Municipios deben reportar a la Contraloría compra de fármacos

11

La compra directa de medicamentos que realizarán el Ministerio de Salud, los municipios y las autoridades indígenas territoriales durará sólo por un año. Además si la adquisición tiene un costo por encima de los 20.000 bolivianos, las instituciones deberán presentar un informe a la Contraloría General del Estado. El Ministerio de Salud revisa la reglamentación para que entre en vigencia.

El Decreto Supremo 3830, emitido el pasado 13 de marzo, por el Gobierno Central, autoriza “de manera excepcional para la gestión 2019” al Ministerio de Salud, a los municipios y a los Indígena Originario Campesinos a realizar la contratación directa de medicamentos, insumos y reactivos de laboratorio para la implementación del Sistema Único de Salud (SUS).

La norma fue implementada debido a que en la mayoría de los municipios del país hay desabastecimiento de los fármacos.

La Ministra de Salud, Gabriela Montaño, indicó que los municipios de La Paz, Santa Cruz y Pando carecen de medicamentos. Los datos fueron obtenidos luego de la implementación del SUS en el país.

Ante esa situación, el presidente Evo Morales se reunió con los alcaldes del país y decidió agilizar dicha norma para la compra directa de medicamentos de calidad y con ello fortalecer el SUS. Cuando pasaron dos semanas de esa información, el pasado viernes, el Primer Mandatario dijo que están “autorizados los alcaldes”. “Compren rápidamente medicamentos para que no falte”, recalcó Morales.

Las alcaldías podrán hacer la compra con el 15,5% de presupuesto que tienen asignado de la coparticipación tributaria destinada al área de salud.

Según el Decreto Supremo, la contratación directa de medicamentos señalados en la Lista Nacional de Medicamentos Esenciales, insumos y reactivos de laboratorio se realizará “de manera excepcional para la gestión 2019”.

El procedimiento será reglamentado por cada entidad contratante mediante normativa específica, considerando los lineamientos técnicos de eficacia y calidad emitidos por el Ministerio de Salud.

El parágrafo cuarto del artículo dos del decreto, que habla sobre la contratación directa, indica que “para contrataciones mayores a 20.000 bolivianos se solicite al proveedor el Certificado de Registro Único de Proveedores del Estado – RUPE para la formalización de la contratación”.

Además, luego de realizar la contratación directa, cualquier instancia que adquiera los medicamentos como el Ministerio de Salud, los municipios o los pueblos indígenas originarios deberán “presentar la información de la contratación a la Contraloría General del Estado, de acuerdo con la normativa de esa instancia”.

También se deberá registrar “la contratación directa de bienes y servicios en el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes) cuando el monto sea mayor a 20.000 bolivianos”.

Pagina Siete.

La norma dice que las contrataciones directas “son de exclusiva responsabilidad” de la Máxima Autoridad Ejecutiva de la entidad contratante”.

Menciona también que el Ministerio de Salud y los municipios “priorizarán la compra de medicamentos, insumos y reactivos de laboratorio, provistos por la Central de Abastecimientos y Suministros de Salud (CEASS), siempre y cuando tenga la capacidad suficiente para cumplir con el requerimiento”.

Se plantea que el ministerio del área emitirá los lineamientos técnicos considerando aspectos de eficacia y calidad.

El jueves, Montaño dijo que aún se revisaba el reglamento de la norma y una vez concluida se enviará a los municipios para que entre en vigencia. “La próxima semana la haremos conocer a los municipios”, enfatizó.

Asofar pide al Gobierno coordinar compra de medicamentos

La Asociación de Representantes Importadores y Distribuidores de Fármacos (Asofar) asegura que con el nuevo decreto Supremo de compra directa de medicamentos, el Gobierno está obligado a conversar y coordinar con la organización para realizar la compra de medicamentos.

“El Gobierno está obligado a conversar y coordinar con Asofar para ser parte de este gran proyecto que hay en Bolivia (nuevo decreto supremo que permite la compra directa de medicamentos). A nosotros nos agrada que ahora los municipios puedan comprar los medicamentos o equipos e insumos médicos de forma directa. Siempre hemos trabajado con las licitaciones y de forma transparente”, afirmó el gerente general de Asofar, Martín Dávila.

Sostuvo que para la compra de medicamentos es necesario cumplir ciertas normas como el código para las empresas asociadas y las bolivianas legales deben cumplir la normativa. “Como el control respectivo de pre y poscompra del medicamento”, dijo al explicar que la Asofar sí realiza esos controles para importar un producto que reúna las condiciones apropiadas para la venta de esos productos en el país. “No es lo mismo comprar un par de zapatillas que un medicamento”, comentó.

Dávila remarcó además que las más de 721 empresas que son parte de la organización cumplen con todos esos controles.