FmBolivia
Radio FmBolivia

Maternidades del país colapsan y sufren por falta de incubadoras

1

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

“Aún recuerdo cómo falleció mi sobrino y me da tanta impotencia. Murió porque en el Centro de Salud de Warnes no se tenía una incubadora. Los médicos improvisaron este equipo con una lámpara y por eso, Lucas Gael, un bebé recién nacido, perdió la vida con quemaduras de tercer grado”, relata la tía del bebé, Scarlet Martínez.

El hecho sucedió el 19 de enero de este año. Entonces, el director de esa Red de Salud, Miguel Palacio, dijo que en ese centro había una incubadora, pero no se sabía las condiciones del funcionamiento del equipo. Sostuvo que no contaba con un neonatólogo para el manejo de estos equipos.

Página Siete se contactó con personal y autoridades de Salud de los nueve departamentos, quienes revelaron que en ocho de las nueve maternidades del país hay una carencia de incubadoras. Casi todos los establecimientos tienen la mitad de los equipos requeridos para cubrir la demanda de los pacientes. De acuerdo a los entrevistados, en nueve maternidades del país hay 575 incubadoras. Se necesitan además especialistas y técnicos para manejar los equipos.

Según la pediatra Gladys Franco, la incubadora es un equipo clave de las unidades de cuidados intensivos neonatales. “Se usa cuando un niño nace de forma prematura, cuando tiene bajo peso, cuando tiene dificultades para mantener su temperatura y cuando tienen deficiencia inmunitaria”, sostuvo.

Franco dijo que una incubadora tiene calefacción, filtros de aire y sistemas de monitorización para controlar peso, respiración, ritmo cardiaco y actividad cerebral del bebé. “Este equipo reduce la posibilidad de muerte del bebé de forma significativa. Por eso es vital, contar con uno de estos en las maternidades”, dijo.

Potosí tiene sólo la cantidad suficiente de incubadoras para atender a los niños que son parte del Sistema Único de Salud (SUS). Sin embargo, la sala casi siempre está saturada porque atienden a los pacientes de los seguros de salud que no cuentan con esos equipos.

De acuerdo con el secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Óscar Urenda, en tres hospitales de tercer nivel de esa región hay 76 incubadoras. “52 están en el Hospital de la Mujer, 18 en el Japonés y 30 en el Hospital del Niño”, detalló.

Urenda comentó que esa cantidad de equipos “no es suficiente” para atender a más de dos millones de personas. “Necesitamos al menos 150. Y sólo tenemos la mitad”, lamentó y aseguró que hoy en día compran servicios de centros privados.

El director del Servicio Departamental de Salud de Pando, Kumiaqui Muracami, dijo que en esa región, pese a que no cuentan con un establecimiento de tercer nivel, en el hospital Roberto Galindo de segundo nivel, habilitaron un área de neonatología “por la necesidad que existe”. “Ahí contamos con cuatro incubadoras, pese a que no somos acreditados para contar con esa especialidad. Esa cantidad no es suficiente. Necesitamos por lo menos tres más para cubrir la mínima necesidad. Aunque lo ideal es contar con 10, pero aún es un sueño”, sostuvo.

El secretario ejecutivo del Sindicato de Médicos y Ramas Afines de La Paz, Fernando Romero, dijo que el Hospital de la Mujer cuenta con 20 incubadoras. Hay otras cinco que están en mal estado, “pero la demanda sólo de ese nosocomio es de 50”.

“Sabemos que hay en otros centros de salud de segundo nivel, en La Paz, El Alto y algunos municipios intermedios, pero no tenemos la cifra exacta, pero no es suficiente”, puntualizó.

Explicó que es necesario por lo menos duplicar esas unidades ya que salvan la vida de los recién nacidos. “No hace mucho, un doctor de un centro de El Alto, llamó desesperado al Hospital de la Mujer para pedir espacio. Estábamos llenos. Nos contó que llamó a otros nosocomios y en ese tiempo el bebé lamentablemente falleció”, dijo.

Según el director del SEDES de Oruro, Jesús Ignacio, la falta de estos equipos se debe a tres factores: una mala planificación, falta de personal y recursos insuficientes. “En Oruro, hay 11 incubadoras en los dos hospitales de tercer nivel. Pero también tenemos diez en segundo nivel y tres en primer nivel. En total tenemos 24, pero necesitamos unos 50”, acotó.

El director del SEDES Beni, Carlos Reyes, sostuvo que en esa región hay nueve incubadoras, pero “se requiere el doble para cubrir la demanda, por eso esa sala siempre está llena”.

En Chuquisaca, el exdirector del SEDES, Martín Maturano, explicó que se tiene 24 incubadoras, 16 en el Maternológico y otras seis habilitadas en otro hospital. “Pese a que tenemos la cantidad necesaria, las cunas incubadoras siempre están colapsadas, porque aquí refieren a niños de Potosí y Tarija”.

En Cochabamba, el secretario Municipal de Salud, Fernando Encinas, resaltó que los hospitales de segundo nivel tienen diez incubadoras, de ellas cuatro no están funcionando como neonatología. “Sólo las usan para controlar la temperatura”, añadió.

En Tarija, el director del Hospital San Juan de Dios, Roberto Baldivieso, dijo que hay 15 incubadoras. “Necesitamos al menos 30. Pero el SEDES entregará en agosto el hospital Materno Infantil y con eso se abastecerá, porque se tendrá 28 incubadoras”.

