Pacientes con cáncer exponen su realidad en primera cumbre

2

Representantes de ocho departamentos del país exponen sus demandas y realidades que enfrentan en su lucha contra el cáncer.

Sucre.- Con una marcha en la plaza 25 de Mayo de la ciudad de Sucre, Chuquisaca, comenzó ayer, la primera Cumbre de Personas con Cáncer y Familiares de Bolivia, en el que enfermos de diferentes departamentos del país exponen sus demandas y las realidades que enfrentan en su lucha contra esta enfermedad.

La secretaria de Hacienda de la Asociación de Pacientes con Cáncer de La Paz, Andrea Flores, dijo que el evento, denominado “Bolivia Libre de Cáncer” tiene el objetivo de analizar la realidad de las personas con cáncer y familiares de las diferentes regiones del territorio, además de establecer propuestas para la incorporación en la reglamentación de la Ley del Cáncer, que fue sancionada por la Cámara de Senadores y remitida para su promulgación al Ejecutivo.

Flores exhortó que los resultados que surjan de la Cumbre serán vitales para la reglamentación de la Ley del Cáncer.

A Betty le diagnosticaron cáncer de cuello uterino en 2015, tuvo que prestarse dinero para cumplir sus tratamientos y ese mismo año, logró vencer la enfermedad y decidió formar parte de la Asociación de Personas con Cáncer, Familiares y Voluntarios, que hoy celebrará su primera cumbre en Sucre.

La Primera Cumbre del Paciente con Cáncer y sus Familiares tiene el objetivo de conocer las necesidades de los pacientes que enfrentan esta enfermedad y con ello, plantear propuestas para su incorporación en la reglamentación de la Ley del Cáncer, que ya fue aprobada por la Cámara de Senadores y remitida para su promulgación al Ejecutivo.

Betty conoce de estas necesidades, las vivió en 2015, cuando le diagnosticaron cáncer de cuello uterino tras un examen de colposcopía. En agosto de ese año, comenzó su tratamiento, se realizó 25 sesiones de radioterapia, seis quimioterapias y una braquiterapia, recuerda aún con precisión, pues para cumplir con lo diagnosticado tuvo que recurrir a préstamos. No podía darse por vencida por su familia e hijos, uno de ellos con poco más de un año.

A fines de 2015 concluyó su tratamiento y ese mismo año se incorporó a la Asociación de Personas con Cáncer, Familiares y Voluntarios y actualmente representa a los pacientes con cáncer de El Alto. Esta y otras experiencias de vida se compartirán desde hoy en la capital.