Bolivia y Perú ratifican comercio y refuerzan controles fronterizos

14

Autoridades sanitarias de Bolivia y Perú firmaron ayer un acuerdo para ratificar la libertad de comercializar productos agropecuarios entre los dos países, y se reforzarán los controles fronterizos para evitar el ingreso de contrabando.

En instalaciones del Centro Binacional de Atención en Frontera (Cebaf), el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Mauricio Ordóñez, y el jefe nacional del Servicio de Sanidad Agraria (Senasa) de Perú, Miguel Quevedo, firmaron un acuerdo que restituye la emisión de permisos fitosanitarios para la exportación de productos de origen vegetal como la chía, soya y sus derivados, además de la carne bovina procedente de Bolivia hacia Perú.

El ministro señaló que este acuerdo dará tranquilidad a los productores bolivianos y peruanos, quienes continuarán con el comercio como de costumbre.

“Por un inconveniente comunicacional se arribó a un problema que hoy se soluciona con las aclaraciones respectivas”, manifestó la autoridad nacional.

Agregó que en las próximas semanas, representantes de ambos países se reunirán otra vez para llevar a cabo una evaluación sobre los resultados del acuerdo y concluir con temas pendientes de control en la frontera.

Asimismo, Ordóñez acotó que a raíz del acuerdo, las autoridades de ambos países reforzarán los controles en las zonas fronterizas para evitar el ingreso de mercancías de contrabando.

Hace unos días, Senasa anunció la suspensión de la importación de productos vegetales y de origen animal procedentes de Bolivia, como respuesta al supuesto veto de importación de hortalizas peruanas, “sin un sustento técnico” que -aseguró- dispuso el Senasag boliviano.

Ante esta suspensión, el Ministerio de Desarrollo Rural aclaró que no emitió ninguna suspensión de importación de productos agrícolas de Perú y que fueron las organizaciones de importadores las que tomaron la decisión de no solicitar permisos de importación del Senasag para los alimentos de ese origen, sólo de manera temporal, en virtud de los precios de productos del extranjero que generaron una competencia desleal y que causaron una “fuerte crisis” en el sector agrícola boliviano.

“Este gesto de solidaridad (de suspender la importación) surgió luego de una mesa de diálogo entre productores e importadores, en la que se arribó a ese acuerdo debido a la alta cosecha nacional”, decía parte del comunicado que emitió el Gobierno en respuesta a la suspensión de las importaciones por parte de las autoridades de Perú.

Relación comercial

El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, reportó ayer que el país registró en los anteriores seis años un déficit comercial acumulado de más de 1.000 millones de dólares con Perú, es decir que “le compramos más productos de los que les vendemos”, dijo el ejecutivo.

“Si sumamos sólo los últimos seis años, Perú nos exportó el doble de lo que nosotros le hemos vendido, y el déficit acumulado con este país es de más de 1.000 millones de dólares”, aseveró.

Sobre el relacionamiento comercial, Rodríguez pidió que se acuerde una fuerte lucha conjunta contra el contrabando de alimentos, porque es de los aspectos que más afectan a la producción agrícola boliviana.

“Más allá de los productos que ingresan legalmente al país desde Perú, el verdadero flagelo que estamos viviendo es el contrabando de productos que llegan a los mercados haciendo competencia desleal a los productos que se producen en el país. Espero que de la reunión salga una posición fuerte en contra del ingreso ilegal de productos”, manifestó el gerente del instituto.

Los datos procesados por el IBCE muestran que Bolivia importa de Perú casi 2.500 diferentes productos, mientras que el país exporta sólo 150 artículos.

Entre los productos más importantes exportados a Perú se encuentran la soya y sus derivados, gas licuado de petróleo (GLP), alcohol etítico, maní, aceite de girasol y semillas de chía, estos últimos que estaban en la lista de restricción.

Bolivia compró de Perú diésel, barras de hierro, pañales para bebé, cemento portland, perfumes, condimentos y sazonadores, entre otros productos.

8,5 MM de toneladas entre 2010 y 2019

Entre 2010 y 2019, Bolivia exportó más de 8,5 millones de toneladas al mercado peruano, por un valor de 4.371 millones de dólares.

Perú se encuentra entre los principales destinos de exportación de Bolivia para productos agroindustriales.

Hasta noviembre de 2019, el 91% de lo exportado a Perú correspondió a productos no tradicionales, es decir, 313 millones de dólares y sólo el 9% a hidrocarburos y minerales (tradicionales), o sea, al menos 30 millones de dólares por unas 56 toneladas.

Los principales productos no tradicionales fueron la soya, el girasol y sus derivados, la carne bovina, el maní, alcohol, lácteos y azúcar.

El complejo oleaginoso (soya y girasol) representó el 70% de lo exportado al país vecino hasta noviembre del año pasado; seguido en importancia por la carne bovina, maní y alcohol etílico.

En 2013 las exportaciones bolivianas a Perú registraron su mejor comportamiento, cuando se vendieron 665 millones de dólares por 1.079 toneladas de productos.

Pagina Siete.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More