Denuncian que “infiltrados” lanzaban dinamitas a vecinos

Vecinos de zonas próximas a Villa El Carmen de la ciudad de La Paz, donde ayer se produjo un nuevo enfrentamiento entre efectivos policiales y productores de coca de la facción de Armin Lluta, que pretenden recuperar la sede de la institución que fue entregada por el Gobierno a Christian Alanes, denunciaron que infiltrados custodiados por policías lanzaron dinamitas a sus viviendas.


El martes, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, afirmó que reconocen a Arnold Alanes como presidente de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) e indicó que se autorizó el traslado del mercado de Kalajahuira a Villa Fátima.
Ese extremo fue rechazado por los productores de coca que pertenecen al grupo de Lluta y aseguraron que no dejarán que el Gobierno irrumpa su asociación.


En ese marco, conformaron un grupo de autodefensa y la tarde de ayer una contundente marcha llegó a la sede cocalera y terminó en una fuerte gasificación por parte de la Policía. Las granadas de gas ingresaron incluso a casas particulares.


“Es la gente de ustedes, están lanzando dinamitas a su lado y no han hecho nada. El de chamarra negra ha lanzado una dinamita, a mi esposa casi le parte el brazo, cómo la Policía vestidos de civiles van a estar haciendo eso. Los mismos policías son, están vestidos de civiles, sino cómo no le agarran, son ellos los que lanzan y después van a decir que los cocaleros han molestado a los vecinos, mentira, son los mismos policías los que nos están molestando a los vecinos”, reclamaron varios vecinos a los policías que estaban en la zona Natividad.


En otras imágenes difundidas por FmBolivia se observa cómo un policía es ayudado a caminar por otros dos efectivos y asegura que le llegó una dinamita a los pies. En el lugar se pudo observar también que algunos cocaleros movían los contenedores de basura para protegerse.
Luego de más de una hora de enfrentamientos, FM Bolivia mostró en una transmisión a un joven sangrando en una pierna. Quienes lo acompañaron dijeron que fue herido por la Policía.


El saldo del duro enfrentamiento fue de al menos cinco civiles y un policía herido, 33 personas arrestadas y la afectación con gas lacrimógeno a niños que se encontraban en sus domicilios.


Desde las cero horas del lunes, un grupo de cocaleros intervino violentamente el mercado de Adepcoca, en Villa Fátima, requisó el lugar y presuntamente tomó como rehenes a los cocaleros que se encontraban allí y que apoyan a Lluta.


Según los seguidores de Lluta, el grupo de la dirigente Elena Flores tuvo secuestradas a varias personas dentro de los galpones, en complicidad de los efectivos policiales, que ejecutaron el operativo al mando del subcomandante de la Policía de La Paz, Fernando Romero, que les impedía el paso para recuperar sus oficinas.


Los policías detuvieron a 11 personas del grupo que sigue a Lluta, reprimieron al resto de los cocaleros para dispersarlos de la zona y pusieron vigilancia en el mercado para impedir que ingresen al mercado.


El comandante departamental, Augusto Ruso, manifestó que los cocaleros comenzaron la arremetida usando dinamita contra las fuerzas del orden. También se reportó que al menos dos efectivos resultaron lesionados.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más