Buscan recuperar semillas de soya no transgénica

5

La ONG Productividad Biosfera Medio Ambiente (Probioma) y la empresa Probiotec crearon una alianza estratégica para trabajar en la recuperación y multiplicación de variedades de semilla de soya no transgénica, destinadas a la producción de proteína vegetal para consumo humano. La unión se da en el marco del primer Día de Campo demostrativo de soya y maíz orgánicos realizado en los predios del Instituto de Biodiversidad y Biotecnología (Inbiotec), ubicados en la localidad de San Luis, en Santa Cruz.

En el evento presentaron y explicaron el manejo realizado de las variedades que se lograron recuperar y multiplicar. Los visitantes conocieron la soya no transgénica en las variedades: Serere y Nativa (Anapo) y Serebó (CIAT). Además, se presentaron dos cultivos de maíz en sus variedades: maíz híbrido Agri 104 y Agri 340, de la empresa Agricom Seeds.

El Día de Campo contó con la participación de autoridades municipales de la localidad de El Torno, representantes de empresas privadas, directivos de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), productores de las colonias japonesas, de San Julián y de las universidades (Uagrm y Udabol).

En dicho evento, que fue el primero en presentar variedades no transgénicas y producidas sin agroquímicos en el país, se hizo especial énfasis que en Bolivia es posible y real producir ecológicamente cultivos extensivos y más aún variedades de semillas no transgénicas, como base de una agricultura sustentable.

SOYA

Por otra parte, una gran parte de los productores del agro cruceño solicitaron al Gobierno el ingreso de nuevas semillas de soya transgénica, también de maíz, entre otros, cuya solicitud está en espera.

Uno de los argumentos de los solicitantes obedece a la falta de agua para los cultivos, lo que provoca pérdidas económicas considerables para el sector, y por ello solicitaron semilla de soya resistente a la sequía.

EMERGENCIA

Mientras tanto, la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), se declaró en emergencia por la perdidas millonarias producto de la sequía y los bajos precios que oferta la industria, informó Radiofides.

El representante del sector, Fidel Flores, reportó la merma de 500 mil toneladas de soya que se traduce en 300 millones de dólares, a este panorama suma el bajo rendimiento en la campaña (2018-2019), de 128 mil hectáreas sembradas consiguieron levantar sólo 1.900 toneladas, por las condiciones climáticas adversas.

PEDIDOS

Asimismo, el sector plantea dos pedidos básicos al Gobierno, la liberación total a las exportaciones del grano de soya y regulación del mercado interno de la harina de soya. Flores adelantó que el sector se encuentra en una situación crítica.

Analizan medidas de presión de no ser atendidas sus demandas, una idea es salir en marcha, hacer un tractorazo y bloquear al note y este, donde está la fuerza productiva de Santa Cruz.

Entre tanto anunciaron que se evaluarán las medidas en la cita que tienen este viernes en la zona productora, en donde determinarán las medidas a tomar en caso de que el Gobierno no atienda sus pedidos.

El Diario.