Destrozos, heridos y gasificados el saldo del conflicto: Alanes y Machicado anuncian más marchas para el jueves

A las 15.00 de este martes se reinició el enfrentamiento entre efectivos policiales y cocaleros. El saldo fue destrozos en las instalaciones de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), dos policías heridos, varias personas afectadas por la gasificación, entre ellas una mujer embarazada, y varios daños a las viviendas de la zona de Villa Fátima de la ciudad de La Paz. Los dirigentes de las dos Adepcoca, Freddy Machicado y Arnold Alanes, anunciaron más movilizaciones para el jueves.

“Nosotros vamos a mantener estas medidas de presión, ya vamos a ir masificando para el día jueves, tenemos una convocatoria con la totalidad de nuestros socios para ya de una vez definir esta situación”, dijo hoy el presidente de Adepcoca, Freddy Machicado.

Asimismo, pidió al Gobierno Nacional que “ya no sean negligentes”, toda vez que ya son varias semanas que persiste el conflicto y no pueden darle una solución. Pide que se cumpla la normativa y se cierre el mercado paralelo de la coca.

Un día antes, Alanes también anunció una movilización pacífica para el próximo jueves, previo a eso, dijo que se realizará una asamblea con sus afiliados.

Enfrentamientos

En esta jornada, los enfrentamientos no se dieron en exteriores del mercado paralelo de Villa El Carmen, como ocurrió el lunes, sino en Villa Fátima. Los cocaleros del sector tradicional lanzaban cachorros de dinamita y los policías respondían con gases lacrimógenos.

Posteriormente, la Policía incurrió en una serie de abusos contra la población que fueron denunciados por los propios vecinos y la Defensoría del Pueblo.

En un incidente, se vio a dos policías rociar con gas pimienta a un grupo de vecinos en Villa Fátima, entre ellas a una mujer embarazada y a una adulta mayor. El hecho sucedió a unos metros del mercado de Adepcoca.

“Retírense, retírense ya de una vez, fuera ya, fuera ya, fuera señora” fueron las palabras de los uniformados cuando hicieron uso del agente químico.

“Me han gasificado yo estoy embarazada, solo estamos pidiendo paz, aquí tengo a mi hijito le hemos dicho que se vayan, me han gasificado yo estoy mal, ahí está mi hijo han visto ustedes como nos han gasificado”, expresó la mujer afectada, mientras señalaba a una vivienda donde se encontraría su hijo.

Luego, los policías procedieron a revisar las pertenencias de personas que estaban como transeúntes en Villa Fátima, amedrentaron a comerciantes con ingresar a negocios particulares por si ocultaban a manifestantes.

Los enfrentamientos se desataron después de que explotaron dinamitas cerca a los policías.

La Policía informó que dos policías fueron heridos a causa de los ataques con explosivos por parte de los manifestantes.

“Producto del hecho, 2 servidores policiales resultaron heridos por ‘esquirlas’ adosadas a la dinamita, siendo trasladados inmediatamente al Hospital Obrero, bajo el siguiente diagnóstico: 1. Herida de notoria gravedad contuso cortante en la cadera derecha, con la incrustación de una esquirla metálica circular en la región glútea. 2. TEC moderado y lesión en el ojo izquierdo por cuerpo extraño”, señala el informe policial publicado en redes sociales.

Los vecinos reiteraron una y otra vez su pedido del cese a la violencia, pues los más afectados son los niños, las mujeres y los ancianos.
Página Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más