Alarma en Santa Cruz por pistas ilegales y develan otra ruta de la droga en el Chaco

El alcalde del municipio cruceño de Cabezas, Omar Rosales, señaló que hay preocupación en los pobladores de esa región del Chaco boliviano, luego de que dos avionetas cayeran con droga en menos de un mes. Develó que se activó una ruta aérea del narcotráfico hacia Paraguay, por lo que solicitó presencia policial.

“Muy preocupados, la verdad. Lo que está sucediendo en nuestro municipio, ya son dos avionetas que se han encontrado en menos de un mes, y pues los habitantes de allá estamos totalmente preocupados por este tema del narcotráfico”, indicó la autoridad edil.

Detalló que los narcotraficantes utilizan caminos y parcelas agrícolas del área rural sin ninguna autorización, para usarlas como pistas de aterrizaje clandestinos.

El alcalde señaló que en dos comunidades de su municipio se registraron estas actividades ilegales. Presume que se activó una ruta de tránsito de la droga hacia Paraguay, “porque permanentemente se escuchan las avionetas que van (desde esas zonas)”.

“Yo que tengo conocimiento, siempre esta zonita, ahí precisamente estas dos comunidades que hay ahí, entre Vaca Guzmán y Loma Blanca, es la zona donde siempre se escucha de esta situación (de avionetas ligadas al narcotráfico)”, manifestó la autoridad.

Solicitó al Comando Departamental de la Policía de Santa Cruz la instalación de una unidad de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) en aquella zona, para que se haga los controles respectivos.

El miércoles, una avioneta tipo Cessna con placa clonada se estrelló contra un alambrado en la localidad de Loma Blanca, municipio de Cabezas, en su intento de escapar del control de los efectivos antidroga.

La Felcn descubrió que la nave transportaba al menos 74 kilos de cocaína. El piloto fue detenido y encarcelado por el lapso de 120 días en la cárcel de Palmasola y el copiloto murió calcinado en la zona.

Según datos del municipio, cuatro aeronaves fueron captadas realizando actividades ilícitas en el último año y hace más de 20 años que los narcotraficantes ocupan predios particulares para despegar y aterrizar aeronaves con cargas de droga.

El fiscal antinarcóticos Edwin Blanco confirmó que el piloto de la nave que cayó con droga fue detenido preventivamente. De acuerdo al reporte preliminar del fiscal, la avioneta despegó del departamento del Beni, aterrizó en Santa Cruz y la droga que llevaba tendría como destino Paraguay.

Respecto a este caso, el analista y abogado Jorge Santistevan dijo que se ha intensificado el narcotráfico en la región del Chaco boliviano, conformándose un triángulo de tránsito entre las siguientes provincias: Cordillera en Santa Cruz, municipio de Cabezas y sus localidades Vaca Guzmán y Loma Blanca; provincia Gran Chaco, en el municipio de Villa Montes, localidad de Ibibobo; y en la provincia Chiquitos, entre los municipios de San José y Roboré.

“Las rutas aéreas, principalmente hacia Argentina y Paraguay, con más frecuencia al Paraguay, dado que el punto más cercano hacia la frontera con el vecino país de una avioneta pequeña, tipo Cessna, cruzaría en máximo 30 minutos de vuelo para infiltrarse en territorio paraguayo”, explicó el jurista a Página Siete.

Falta de control aéreo

El exdirector de Transparencia de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) Omar Durán considera que las actividades relacionadas con el narcotráfico se han incrementado debido que en la actualidad hay un control pobre del espacio aéreo del país por parte de la DGAC.

“El trabajo de la DGAC es deficiente, tanto en control de aeronaves como de pilotos”, indicó Durán a Página Siete.

El abogado Santistevan coincidió que hay debilidades en la DGAC, sobre todo cuando el director de esa instancia, Celier Aparicio Arispe, indicó que la institución que conduce no investiga lo ilícito y con esas omisiones a sus labores da opción a lo ilícito.

“No existe personal competente, no controlan, no supervisan y no fiscalizan apropiadamente”, apuntó.

Dijo que llama la atención que en el caso de las narcoavionetas no se sepa de dónde despegan y a dónde van, lo que refleja que no se hacen controles ni por la DGAC ni por Navegación Aérea y Aeropuertos Bolivianos (Naabol).

Por su parte, Celier Arispe aclaró que la DGAC es el ente regulador de la aviación civil, pero de los vuelos lícitos.

Dijo que Naabol es la que administra los aeropuertos y controla el tránsito aéreo de las aeronaves. Acotó que la Fiscalía y la Policía controlan las actividades ilícitas.

“Nosotros tenemos todas las normativas vigentes para las operaciones aéreas en la parte lícita, trabajamos con nuestro Estado y también con la OACI (Organización de Aeronáutica Civil Internacional). Lo ilícito esta (controlado) con las entidades llamadas por ley”, manifestó Aparicio a Red Uno.

Vuelos irregulares

Nallar Misael Nallar, acusado de la ejecución de tres policías en Porongo, voló el 21 de junio desde El Trompillo a San Joaquín (Beni) presuntamente sin ningún control.

Desaparecidos Juan José Dorado y Ernesto Cortez volaron en una avioneta desde El Trompillo a Cupesí el 7 de julio, desde ese momento no se supo más de ellos. Hace unos días el cuerpo de Dorado fue encontrado en Paraguay.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más