Médicos piden al Gobierno dejar de hacer política y atender demandas

2

En el quinto día de paro general indefinido, el presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Henry Montero, pidió ayer que la ministra de Salud, Gabriela Montaño, deje de hacer campaña electoral y se enfoque en atender las demandas del sector de salud.

“El quinto día que continuamos en las calles pidiendo salud para el pueblo, respeto a la institucionalización de los profesionales y que no exista discriminación, mientras que la Ministra continúa haciendo su campaña electoral repartiendo cajas vacías en los hospitales”, afirmó Montero.

Las declaraciones de Montero se realizaron tras el acto en el que participaron el presidente Evo Morales, la Ministra Montaño y otras autoridades para dotar ítems, equipamiento y medicamentos en Potosí.

Por su parte, la defensora del pueblo Nadia Cruz, indicó ayer que no se debe parar los servicios de salud, dejando pendientes cirugías, consultas y especialidades. Mencionó que pueden producirse las protestas y movilizaciones, pero no se puede dejar sin atención médica a la población.

En este contexto, el presidente del colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, también pidió que se deje de hacer política con la salud y planteó que se asuman acciones oportunas para responder a las demandas del sector salud.

Indicó que la Defensora del Pueblo tendría que mediar el conflicto entre médicos y Gobierno, para poder tener una pronta solución al problema.

Asimismo, refirió que la medida fue convocada por el Consejo Nacional de Salud (Conasa) y el Comité de Salud, los cuales anoche se encontraban reunidos en Santa Cruz, para analizar si es que se dan nuevas medidas de presión. Hasta el momento el paro indefinido se mantiene en pie.

Por su parte el secretario ejecutivo del Sindicato de Trabajadores de la Caja Nacional de Salud (Casegural), Javier Ramos, indicó que se sector continuará con su pedido de renuncia de Juan Carlos Meneses, por malos manejos de la Caja Nacional de Salud (CNS). Esto debido que según el sector, este último habría incurrido en corrupción y malos manejos en la institución.

También manifestaron su rechazo a la Ley 1189, debido a que muchos de los hospitales planificados no tendrían registros de población asegurada, en dichas localidades, como exige el Código de Seguridad Social.