FmBolivia
Radio FmBolivia

Monopolio de grúas y garajes

57

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Los accidentes de tránsito, por lo general son frecuentes en rutas provinciales, carreteras interdepartamentales, entre otras vías de alto tráfico, donde la entidad policial es la que se encarga de convocar a las empresas que tiene grúas para el remolque del motorizado.

Uno de los representantes del sector de los transportistas Armando Bustillos Aparicio dio a conocer que su sector poco o nada puede hacer cuando uno de sus afiliados enfrenta uno de los percances y debe ser remolcado por grúas a garajes ubicados en la ciudad de El Alto o en La Paz. “No podemos reclamar, ni a quién quejarnos, porque sabemos que una vez que el vehículo es remolcado, eso es otra tarifa, fuera de los gastos que debe uno pagar por el accidente de tránsito que no es todo Soat. No queda otra que pagar en esos garajes, porque si no jamás sacas tu carro”, lamentó.

Solo en la ciudad de La Paz existen siete empresas privadas de garajes y grúas y en El Alto más de tres, quienes coordinan con la entidad de investigación de accidentes como es Tránsito, cuando se trata del “rescate” de los motorizados siniestrados.

Entre las empresas que acuden al remolque de los motorizados y que luego del pago de más de Bs 300 por al traslado y Bs 50 por cada día que es guardado el vehículo se encuentran: Tony Motor, Suntura, Senkata El Alto y Chiri El Alto. Las empresas La Paceña, Jhonny Card y El Tiempo sólo ofrecen garajes para los vehículos siniestrados, fuera de los otros seis garajes verificados en la avenida Libertador, donde se evidenció que esos garajes ya cuentan con grúas y que tampoco otorgan facturas.

Una de las empresas que se inició con el monopolio de este servicio fue “Chiri”, como fue identificado por los conductores de transporte público en la ruta a las provincias y sobre todo los Yungas. “Sus costos son los más altos y nadie los controla, los de Tránsito se callan y dicen que es un servicio privado que solo coadyuva para el traslado del vehículo, pero como en los casos de los heridos, son los funcionarios de Tránsito quienes trasladan a dónde él tiene alguna relación, no es dónde el conductor conoce o pueda tener referencia y si uno opina es peor, por eso que nadie hace nada contra ese abuso”, explicó Marcelino Angulo, representante del sector de transporte interprovincial.

Entre los casos que recibieron como denuncia de uno de sus afiliados es cuando por un vuelco de vehículo y remolque, el chofer tuvo que cancelar Bs 5.000 dólares por su rescate, “aunque antes pidió una rebaja es por eso que otros conductores ya no quieren hacer sacar su carro de barrancos, por lo caro que es ese servicio”, recordó.

Las colisiones en las rutas siguen, aunque sin saldos tan fatales, y aún los remolques rescatan a los carros que sufren percances en la vía. A los choferes, como Marcelino Angulo, no les queda otra alternativa que acudir a los servicios de alguna de estas cuatro empresas. Y para evitar posibles represalias, no dan a conocer su identidad porque nadie más es capaz de cumplir con esta obligación.

Desde el 2011 los reclamos y demandas por regularizar este tipo de “rescate y remolque” de motorizados fue una demanda, pero a la fecha quienes enfrentan mucho más dichos costos irregulares, sin la entrega de facturas ni recibos ahora son los conductores de transporte privado.

Este documento indica que los autos accidentados en la ciudad deben pagar entre 160 y 400 bolivianos por el servicio de grúas. El costo depende del lugar donde haya ocurrido el siniestro.

Un acuerdo escrito que manejan los choferes, para las carreteras están habilitadas las empresas Chiri y Senkata, quienes realizan cobros de 1.500 y 4.000 bolivianos por servicio.

Edwin García, secretario de Conflictos de la Federación de Choferes de La Paz, informó que en las rutas fuera de la ciudad y dentro de ella no se respetan estos acuerdos y que las grúas cobran más allá de lo acordado en este documento, fuera del remolque de motorizados está el depósito de vehículos, en garajes particulares donde el costo es irregular y sin factura.

“En vano es quejarse a Tránsito, porque él no tiene ningún convenio con garajes y estas empresas son particulares. No tenemos una norma que les regule, es por eso que terminamos transando sobre la oferta y la demanda”, indicó García.

No les faltan argumentos. Sin embargo, el documento que los choferes concertaron con Tránsito y los operadores de estos servicios deja con las manos atadas a los conductores porque establece que Tránsito respeta el carácter privativo de los propietarios de garajes y grúas. Casi una cuadra más allá del Puente Bolivia se encuentra la oficina de la empresa Chiri, donde los vecinos conocen sobre el “negocio” que genera la familia gracias a los constantes hechos de tránsito y los servicios coordinados con la instancia policial.

Se establece que la empresa Chiri, sería una de las únicas que entrega factura, a diferencia de otros garajes ubicados sobre todo en la ciudad de La Paz, sector Sopocachi y próximos a Obrajes.

Esta escala de tarifas de garajes indica que por los carros pequeños o livianos se debe pagar 50 bolivianos.

Los omnibuses, camiones y carros de mayor tonelaje están obligados a pagar 60 bolivianos.

Para García los choferes de servicio público y privado, fuera de sufrir un accidente, los conductores deben enfrentar estos “cobros arbitrarios”. Igual que en el caso de las grúas, los choferes no pueden quejarse ante ninguna institución pública. En la oficina de Servicios Viales tampoco hay mayores luces sobre este tema y se limitan a decir que “son acuerdos de partes y supuestamente entre privados”.

El Diario

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas