FmBolivia
Radio FmBolivia

Dirk: Impedir una extorsión de $us 50 MM me costó ir a prisión

53

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Dirk Schmidt, el ciudadano alemán, ex “informante” del gobierno de Evo Morales, afirma que los 11 años que lleva procesado y detenido -primero en Palmasola y luego en su propia casa- es el costo que pagó por evitar una extorsión de 50 millones de dólares contra la comunidad menonita en 2010. Con el respaldo de los expedientes de los casos cerrados por falta de pruebas, apunta a las autoridades de ese entonces en el Ministerio de Gobierno.

“Son 11 años. Mi persecución y tortura sistemática por parte del Estado comenzó el 8 de julio de 2010, con una acusación de alzamiento armado, que a lo largo de los años probé que era falsa. Todo, a raíz de que los funcionarios del entonces gobierno de Evo Morales estaban planificando una extorsión a la comunidad menonita en Bolivia, que alcanzaba a unos 50 millones de dólares. Los procesos fueron una venganza en mi contra”, relata Schmidt en entrevista con Página Siete.

El ciudadano alemán, retenido en su domicilio desde 2012, respalda sus afirmaciones rodeado de los expedientes de los varios procesos que se abrieron en su contra. Mientras hace su relato extrae de las carpetas los informes del mismo Gobierno, las declaraciones de los funcionarios acusadores, que al pasar el tiempo admitieron que montaron pruebas o que recibían presiones por parte de Sacha Llorenti para acciones ilegales en su perjuicio.

En 2013, el encargado de hacer cumplir su encarcelamiento en Palmasola (de 2010 a 2012), el exdirector nacional de Régimen Penitenciario Wilson Soria, reveló ante los medios que fue víctima de una “intensa presión y persecución” del entonces ministro Llorenti. Su error fue haberse negado al traslado de Schmidt al penal de Chonchocoro de La Paz.

“Wilson Soria me salvó la vida”, asegura el ciudadano alemán, pues en ese entonces temía morir por un atentado de los reclusos o por una patología cardiaca, que aún le afecta, que podía complicarse en la altitud de La Paz. Una foto que perdura es del momento en que su carcelero y Schmidt se dan la mano en 2013.

Los antecedentes del denominado “caso menonitas” señalan que como “asesor de seguridad”, en julio de 2010, Schmidt comunicó al entonces viceministro de Régimen Interior, Gustavo Torrico, que varios tramitadores de las comunidades de menonitas “apilaban carpetas de 10 en 10” y exigían montos de entre 1.000 y 6.000 dólares. Se trataba de una supuesta renovación colectiva de documentos de identidad de unos 50.000 extranjeros.

Torrico atendió el llamado de Schmidt y le informó que, al contrario, existía una resolución ministerial por la que los menonitas ya no tendrían que hacer constantes renovaciones. Con esos datos y el documento en mano, el alemán organizó una socialización que se realizó el 6 de julio de 2010 en el mismo Ministerio de Gobierno.

El ciudadano alemán sostiene que los funcionarios allegados a Llorenti escondieron la resolución “093/2010 del 10 de junio de 2010” con el fin de extorsionar a los menonitas y que su intervención arruinó sus planes. Las declaraciones de los imputados implican al exministro, pero éste nunca compareció ante la justicia, tampoco atendió las consultas de este medio sobre el tema.

Por medio de sus apoderados, Llorenti firmó varias denuncias contra el asistente personal de Torrico. Primero en relación con un alzamiento armado -desestimado en 2012 por falta de pruebas-; después por la falsificación de sellos en su pasaporte y por un supuesto nombramiento ilegal a raíz de la acreditación que le había otorgado Torrico.

Los documentos que presenta revelan que Dirk Schmidt nunca fue funcionario ni recibió dinero del ministerio, pero sí contaba con la acreditación que le permitió ser mediador en conflictos sociales. Entre las varias negociaciones que realizó en ese papel -relata Schmidt- impidió la toma del Comando de la Policía en Santa Cruz, en 2008, cuando se desarrollaba la protesta de las personas con discapacidad.

El juicio por el caso de los menonitas terminó con una sentencia absolutoria para Torrico. Pero el fallo aún no es ejecutoriado en favor de Schmidt, debido a que él fue procesado por separado y continúa pendiente en Santa Cruz.

Pedido de víctimas

Persecución En agosto de 2020 la Asociación de Víctimas del gobierno del expresidente Evo Morales presentó una denuncia ante Jeanine Añez, sobre las persecuciones judiciales durante el gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS). La demanda también señala la actuación del exvicepresidente García Linera.


Miembros La Asociación de Víctimas Judiciales está conformada por Jacob Ostreicher, acusado por el lavado de activos; Dirk Schmidt, por el caso de extorsión a menonitas; Juan Carlos Guedes y Alcides Mendoza por el caso terrorismo. La conforman también Adolfo Chávez, quien lideró la VIII y IX marchas por la Tierra y Territorio en 2011 y 2012; y Marco Antonio Aramayo por denunciar desfalco en el Fondo Indígena, entre otros.

Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas