FmBolivia
Radio FmBolivia

3 derrumbes cerca de Calacoto desde 2015 y no descartan otros desastres

15

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El jueves 12 de mayo, un deslizamiento en la calle 15 de Calacoto sepultó a tres obreros y sólo uno de ellos sobrevivió. No fue la única tragedia. En 2015, una de las tres vías de ingreso al barrio Alto La Florida, en la calle 13 de Calacoto, se hundió y dejó al menos a 20 familias aisladas. En 2017, el desprendimiento de uno de los farallones de Auquisamaña sepultó cinco viviendas en la 20 de Calacoto. Ante esta situación, los vecinos y la Alcaldía temen nuevos derrumbes en este sector.

“Si no se da una atención pronta, porque todo el sector del talud ya presenta el desajuste en la parte inferior, hay la posibilidad de un evento similar en el sector izquierdo. Entonces estamos con monitoreo permanente a través de la Dirección de Residencia Municipal y la Unidad de Manejo de Riesgos Geodinámicos”, dijo a Página Siete el secretario municipal de Gestión Integral de Riesgos (Smgir), Juan Pablo Palma.

En la reciente tragedia, la construcción del edificio comenzó en diciembre del año pasado con agresivas excavaciones. El talud de la avenida los Álamos quedó de forma vertical y se continuó con las obras pese a las intensas lluvias que cayeron a finales del año pasado.

Por la denuncia de los vecinos, la Alcaldía fue a notificar a los constructores con una orden de paralización de las obras, pero los trabajos continuaron. La empresa alegó que tenía todas las autorizaciones del gobierno municipal de Palca y los funcionarios de la comuna paceña no pudieron hacer más. El jueves 12 de mayo, a los obreros se les ordenó continuar con las tareas al pie del talud y éste se desplomó sobre tres trabajadores. Dos de ellos perdieron la vida y uno fue hospitalizado con serias lesiones en la columna.

Se acordonó el sector con calaminas y se paralizaron los trabajos para levantar un edificio de 10 pisos de departamentos, pero persiste el riesgo. “Es muy claro que las condiciones geológicas y geotécnicas del sector izquierdo donde se presentó el desajuste, comparadas con el sector donde hubo el deslizamiento, son muy similares”, dijo Palma.

En el lugar -prosiguió- la Alcaldía de La Paz también realizó un estudio de suelos e identificó que “en la parte superior hay material acumulado por torrente de barro”. Se constató -además- que los trabajos realizados en el sector por la empresa Disa causaron erosión en el terreno, según un informe municipal.

“Hay bastantes señales de erosión en el terreno que por supuesto, si se presenta lluvia, van a seguir saturando y humedeciendo el talud. Y esos serían los elementos que han generado el desajuste en el talud y el deslizamiento (del jueves 12 de mayo)”, explicó.

El director de Residencia Municipal, Durbal Párraga, informó que el monitoreo se realizó con drones y en las inspecciones de campo participaron especialistas en geología y geotecnia. Reveló que se emitirá un informe y recomendaciones para que la contratista intervenga el sector para evitar un nuevo deslizamiento en el ala izquierda.

Vecinos -que prefirieron guardar sus nombres en reserva- advirtieron que en el sector continúan los deslizamientos. “Todos los días puedo observar el sector donde se produjo esta emergencia y puedo advertir que continúa desprendiéndose la tierra”, sostuvo una vecina.

El sector donde se produjo la emergencia está considerado como de riesgo moderado, según el mapa de riesgos de 2011 de la Alcaldía de La Paz. Pero, Luis Salamanca, experto en riesgo, informó que ello depende de las amenazas y las vulnerabilidades. Consideró que si la construcción hubiera estado “bien manejada”, no debió registrar esta tragedia.

Salamanca advirtió que el principal problema es el jurídico. “Hay contradicciones, La Paz dijo que no autorizó, mientras que Palca señaló que desde el 2014 se hicieron trámites con el folio de Derechos Reales. La empresa dijo que hace dos años compró esos terrenos inscritos en Palca y Palca aseguró que no tiene autorización de construcción. Por tanto, hay una inseguridad jurídica”, dijo.
Hundimiento de la vía de ingreso a Alto La Florida que se produjo en 2015.
Foto: Página Siete

No fue la primera vez. En octubre de 2015 se hundió la avenida de ingreso hacia Alto La Florida, por la calle 13 de Calacoto, por una “sobresaturación de agua”, dijo esa vez la Alcaldía. Una tubería de agua se dañó, humedeció el sector y 800 metros cúbicos de tierra cayeron. En febrero de 2017 se registró el desprendimiento de uno de los farallones de Auquisamaña que sepultó cinco casas y causó daños severos en las vías circundantes.

Procesos penales

Informe El pasado lunes, la Alcaldía de La Paz solicitó a la Fiscalía de la zona Sur ampliar la investigación contra el representante legal de la empresa Desarrollador Inmobiliaria Salinas (DISA) y una funcionaria de la Alcaldía de Palca que supuestamente autorizó el movimiento de tierras en la construcción ilegal que se efectuó en esta área del municipio de La Paz.
Denuncia La Alcaldía de Palca, por su parte, informó que aprobaron los planos de construcción del edificio que se levantaba en la calle 14 de Calacoto, pero advirtieron que no autorizaron movimientos de tierra. Por esta razón, también, anunciaron un proceso penal contra la empresa que llevó adelante estos trabajos en la zona Sur de La Paz.

Hay la posibilidad de un evento similar en el sector izquierdo al deslizamiento. Estamos monitoreando

Juan Pablo Palma, Alcaldía

Para evitar control, se retiraba tierra en las noches y en lluvia

“Trabajaban de noche y en plena época de lluvias para evitar ser fiscalizados”, denunció una de las vecinas que vive casi al frente del lugar donde ocurrió el deslizamiento de la calle 15 de Calacoto.

“A finales del año pasado comenzaron a construir. Como asociación de vecinos hicimos el reclamo a la Alcaldía y vimos cómo los funcionarios fueron a fiscalizar. Colocaron los precintos y de manera prepotente, (los dueños) los quitaban y continuaban con las excavaciones”, dijo una vecina que prefirió guardar su nombre en reserva.

Otro vecino tomó fotografías que muestran cómo continuaban los trabajos en plena época de lluvias. En la imagen se pudo observar cómo abrían huecos sobre la tierra en la que se formaban piscinas de agua.

“Se desliza el camino por la inestabilidad tremenda de la greda (no alcanza a suelo) y destroza un camino poniendo en vilo a Calacoto entre las calles 12 y 15”, afirmó.

Los vecinos, preocupados, temen un deslizamiento de mayores proporciones que pueda tapar el río que pasa al lado de la avenida Costanera lo que podría causar severos daños. Ante esa situación, demandan que este sector sea estabilizado y no se permita la edificación de este tipo de construcciones.

Fuente: Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas