchaban un silbido en contra, se daban la vuelta y mostraban desafiantes palos y hondas.

Los manifestantes se concentraron a mediodía en un cabildo en la plaza San Francisco y definieron al menos siete medidas. “Presenciamos un artero intento de golpe de Estado gestado incluso antes de las elecciones del 20 de octubre y fue denunciado oportunamente. Ahora es ejecutado por grupos violentos dirigidos por el candidato opositor Carlos Mesa”, sostuvo ayer el ejecutivo de la Central Obrera Departamental de La Paz, Hugo Torres.

Varios de los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) y el Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam) establecieron en una de sus conclusiones que la oposición y algunos denominados comités cívicos hacen campaña “para atentar contra la democracia y deslegitimar las elecciones presidenciales”.

Jesús Vera, quien se postuló como candidato a diputado uninominal por el MAS, llamó “usar el chicote si es necesario para defender el proceso de cambio”. “No vamos a retroceder compañeros y vamos a defender al presidente Evo Morales”, dijo.
Militantes del MAS tomaron las calles.
Foto:Freddy Barragán / Página Siete

En otra de sus conclusiones, los militantes indicaron que es “innegable triunfo político conseguido por Morales y fue gracias al apoyo consciente de los trabajadores de las ciudades y el campo, a las juntas de vecinos de los barrios populares, a los sindicatos obreros y a las comunidades campesinas de todo el país”.

Como otra de sus resoluciones, los movimientos sociales rechazaron la toma violenta y quema de las infraestructuras de los tribunales departamentales.

En el cabildo, como otra de sus conclusiones, los asistentes responsabilizaron a Carlos Mesa por cualquier hecho de violencia. “Este candidato perdedor se ha dedicado a promover la violencia en todos los actos públicos donde asistió, promoviendo el odio, la discriminación y el racismo entre hermanos bolivianos”, dice el documento de resoluciones.

Otra de sus conclusiones es la defensa del proceso de cambio. “Si es necesario con nuestras vidas”, dijo uno de los dirigentes. En el mitin, los simpatizantes del MAS resolvieron que esta elección es su “cuarta victoria consecutiva. “Esto nos ratifica como base social en la lucha”.

Representantes de la COB y el Conalcam manifestaron que se constituirán en firmes vigilantes de la voluntad popular expresada en las urnas y condenaron las acciones violentas de partidos políticos, comités cívicos y otras organizaciones de la extrema derecha.

Funcionarios públicos indican que son obligados a asistir a protestas

Funcionarios públicos de ministerios de Economía, Salud, Energías y Comunicación, además de Entel y la ASFI denunciaron que son obligados a participar en las movilizaciones convocadas por el Movimiento Al Socialismo (MAS) para “defender el resultado de las elecciones electorales a favor del binomio del partido de Gobierno.

Con la voz entrecortada, una funcionaria pública contó a Página Siete que son “convocados a vestir ropa deportiva para asistir a las protestas a favor del MAS”. “Nos obligan para que vayamos a las manifestaciones y para que nosotros nos pongamos frente a los otros grupos que protestan contra el Gobierno”, dijo.

Otro servidor público contó que fueron obligados a quedarse frente a la manifestación que se instaló en las puertas del hotel Real Plaza, donde se realiza el cómputo de votos de las elecciones presidenciales. “Teníamos mucho miedo”, comentó. Lamentó que sean utilizados como “carne de cañón” en un momento de crisis política.

Ayer, varios funcionarios públicos denunciaron que tenían la instrucción de asistir a la concentración del MAS en la plaza Mayor de San Francisco sin ningún distintivo de la entidad en que trabajen.

“Cuando sea la hora del almuerzo saldremos”, dijo ayer un funcionario que trabaja en el Palacio de Comunicaciones.

En este edificio funcionan diferentes reparticiones gubernamentales, como ministerios y viceministerios. Los servidores públicos trabajaron de forma normal en la mañana, pero denunciaron que al mediodía debían asistir al cabildo. “Nos dijeron que ‘se tomará en cuenta nuestra participación’”, añadió otro de los trabajadores.

Pagina Siete.