Presidenta del TSJ advierte que no renunciará y denuncia ‘intereses’ para pedir su cargo

14

La presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), María Cristina Díaz, advirtió el martes que no renunciará a ese cargo ante la figura de «retiro de confianza» que plantearon los magistrados y denunció «maquinaciones» de sus pares para hacerse de la presidencia «a ultranza», para supuestamente «defenestrar» la institucionalidad del Órgano Judicial.

«No voy a renunciar a la presidencia del Tribunal Supremo de Justicia, me voy a someter y voy a defenderme no solo internamente sino externamente dentro y fuera de mi país, porque no puedo permitirme, como mujer de leyes, que se estropee la institucionalidad de la justicia», advirtió.

El 18 de junio, Díaz suspendió la sesión de Sala Plena tras sufrir una descompensación en su salud, momento en el cual los magistrados argumentaron «ausencia temporal» para nombrar al exviceministro de Justicia y actual magistrado, Esteban Miranda, como «presidente suplente».

La autoridad judicial denunció ilegalidades en el proceder de los magistrados, además de intereses políticos, personales y sesgo de género.

Explicó que la ilegalidad la cometieron al tratar de argumentar «ausencia temporal» de la Presidenta, cuando ella había «suspendido oficialmente la sesión» al ver afectada su salud.

Afirmó que pudo evidenciar «la intención desmedida de hacerse a ultranza del poder que representa la presidencia del TSJ» y dijo que los magistrados llevaron adelante «maquinaciones» a puerta cerrada, pidiendo a la secretaria que salga de la sala.

«Mis eventuales acusadores asumen también el papel de jueces al mismo tiempo y proceden a emitir el voto del retiro de confianza publicitado por el señor Decano del Tribunal (Esteban Miranda)», agregó.

La Sala Plena del TSJ sesionó de manera extraordinaria el 18 de junio, bajo una agenda emitida por presidencia, sin embargo los magistrados insistieron en considerar sólo la evaluación de la gestión de Díaz, que derivó en un quiebre de su estado de salud.

Sin embargo, ese mismo día Díaz convocó a una nueva sesión de Sala Plena para esta jornada, misma que no fue considerada por el nombrado «presidente temporal», Esteban Miranda, quien convocó a una nueva Sala Plena el 19 de junio.

«Pretenden defenestrar la institucionalidad del Tribunal Supremo de Justicia y del Órgano Judicial y ponen en vilo la imagen de la justicia ante el pueblo al que nos debemos, no se trata de María Cristina Díaz, porque las personas pasamos, se trata de la institución», concluyó la autoridad.

Díaz asumió la presidencia en noviembre de 2019, a menos de un mes de las fallidas elecciones de octubre, luego de la renuncia de su antecesor José Antonio Revilla, quien fue cuestionado por la supuesta injerencia del gobierno de Evo Morales en su gestión.

mcs/kpb/ ABI