En Potosí el director del Hospital Daniel Bracamonte, Vladimir Camacho, dijo que en esa ciudad se tienen 12 incubadoras. “Abastecen, pero siempre están colapsadas porque las cajas de salud no tienen incubadoras y nos derivan a todos los pacientes”.

El viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, dijo que efectivamente hay una carencia de estos equipos, pero aseguró que ahora se realizará la compra de varias incubadoras, para fortalecer esos servicios en los nueve departamentos. “Obviamente no será de la noche a la mañana, pero se iniciará con los cambios”, concluyó.

Urenda, autoridad de Santa Cruz

“Compramos servicios del sistema privado porque nuestras unidades de terapia intensiva neonatal están colapsadas. Tampoco tenemos médicos especialistas para que manejen esos equipos”.

Muracami, director del SEDES Pando

“Aún no tenemos un hospital de tercer nivel. Necesitamos al menos 10 incubadoras, pero en el servicio de neonatología sólo tenemos cuatro. Muchas veces colocamos a dos niños por incubadora o los derivamos.

Fernando Romero, médico de La Paz

“En el Hospital de la Mujer de La Paz tenemos incubadoras que datan desde hace más de 20 años. Muchas ya están presentando fallas e incluso otras dejaron de funcionar. Estamos de mal en peor.

Jesús Ignacio, del SEDES de Oruro

“Hace tiempo la situación de la maternidad en Oruro era terrible. Ahora con el Hospital Corea ya contamos con 11 incubadoras, pero aún tenemos colapso. Es que la población crece y también sus necesidades”.

Carlos Reyes, del SEDES Beni

“En Beni contamos con el Maternológico Boliviano Japonés. Tenemos nueve incubadoras y a veces tenemos hacinamiento, por eso solicitamos cuatro equipos más. Requerimos nuevos especialistas”.

Maturano, del SEDES Chuquisaca

“En Chuquisaca se invirtió más en el fortalecimiento de salud, por eso en la actualidad al maternológico de Sucre llegan pacientes de Tarija y Potosí. Entonces, se registra hacinamiento y para dar más atención se requiere nuevos equipos y especialistas ”.

Encinas, Alcaldía de Cochabamba

“En los hospitales de tercer nivel siempre hay hacinamiento en las unidades de terapia intensiva neonatal. Por eso, decidimos incorporar incubadoras a dos hospitales. En uno hay seis y en el otro cuatro. Pero lamentablemente requerimos especialistas”.

Roberto Baldivieso, hospital de Tarija

“Siempre hace falta la unidad de terapia intensiva neonatal. A veces las salas están llenas y por eso transferimos a los pacientes al establecimiento de la Caja Nacional de Salud (CNS). En Tarija necesitamos al menos unas 30 incubadoras y especialistas”.

Vladimir Camacho, del hospital potosino

“El Hospital Daniel Bracamonte cuenta con los equipos necesarios para cubrir la demanda de todos los pacientes del SUS. Pero lamentablemente las salas están colapsadas porque llegan niños transferidos de las cajas de salud que carecen de esas unidades”.

La falta de neonatólogos en todo el país, uno de los problemas

El viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, dijo que el verdadero problema de las Unidades de Terapia Intensiva de las maternidades de los nueve departamentos es la falta de recurso humano para atender esa especialidad.

“El verdadero problema (es la falta de) neonatólogos, se necesitan (estos profesionales) para terapia intermedia e intensiva”, sostuvo la autoridad en una entrevista con Página Siete.

El viceministro precisó que por ello, este año se habilitó más cupos para esa área, pero lamentablemente, el 70% de los puestos quedaron acéfalos.

“No se presentaron”. Aseguró que ahora realizan algunas acciones para fomentar a los médicos en esa especialidad.

El exdirector del SEDES Chuquisaca, Martín Maturano, dijo que faltan licenciadas en enfermería para esa área. “Por cada 10 incubadoras, hay una enfermera, cuando la norma dice: una enfermera por cada seis incubadoras”, acotó.

Respecto a la falta de equipos, dijo que la carencia del equipamiento se debe a que “la mayoría de las maternidades fueron descuidadas por las gobernaciones, eso debido a que los hospitales se sostenían con recursos de la Ley 475”.

A su criterio muchas gobernaciones no dieron importancia a las necesidades de los hospitales porque creían que con sus recursos podían sostenerse. “Lamentablemente eso hace que ahora en algunos departamentos, se compren servicios de centros privados”, añadió.

El secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Óscar Urenda, indicó que actualmente compra servicios de terapia intensiva neonatal de centro privados por la falta de incubadoras.

Pese a ese problema en Santa Cruz, Urenda dijo que es uno de los departamentos que más invirtió en el área de Salud. “Se compró equipos para diferentes hospitales, se fortaleció varios”.

Maturano indicó que los departamentos que más inversiones realizaron en el área de Salud son las siguientes: “Chuquisaca, Tarija y Santa Cruz”.

Por su parte, el viceministro de Salud aseguró que efectivamente existe una carencia de esos equipos, por eso en la actualidad compran servicios de los privados. “Lo hemos hecho en Santa Cruz y lo vamos a hacer en La Paz, una vez que inicie el SUS”, aseguró.

Comentó que la compra de servicios se realizará hasta fortalecer los nosocomios. “El proceso no será corto. Esperemos que hasta el tercer mes se logre contar con los equipos para dejar de comprar de los privados”, dijo.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas