FmBolivia
Radio FmBolivia

Llaman a Amparo «la verdadera defensora» de DDHH en Bolivia

39

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Amparo Carvajal, presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb), lleva más de 50 años en el activismo. Quienes la conocen la llaman “la verdadera defensora” de los derechos humanos (DDHH) en el país, aunque desde el oficialismo la fustigan.

Llegó a Bolivia a principios de la década de los años 70, con más de 30 años, cuando transcurrían los primeros años de la dictadura de Banzer. Pisó suelo nacional con la orden Mercedarias Misioneras de Bérriz. Una vez rememoró el pasaje clave del origen de su inclinación por los DDHH: fue el emblemático padre Gregorio Iriarte quien en su momento le motivó a ocuparse de los presos y detenidos.

“Él me provocó, me dijo anda, ¿qué hace esa orden que históricamente se dedicaba a visitar a los presos y a los detenidos? Aún no se había fundado la Asamblea”, contó Carvajal.

Desde entonces hizo suya esa bandera. En la dictadura solía pasarse el tiempo en el Ministerio del Interior (hoy de Gobierno), en busca de libertar a los detenidos políticos. En una entrevista anterior indicó que durante el denominado proceso de cambio se la pasaba ya no en el ministerio, sino en los tribunales.

Cuando sus compañeras se fueron del país, ella tomó una decisión trascendental: se retiró de la orden con la que llegó y optó por quedarse en Bolivia.

Estos días hizo su plantón en el Centro Penitenciario Miraflores. El sábado estuvo por más de cuatro horas en la puerta de ese recinto, en busca de poder entrar para ver a Jeanine Añez, quien intentó quitarse la vida la madrugada de ese día, pero no se lo permitieron.

En Miraflores lloró, protestó y lamentó que le hayan rechazado, como ocurrió la pasada semana, una acción de libertad a favor de la expresidenta. Con extrañeza, Carvajal contó que hasta en los momentos complicados dieron luz verde a ese tipo de recursos.

“En momentos difíciles, donde estaban los presos en Achocalla, en Chonchocoro, me han atendido, y este Gobierno, que se dice que es defensor de derechos humanos, democrático, no me ha concedido”, aseguró.

A diferencia de la presencia de Carvajal en el lugar, que generó reacciones de propios y extraños, no se conocieron noticias sobre alguna acción de la defensora interina del Pueblo, Nadia Cruz, ni tampoco se supo si pasó por el lugar.

“Ante la falta de una defensoría del Pueblo, Amparo Carvajal, desde la Apdhb ha asumido este rol durante los últimos años. No sólo porque atiende cientos de denuncias cada año, sin importar la ideología o el color político, sino también porque ha asumido un rol emblemático de defensa de los derechos humanos a nivel nacional e internacional”, indicó a Página Siete Franco Albarracín, activista y asesor de la Apdhb.

En contacto con este medio impreso, Manuel Morales, integrante de Conade, manifestó que se puede decir que Carvajal es la verdadera defensora de los DDHH en Bolivia, debido a su larga trayectoria en la defensa de los derechos humanos.

“Ella llegó a Bolivia en la década de los 70 y luego en el transcurso del 80 luchó por los perseguidos políticos que absolutamente en su mayoría eran de izquierda, de organizaciones sindicales, y luchó toda su vida por la dignidad y los derechos humanos de ellos”, manifestó.

“Hoy en día -agregó Morales-, independientemente del tema ideológico, sigue luchando contra aquellas personas que están indebidamente procesadas y perseguidas y eso demuestra la grandeza de Amparo, que no se escuda en la visión ideológica o político-partidaria, sino en el objetivo común que es la defensa de los derechos humanos”.

Carvajal nació al final de la guerra civil española. No le tocó ver en su terruño lo que vivió en Bolivia, donde cultivó su activismo, el que alguna vez calificó de ser fruto de la dictadura de Banzer, debido a su punto de origen. Con los presos detenidos por pensar diferente formó su carrera en la defensa de los derechos humanos que hoy sigue practicando.

Desde el partido azul la empezaron a criticar y hasta lanzaron una campaña en la que la fustigan por los casos Senkata y Sacaba. A quienes la conocen y siguen su trayectoria, aquello no les sorprende. “Amparo incomoda al Gobierno, y ésa es la mejor muestra que nos permite afirmar que es la verdadera defensora de los DDHH en Bolivia”, aseguró Albarracín.

El escritor y cineasta Alfonso Gumucio compartió el sábado una foto en la que se ve a Carvajal, en la puerta del penal con un bastón y abrigada con una mantilla. “Desde hace 50 años que Amparo visita a presos políticos, ni siquiera las dictaduras militares más salvajes le han negado el derecho de visitar a los detenidos, pero el gobierno del MAS lo hace, poniendo en evidencia su carácter autoritario y su indolencia. Todo esto, cuando se cumplen exactamente 50 años del golpe militar del coronel Hugo Banzer Suárez. El MAS ha heredado las prácticas dictatoriales”, comentó.

Ese día, Carvajal lanzó una frase estremecedora: “Si el señor Evo hubiera respetado la ley, esta señora (Añez) no estaría así, no queriendo vivir”.

“Ella no está al servicio de gobiernos de turno ni de dictadura de turno. Eso la hace grande y por eso desde el Conade la apoyamos”.

Manuel Morales, Conade

“Gracias Amparo Carvajal por su humanidad, por su temple, su valentía y su lucha inquebrantable por la vigencia de los DDHH”.

Centa Rek, senadora

“Amparo incomoda al Gobierno y ésa es la mejor muestra que nos permite afirmar que es la verdadera defensora de los DDHH en Bolivia”.

Franco Albarracín, Apdhb

Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas