6 bonos y otros 5 beneficios de los militares, el sector más privilegiado

El Ministerio de Defensa eliminó el pago del subsidio a las esposas de los militares en dinero y a partir de este mes se entregará en productos. Aún así, el beneficio sigue. Este sector es considerado el más privilegiado porque cuenta con seis bonos y otros cinco beneficios más que trabajadores normales.

Exuniformados aclararon que los bonos y los beneficios que reciben las Fuerzas Armadas son un reconocimiento a su trabajo.

El Decreto Supremo 21060 aprobado el 29 de agosto de 1985 estableció una nueva política económica del país cuyo objetivo inmediato es detener la hiperinflación, disminuir el déficit fiscal y sentar las bases de reactivación productiva. Para ello anuló “todos los bonos” salvo los de las Fuerzas Armadas. Esto se debe a que esos beneficios de los uniformados fueron aprobados a través de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA). Esto ocurre porque toda ley es superior a un decreto.

El primero de los bonos es el de antigüedad que se calcula según el tiempo que uno trabaja en las Fuerzas Armadas. Por ejemplo, con 25 años de servicio ya se cuenta con el 100%, es decir un segundo haber básico. En cambio, un trabajador normal tendrá sólo un 50% de incremento por el mismo tiempo de desempeño en sus funciones.

El segundo bono reconoce los estudios que realiza el militar. Si obtiene un Diplomado por Altos Estudios Nacionales (DAEN) su haber básico sube a un 15%. El tercer bono sube su haber básico en un 10% en caso de alcanzar el título de Diplomado en Estado Mayor (DEM). El cuarto asciende a un 20% y se paga a los militares que desempeñen sus funciones en la frontera.

Los militares de las fuerzas Aérea y Naval tienen un 15% más de incremento a su total ganado al realizar actividades de riesgo como embargo, buceo, vuelo o paracaidismo.

Finalmente, en las escalas salariales de las FFAA figuran más bonos de los que se mencionan en la Ley de 1979 y de 1972 como el de servicio Auxiliar de Estado Mayor que llega a representar un 15% más de incremento.

Más beneficios

Como primer beneficio, si hay un cambio de destino, se pagan los viáticos a la familia de uniformado. El segundo permite al militar recibir gastos extraordinarios en comisiones especiales y gastos de instalación cuando van al extranjero.

Un tercer beneficio parte de la ley de 1979 que establece el pago del 100% de su sueldo hasta alcanzar la jubilación en caso de que sufra un accidente que le impida continuar con sus funciones. En el ámbito civil, un trabajador debería tramitar su jubilación por incapacidad cuyo pago es mínimo.

Como cuarto beneficio, un militar que está enfermo, tiene permiso de hasta un año para su tratamiento. En ese tiempo recibe el 100% de su salario.

Como quinto beneficio, la ley de Administración de Personal de las FFAA establece que los militares tienen derecho a recibir montos de dinero por gastos de representación en cargos elevados o de mayor rango.

“No son privilegios”

El abogado y militar jubilado Oswaldo Rojas negó que los bonos deban ser calificados como “privilegios”. “Primero, no existen bonos en las FFAA como los que daban antes, por ejemplo el Bono Patriótico y otros. En los gobiernos militares se ganaba hasta 14 y 15 sueldos. Ahora, sólo ganan 13 salarios; de los 12 meses del año y el aguinaldo”, agregó.

El profesional explicó que los incrementos por estudio se dan en todas partes. Por ejemplo, si cualquier persona consigue un diplomado “puede cobrar más”. “Lo mismo pasa en las FFAA, se les da un bono por el Diplomado en Estado Mayor”, dijo.

El bono Frontera se lo entrega porque en esos puntos “el militar debe estar las 24 horas atento”. “Imaginen que en lugar de este bono, nos paguen horas extras. Así ganaría más que el bono. Los militares no trabajan ocho horas exactas porque deben pasar por acuartelamientos, vigilancia y otros”, agregó.

Dijo que el Estado paga un monto para la jubilación de los uniformados y llega “hasta un 83%”. “Ese reconocimiento se lo hace porque las FFAA llegan a ganar un sueldo fijo por grado trabajando más de las ocho horas que gana un empleado civil. El militar, de las 24 horas del día trabaja hasta 15 horas”, indicó.

Críticas al Sedem

Planilla El Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem), que tiene entre sus funciones encargarse de la entrega del subsidio de lactancia materna, tiene “sueldos gerenciales” que van desde 16.335 bolivianos hasta 19.535 bolivianos y el costo mensual de su planilla supera los 327 mil bolivianos.

Sueldos De acuerdo con el anexo de la escala salarial del Sedem, la gerente general, Fátima Pacheco, percibe un sueldo mensual de 19.535 bolivianos; le sigue el cargo de gerente de área con 18.565; coordinador general, 18.565; gerente técnico I, 18.565; y gerente técnico II, 16.335 bolivianos. Hace unos días, las mamás denunciaron sobreprecio en varios alimentos.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más