FmBolivia
Radio FmBolivia

Cerca de 2.000 hectáreas de coca se eliminan hasta mayo y la meta anual aún está lejos

30

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Desde que el Gobierno nacional inició en marzo de este año su plan para la erradicación de cultivos excedentarios de hoja de coca de la gestión 2022, ya se han erradicado cerca de 1.800 hectáreas de un total de 10.000 que se debe eliminar hasta fin de año. Analistas y especialistas ven que el ritmo aún está lento.

El viceministro de Defensa Social, Jaime Mamani, explicó que la cantidad de coca erradicada se encuentra en La Paz, en la zona de los Yungas, y Cochabamba, en región del Chapare. En tanto en Santa Cruz, las acciones de erradicación sobrepasaron las 170 hectáreas, especialmente en Yapacaní y la provincia Ichilo.

La autoridad también precisó que la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (Unodc) ya tomó las imágenes de satélite para establecer el área de cultivos excedentes y anunció que en estos días los especialistas deben realizar el trabajo de campo para corroborar los datos. Con esa información, el organismo internacional debe presentar el reporte anual de la coca que se presentará entre julio y agosto.

El general Augusto Antonio García, comandante de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) explicó que para este año la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) del Chapare tiene previsto enfocar su trabajo en las áreas protegidas Carrasco, Amboró, Isiboro Sécure y la reserva forestal Choré, donde se registraron plantaciones ilegales.

En 2021, la FTC detectó 432,6 hectáreas de coca ilegal en el parque nacional Amboró, una de las reservas naturales más importantes de Santa Cruz. Las plantaciones fueron eliminadas, pero el resultado de esa labor se verá en el informe de la Unodc.

En 2020, la cantidad de coca que reportó el monitoreo de las Naciones Unidas fue de 29.400 hectáreas y un año antes se hallaron 25.500. Las cifras preliminares para 2021 señalan un incremento por encima de las 30.000 hectáreas, incluyendo afectaciones en parques nacionales y áreas protegidas del país. Pero esa cifra será corroborada “en el terreno”, insistió Mamani.

En cuanto a los indicadores de reducción de cocales, en 2019 llegó a 9.205 hectáreas, mientras que en 2020 solo alcanzó a 2.177 hectáreas y el bajo rendimiento se lo atribuyó a la emergencia sanitaria del Covid-19, por autoridades del gobierno transitorio.

Según la Ley General de la Coca, están permitidas 22.000 hectáreas de coca legal en todo el país, pero para el informe de la Unodc señaló que en todo el territorio nacional existían un excedente de 7.400 hectáreas.

Proceso lento

Para el diputado por Comunidad Ciudadana (CC) y exministro de Gobierno, Saúl Lara, mucho tiene que ver la voluntad política para que se desarrollen las tareas de erradicación de los cultivos de coca y a la luz de los datos observa “un desfase” en las tareas de eliminación de la coca ilegal.

“Está claro que hay un desfase porque si han programado 10.000 hectáreas (para su erradicación) y (recién) estamos en el quinto mes del año, no hay duda de que se trata de un desfase y una demora que se podría revertir, pero esperemos que (la demora) no sea por falta de recursos”, aseveró Lara.

Sumado a esto, prosiguió, las erradicaciones en tiempo de lluvia son lentas debido a las condiciones climatológicas sobre todo en el trópico de Cochabamba y también se tiene que evaluar si se cuenta con el número adecuado de conscriptos, dependientes de las Fuerzas Armadas que vienen a ser la “fuerza de tarea” en la erradicación de coca.

A su vez, Franklin Alcaraz, especialista en asuntos de seguridad y prevención de drogodependencias, recordó que no es la primera vez que el Gobierno nacional promete erradicar más de 10.000 hectáreas de la hoja de coca en un año, y por eso no importa cuánto vayan a erradicar en este año porque al final no se alcanzan las cifras prometidas.

“Esto significa que las tareas de erradicación que lleva adelante el Gobierno no son efectivas, así que no interesa si después de cinco meses se han erradicado casi 2.000 hectáreas porque al final cuando salgan las nuevas cifras, producto del monitoreo que hace la Unodc, nos vamos a encontrar con que la erradicación efectiva de coca excedente había sido de 3.000 hectáreas, nada más”, dijo.

Además, considera que el Gobierno tiene la capacidad de “manipular cifras como lo sabe hacer” y, remarcó, seguramente se van a acercar en algo a las 10.000 hectáreas. “Si fuera verdad esa erradicación habría, en este momento, cero coca en el país”. La coca excedente, especialmente la que se cultiva en zonas no autorizadas, se desvía para la producción de cocaína.
El Deber

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas