42 municipios se declaran en emergencia por sequía y helada

Al menos 42 municipios de seis departamentos del país se declararon en emergencia ante los efectos climáticos que causan sequías y heladas en estas regiones afectadas. De acuerdo con el reporte del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, cerca de 1.000 hectáreas de cultivos se encuentran afectadas.

Los departamentos afectados son: La Paz, Cochabamba, Chuquisaca, Tarija, Oruro y Potosí, los cuales reportaron pérdidas en sus cosechas y cultivos.

“Muchos municipios se están declarando en estado de emergencia, en primer lugar es por las heladas y sequías. De los más de 340 municipios que tenemos a nivel nacional, 38 municipios están afectados a nivel nacional”, informó el viceministro de Desarrollo Rural y Tierras, Álvaro Mollinedo.

Además, la autoridad informó que decenas de comunidades afectadas en los municipios tuvieron que paralizar sus cultivos de hortalizas, tubérculos y otros.

“Son cultivos afectados de maíz, tubérculos de la papa, hortalizas, afectaciones que se hizo al sector ganadero, hemos visto que algunas llamas se están muriendo en Oruro. Un total de más de 1.000 hectáreas habrían sido afectadas por los cambios climáticos, la pérdida de ganado y otros animales”, señaló Mollinedo.

Oriente y valles

La falta de lluvias también afecta al oriente, generando preocupación entre los sectores productivos, ya que ha empezado a afectar al ganado y la producción de leche en Santa Cruz y otras regiones.

Mauricio Serrate, presidente de Federación Departamental de Productores de Leche (Fedeple), en Santa Cruz, aseveró que existen zonas en las que no ha llovido desde hace dos meses, lo que genera una disminución ganadera y lechera, y además está afectando en la pastura, maíz y sorgo.

Por su parte, Adrián Castedo, presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegazacruz), informó que la falta de agua y lluvias está provocando la muerte del ganado, principalmente en la zona de los chacos y la Chiquitania.

Una situación similar se vive en los valles cochabambinos, donde los animales han empezado a morir por la falta de agua.

Henry Arnez, responsable de Unidad de Gestión de Riesgos de la Alcaldía de Aiquile, señaló que han tratado de proveer de agua a sus diferentes comunidades, sin embargo, la ola de calor que se registró en este último tiempo ha provocado que el agua no abastezca.

“El mes de agosto nos hemos declarado en emergencia, pero las pocas precipitaciones pluviales que se han presentado nos han coartado el trabajo que realiza el municipio”, indicó Arnez a Unitel.

“De las 128 comunidades que tiene el municipio de Aiquile, 80 carecen de agua, es por eso que constantemente estamos llevando el agua con cisternas, ya sea para consumo humano y para consumo animal. Pero con el calor prácticamente el agua se va secando, y no estamos alcanzando lo que son las cisternas para prestar el servicio”, agregó.

Un panorama similar se observa en los municipios de Pasorapa y Omereque, donde al ser un sector ganadero, las pérdidas y afectaciones son considerables.

Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más