China confirmó el hallazgo de restos humanos en la zona del accidente de la aeronave de China Eastern Airlines

67

Las autoridades dijeron haber encontrado 183 piezas del avión, incluidas partes del motor, elementos de la cabina y 21 objetos pertenecientes a las víctimas.

Las autoridades de China han confirmado este jueves el hallazgo de restos humanos en el lugar en el que el lunes se estrelló un avión de la aerolínea China Eastern Airlines con más de 130 personas a bordo, sin que por ahora hayan facilitado un balance de víctimas.

Tres días después del accidente, las autoridades dijeron que habían encontrado 183 piezas del avión, incluidas partes del motor y elementos de la cabina, 21 objetos pertenecientes a las víctimas y algunos restos humanos. La emisora estatal CCTV mostró imágenes de trabajadores en una pendiente desnuda tratando de desalojar una sección de ala blanca con el logotipo rojo y azul de China Eastern.

El jefe de los Bomberos en la región autónoma de Guangxi Zhuang, Zeng Xi, ha indicado que parte del fuselaje y los restos humanos recuperados en la zona, situada en el sur del país asiático, han sido entregados a los equipos de investigación, según ha recogido la agencia china de noticias Xinhua.

Asimismo, el jefe de la oficina de Seguridad Aérea de la Administración de Aviación Civil de China, Zhu Tao, ha indicado que la ‘caja negra’ hallada el miércoles en la zona es probablemente la grabadora de voces de cabina (CVR) y ha recalcado que el exterior de la misma ha sufrido graves daños, si bien la unidad de recopilación de datos está relativamente completa.

Los equipos de rescate no han hallado hasta ahora supervivientes del siniestro, mientras que expertos de la Administración de Aviación Civil de China lograron acceder el martes al lugar en el que se estrelló la aeronave para confirmar la identidad de los desaparecidos y esclarecer la causa del accidente.

Se estaban utilizando bombas para drenar un estanque de agua cuando una lluvia ligera intermitente obstaculizó el esfuerzo de búsqueda por segundo día consecutivo. Participaron más de 300 buscadores, dijo Huang Shangwu, subjefe del Departamento de Bomberos y Rescate de Guangxi.

“El bombeo de agua ayer contribuyó en gran medida al hallazgo de la caja negra”, dijo Huang a los periodistas en un centro de comando dentro de una amplia zona restringida que ha sido bloqueada por las autoridades.

El Boeing 737-800 navegaba a 29.000 pies (8.800 metros) cuando de repente cayó en picado en una zona montañosa remota el lunes, provocando un incendio en el bosque circundante que se podía ver en las imágenes de satélite de la NASA. No se han encontrado supervivientes.

Los medios extranjeros fueron escoltados a la zona por primera vez el jueves. La policía estacionada y otros vehículos se alinearon en la carretera hacia el área, y los periodistas fueron conducidos por pequeños caminos embarrados cubiertos de lodo marrón rojizo hasta el centro de comando.

Cuando pasaron junto a una mujer llorando a la que se alejaban, los agentes de seguridad usaron paraguas abiertos para tratar de impedir que los periodistas filmaran desde sus vehículos.

Los buscadores han estado utilizando herramientas manuales, detectores de metales, drones y perros rastreadores para peinar las laderas empinadas y boscosas. Se han encontrado carteras, tarjetas de identidad y bancarias.

Las noticias de CCTV mostraron a policías con ropa impermeable de color verde oliva y oscuro parados en un área despejada el jueves, algunos con las manos desnudas o con guantes blancos encima de herramientas de mango largo que parecen palas u hoces. Todos llevaban mascarillas quirúrgicas.

La recuperación de las llamadas cajas negras, que generalmente están pintadas de naranja para que sean visibles, se considera clave para descubrir qué causó el accidente.

Las grabadoras de voz de la cabina pueden capturar voces, alertas de audio y sonidos de fondo del motor o incluso los interruptores que se mueven. El registrador de datos de vuelo almacena información sobre la velocidad aerodinámica del avión, la altitud y la dirección hacia arriba o hacia abajo, así como las acciones del piloto y el rendimiento de sistemas importantes.

Los investigadores han dicho que es demasiado pronto para especular sobre la causa. Un controlador de tráfico aéreo trató de contactar a los pilotos varias veces después de ver que la altitud del avión caía bruscamente, pero no obtuvo respuesta, dijeron las autoridades.

El vuelo de China Eastern se dirigía desde Kunming, la capital de la provincia de Yunnan, a Guangzhou, una importante ciudad y centro de fabricación de exportaciones en la costa sureste de China. China Eastern, con sede en Shanghai, es una de las cuatro principales aerolíneas de China.

El presidente de China, Xi Jinping, ha ordenado “los máximos esfuerzos” en las labores de búsqueda y rescate, mientras que el vice primer ministro, Liu He, y el consejero de Estado Wang Yong se encuentran en Guangxi para supervisar las operaciones.

(con información de EP y AP)