Presidente Luis Arce recalca la oferta de cambiar el decreto y que fecha del censo sea definida por mesas técnicas

Muy pocas veces habló del tema. Dice que el Gobierno ha demostrado voluntad de diálogo, y que el pueblo boliviano fue testigo de «lamentables actuaciones» de quienes se fueron del diálogo

El presidente Luis Arce Catacora volvió a reiterar en esta jornada la propuesta de emitir un decreto que ya no define el censo para 2024, sino que lo hará en base a análisis de mesas técnicas.

Pese a que esta propuesta fue planteada en el diálogo frustrado del sábado, en esta jornada volvió a insistir a través de su cuenta en la red social Twitter. “Nuestro Gobierno demuestra una vez más su predisposición al diálogo y cumpliendo con la demanda del pueblo cruceño, propuso mediante un nuevo Decreto Supremo, definir la fecha del censo con base al análisis de las mesas técnicas”.

Esa propuesta no fue aceptada ayer ni por el gobernador Camacho, ni por el Comité Cívico, que abandonaron la reunión.

Luego expresó el esfuerzo del Poder Ejecutivo. “Instalamos una mesa de diálogo sin condicionamientos para exponer los argumentos de la fecha del censo. La reunión fue transmitida y el pueblo boliviano fue testigo de las lamentables actitudes de la dirigencia del paro, que abandonó el diálogo sin explicar su propuesta”.

Por su parte, el jefe del MAS, Evo Morales, aseguró que “el censo es un tema técnico y no político, que es utilizado como pretexto para tratar de desgastar a nuestro gobierno y al proceso de cambio. La derecha no quiere censo, solo busca cómo retornar al modelo neoliberal de saqueo de recursos naturales y represión a movimientos sociales”.

Arce valoró “la sabiduría y espíritu revolucionario de nuestros pueblos indígenas, que son conscientes de la importancia de proteger la democracia para seguir avanzando. Agradecemos el respaldo del Jach’a Tantachawi de la Unión de Consejo para el Desarrollo de los Ayllus en #LaPaz”.

En ese post el presidente compartió un voto resolutivo en el que precisamente ese sector se declara en estado de emergencia y respalda su gestión presidencial, y la del vicepresidente David Choquehuanca. Además, advierte que «no permitirá la injerencia de grupos oligárquicos de la derecha a la cabeza del gobernador del departamento de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho; del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, y pititas que nuevamente están en afanes de desestabilizar al Gobierno, con un segundo golpe de Estado como en 2019”.

El Deber

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más