Luis Arce habla del “mal” momento del gas y no ve necesario modificar tipo de cambio

El presidente Luis Arce sostuvo que “estamos muy mal en exportación de gas” y aseguró que no ve necesario, a menos que el ministro de Economía diga otra cosa, modificar el tipo de cambio.

Arce, en una entrevista que concedió a Radio San Gabriel Bolivia, se refirió, entre otros temas, a cómo recibió el gobierno cuando asumió en 2020, la guerra entre Rusia y Ucrania, y al tipo de cambio fijo.

El mandatario sostuvo que el año pasado Bolivia tuvo, luego de muchos años, un superávit en balanza comercial, ello pese a que “estamos muy mal en exportación de gas”.

“Es decir, estamos exportando más de lo que estamos importando. ¿Eso qué quiere decir? Y eso que nosotros estamos muy mal en exportación de gas al Brasil y Argentina, porque no tenemos la cantidad suficiente, por lo que ha ocurrido en los últimos años, y en ese momento los minerales no estaban reaccionando como ahora, pero lo que sí ha reaccionado de manera muy importante ha sido la exportación de productos manufacturados”, aseguró.

Arce manifestó que las exportaciones empezaron a fortalecer las reservas internacionales y, por ende, se empezó a afianzar la economía nacional, por lo que no ve necesario modificar el tipo de cambio.

“Por lo tanto, empezamos a exportar y esa exportación empieza a fortalecer las reservas internacionales, empieza a fortalecer la economía nacional, y bueno no ha sido y no va a ser necesario, desde mi punto de vista, modificar el tipo de cambio. A no ser que nuestro ministro de Economía nos pueda decir si hay algún elemento ahí, pero por lo que yo particularmente veo no veo necesario de modificar el tipo de cambio”, dijo.

El mandatario expresó que Bolivia no está en una situación delicada, peligrosa. “Por el contrario, estamos teniendo superávit en la balanza comercial, estamos teniendo crecimiento económico. Estamos disminuyendo el desempleo, estamos reduciendo la pobreza, estamos reduciendo la brecha entre ricos y pobres”.

Arce, en la entrevista, también contó cómo recibió el gobierno de la administración de su antecesora Jeanine Añez.

La autoridad comentó que la de Añez fue “una gestión desastrosa” económicamente para Bolivia. “No había recursos y estábamos muy endeudados. Se había contratado deuda del propio Banco Central y de organismos internacionales so pretexto de la pandemia y habían redireccionado todos los créditos y varios programas que teníamos antes del golpe de Estado”, aseguró.

Arce indicó que aquello significaba “que el país estaba en una situación crítica, económicamente hablando”. “Por supuesto, haciendo el diagnóstico de cómo estaban los recursos, había algunos sueldos impagos, algunos servicios que no se habían pagado, había unas deudas enormes que se tenían en el Estado y claramente teníamos que enfrentar inmediatamente la pandemia”, adicionó.

Arce contó la anécdota en la que recuerda haber entrado al despacho presidencial y que cuando pidió con qué escribir, no había ni un bolígrafo para el presidente.

“Nosotros sabíamos que estaba mal la situación, pero no esperábamos tal catastrófica situación cuando evidentemente ya nos toca conducir, yo recuerdo que cuando entré al despacho pedí un bolígrafo, no había ni un bolígrafo para el presidente en ese momento. Eran situaciones muy delicadas que poco a poco felizmente hemos ido superando en función al trabajo que se ha hecho”, aseguró.

El jefe de Estado concluyó respecto al tema que su gobierno volvió a poner en funcionamiento al llamado modelo económico social comunitario productivo “que ha beneficiado durante tantos años al país”.
2020
es el año
en el que Luis Arce asumió la presidencia del país en representación del MAS.
“Yo recuerdo que cuando entré al
despacho pedí un bolígrafo, no había ni un bolígrafo para el presidente
en ese momento”.
Luis Arce, presidente

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más