Llamado de Jesús es para reconciliación

1

La Iglesia Católica recuerda que el llamado del Niño Jesús a los bolivianos en esta Navidad es a la necesidad de ratificar un compromiso de reconciliación para tener una vida de solidaridad y comprensión hacia el prójimo.

Durante el homilía dominical, el arzobispo de Santa Cruz monseñor Sergio Gualberti, dijo que la fe en Dios es poner nuestra total seguridad en él y en su palabra, pero al mismo tiempo es un desafío para que cada día se viva en plena disponibilidad ante Dios para atender lo que él pida.

Manifestó que la fe en Jesucristo debe manifestarse necesariamente en el amor al hermano, en especial, el más abandonado y marginado.

“Este es el misterio de amor que en Navidad de este año estamos llamados a vivir con particular intensidad en nuestro país. El Príncipe de Paz que se hace niño pobre en Belén, pide nuestro compromiso para la reconciliación, la unidad y la paz entre todos, para gozar de su gracia que procede de Dios y del Señor”, indicó.

Dijo que Dios está en medio de todos y puso su morada entre nosotros para quedarse para siempre y vivir cada instante en particular en los momentos difíciles de dolor, de duda y de desorientación.

Recordó que la fe obediente de José, el hombre justo y de María la Virgen que entregó todo su ser a Dios, representa a tantos creyentes que escuchan y acogen el llamado del Señor y cada uno de los seres humanos que también recibieron la llamada a creer y confiar en Dios y a cumplir su voluntad durante toda su vida.

“La fe obediente de José, por tanto, tiene que ser luz para todos nosotros y como para José la fe es un compromiso serio que involucra a toda nuestra vida y nuestra manera de ser, de actuar y de relacionarnos con los demás. La fe en Dios es poner nuestra total seguridad en él y en su palabra pero al mismo tiempo es un desafío para vivir en disponibilidad en él”, manifestó. (Erbol)

El Diario.