FmBolivia
Radio FmBolivia

Lamentan intromisión política en ascensos

5

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

“En el proceso de ascenso a generales de la Policía Boliviana, se da poca ponderación al cumplimiento de labores operativas, existiendo una calificación de puntaje discrecional para favorecer a algunos con afinidades políticas, no hay un respeto a la carrera policial, a la meritocracia, a la capacidad y menos a los aspectos morales y éticos, más se consideran los componentes políticos”, aseguró un coronel de la institución de orden, que pidió mantener su nombre en reserva, en contacto con EL DIARIO.

El efectivo policial que prefirió mantener su nombre en reserva, explicó que el proceso de ascenso a generales en la Policía Boliviana, actualmente genera diversas críticas tanto al interior de la propia institución como en lo externo, debido a que se supone que los “mejores” de cada curso deben lograr el ascenso a Generales, caso que hoy en día no se da, debido a que existe un manoseo interesado en ese proceso.

“Al decir los mejores debemos entender de aquellos que siempre han sobresalido desde la etapa de formación en la Academia Nacional de Policías (Anapol), posteriormente ser sobresalientes en el desempeño de sus labores, es decir en el ámbito operativo o de servicios directos a la sociedad, también sobresalir en los aspectos de formación física y deportiva, que es muy importante para un buen policía, y lo más relevante es la solvencia o fortaleza moral y ética que debe embellecer a un policía de honor, logrando así calificar de manera equilibrada todos los aspectos inherentes a un buen policía para que se desempeñe eficientemente; pero lamentablemente eso no ocurre en la generalidad de los que ascienden a general, sino en honrosas excepciones”, aseveró.

REGLAMENTO INCONGRUENTE

El coronel explicó que para ese proceso de ascenso a generales en la Policía Boliviana existe un Reglamento Específico de Evaluación para ascenso al grado de General, el mismo que no es muy congruente con lo que se requiere para tener generales con capacidad intelectual, de desarrollo institucional y social, así como con capacidad moral y ética, debido a que el reglamento solo fija parámetros de calificación superficial y frio.

“El reglamento incluso permite que un jefe policial, aun siendo mediocre, pueda llegar a tener el mejor puntaje en solo unos dos años, de sus últimos de servicio. Además que el Reglamento es cambiado a libre albedrío por influencias del poder político y a conveniencia e intereses de quien quieren que hacienda a general, esas modificaciones no se hacen en razón a las necesidades o requerimientos institucionales. Como en el año 2015 se modificó el Reglamento mediante Resoluciones Administrativas para que califiquen y asciendan coroneles allegados al gobierno; también el año 2018 se flexibilizó los requisitos para el ascenso, reformulando el Reglamento Específico de Evaluación para ascenso al grado de General, habiendo modificado el artículo 23 del Reglamento que se aplicó el año 2015, para favorecer el ascenso de coroneles afines al gobierno de turno y del Comandante General de entonces”, refirió.

CERTIFICACIONES

Para el coronel, lo más crítico es “cuando jefes acuden a instancias de gobierno (Legislativo Nacional, Departamental y Municipal; Fuerzas Armadas, Ministerios y otros) para suplicar por certificaciones y memorándums de felicitación o reconocimientos no merecidos, para luego presentar y hacer incluir en su currículo, buscando mayor puntaje que los ponga en ventaja frente a aquellos que se respetan a sí mismos y hacen su carrera conscientemente”, lamentó.

Mencionó que muchos de los postulantes a generales, conscientes de que no tienen ni “capacidad” ni “méritos” propios, acuden a altas autoridades para que les apadrinen.

“Algunos para ascender recurren a ministros, senadores, diputados a quienes incluso pagan dinero desde veinte a cincuenta mil dólares, solo para asegurar a un generalato”, puntualizó.

En ese marco dijo que cuando ascienden con favores políticos y no por mérito propio, olvidándose de las normas que rigen la conducta de un Policía, como muestra de agradecimiento, hacen ostentación pública de su militancia política e incluso proselitismo en las unidades policiales, dejando de lado su juramento de servicio a la sociedad, convirtiéndose en serviles a un partido político o una persona.

“Es de lamentar pero importante mencionar que el propio Evo Morales, el año 2019 en el acto de homenaje a los 82 años de creación de la Academia Nacional de Policías, de forma abierta y pública respaldó que policías aspirantes a generales busquen el aval de movimientos sociales políticos, clara muestra de la politización de la Policía”, lamentó.

PRENSA

Asimismo, lamentó que textos de prensa también valgan puntaje para el ascenso a generales.

“El año 2018, como lo manifestaron algunos medios de prensa, un Jefe presentó 600 publicaciones de prensa en las que figuraba para obtener mayor puntaje, publicaciones que en el mayor de los casos ni siquiera lo escriben ellos, sino que son plagios o escritos por subalternos a los que les ordenan hacerlo.

Finalmente, el efectivo policial aseguró que un buen policía siempre estará al servicio de su patria y de todos los ciudadanos sin distinción de sexo, color de piel, religión, o cualquier otro aspecto que lo diferencie de los demás.

ANESSCLAPOL

La presidenta de la Asociación de Esposas de Suboficiales Clases y Policías (Anessclapol), Ruth Nina, aseguró a EL DIARIO, que la próxima gestión las representes de los nueves departamentos del país se reunirán en un congreso para tratar el tema de asensos que se viene dando de una manera “irregular”, nivelación salarial y otros.

“Existen muchos coroneles dentro de la institución que continúan en puestos que no deberían estar. Siempre hemos pedido que asciendan personas con méritos y los primeros de su promoción para ser generales, pero lamentablemente estamos volviendo a ver cuoteo, y selección de policías a dedo y eso no lo vamos a permitir”, aseguró.

Aseguró que debido a muchas irregularidades dentro de la institución del orden, solicitaron reunirse con la presidenta Jeanine Añez, quien a la fecha no les dio respuesta, por lo que aseguró que en 2020 tomarán medidas de hecho para ser escuchadas.

Por otro lado, aseguró que a raíz del motín policial que se dio, por no estar de acuerdo con las decisiones del anterior Gobierno, existe temor en la institución, debido a que efectivos afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), continúan con cargos claves en la Policía.

“Continuamos con ese temor de ir a algún lugar porque después del motín, nosotras mismas corremos peligro y el de nuestros esposos porque los masistas hasta el día de hoy nos persiguen”, puntualizó.

Asimismo lamentó que a la fecha no se haya dado curso a la solicitud que hicieron respecto a iniciar procesos contra el excomandante de la Policía Vladimir Calderón, el comandante departamental de Santa Cruz, Igor Echegaray y el comandante departamental de Cochabamba Raúl Grandy.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas