FmBolivia
Radio FmBolivia

Venta de juegos artificiales en mercado paceño sin control

4

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

La venta de fuegos artificiales se realizó de manera normal en la ciudad de La Paz sin control.

A pesar de los anuncios de control, decomiso y multas, por parte de la Intendencia Municipal de La Paz, ayer la venta de juegos artificiales se vio de manera normal en varios mercados, así como algunas calles.

En un recorrido que realizó ayer EL DIARIO, por las principales ferias, como el pasaje Ortega, calles adyacentes al mercado Rodríguez, Tumusla y avenida Buenos Aires, no se logró ver ningún tipo de control por parte de la intendencia municipal, para evitar la venta de fuegos artificiales.

La venta indiscriminada de productos característicos de la noche de San Juan, como cohetillos, petardos, voladores, chispitas, estrellitas y otros fuegos artificiales, fueron expuestos a la venta, por parte del comercio informal.

PUESTOS CALLEJEROS

De la misma forma, en los puestos callejeros, de las principales calles y avenidas, la presencia de juegos pirotécnicos era normal y las comerciantes ambulantes no tuvieron ningún problema en instalar sus puestos en las aceras y en muchos de los casos en plena calzada, poniendo en peligro la integridad física de los transeúntes.

Pese a la prohibición de venta de esos productos, tampoco se ha podido ver la presencia de personal de la intendencia municipal, que pueda controlar el expendio de los mismos, donde en mucho de las casos, los comerciantes luego de adquirir los diferentes juegos pirotécnicos al por mayor del sector del pasaje Ortega, llegaron a exponer a la venta por unidad en otros barrios, donde tampoco se observó a funcionarios municipales.

PROBLEMAS DE SALUD

Debido a los compuestos químicos que contienen cada uno de estos juegos pirotécnicos, el riesgo de una afección a la salud de una persona es inminente, por lo que la recomendación para la población es tener en cuenta que cada uno de estos objetos es de alta peligrosidad desde el momento de su manipulación hasta el momento de la explosión.

En el caso de los luminosos, éstos están mezclados con pólvora y otros químicos que ocasionan daños a la vista y al aparato respiratorio. Son contaminantes.

Mientras los sonoros producen daños al sistema nervioso y al aparato auditivo. Una persona puede aguantar hasta 90 decibeles y estos fuegos llegan hasta 160. También pueden ocasionar fácilmente la pérdida de algunos miembros del cuerpo humano, como las manos, con las que generalmente se manipulan.

La población debe tener en cuenta estas recomendaciones, especialmente no permitir que sean utilizados por los menores, y en algún caso, aquellos que no tienen un alto poder explosivo y de afección, deberán ser manipulados con la presencia de los padres de familia.

El Diario

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas