Gritan a Evo Morales “Bolivia dijo No”; la oposición cuestiona su viaje

2

“¡Bolivia dijo No!, ¡Democracia sí, dictadura no!”, fue el grito que un grupo de personas emitió, al unísono, cuando el presidente Evo Morales ingresaba a la Casa Rosada para reunirse con Mauricio Macri, su homólogo de Argentina.

Los residentes bolivianos estaban detrás de un portón de reja metálica, que era custodiado por efectivos argentinos. El “Bolivia dijo No” se escuchó con mayor énfasis cuando el presidente Morales descendió de un vehículo negro y se dirigió hacia la Casa Rosada.

El canciller Diego Pary afirmó que quienes gritaban en defensa del 21F “eran pocos”, incluso -manifestó- “ni nos percatamos que estaban presentes”.

“Los del 21F fueron a la Casa Rosada y se manifestaron a la llegada del Presidente. No eran pocos”, sostuvo Iván Terán, representante del Sindicato de Costureros de la Comunidad Boliviana en Argentina, quien agregó que no participaron en el acto del fin de semana, porque “la embajada nos coartó la libertad de expresión”.

El domingo, el presidente Morales sostuvo un encuentro con residentes bolivianos en el coliseo Alberto Balestrini. En el evento, que fue transmitido por dos horas y media por la estatal Bolivia TV, el Jefe de Estado llamó a tener esperanza en el proceso de cambio y ofreció tierras a los que retornen a Bolivia.

“Los dirigentes que hablaron en el acto fue bajo un libreto armado por la embajada. Nosotros decidimos no ir debido a que no se iban a tocar temas principales como la crisis textil”, manifestó Terán, quien agregó que la promesa de tierras de parte del presidente Morales “no es novedad, lo hizo hace cinco años atrás, pero las tierras eran en lugares inhóspitos”.

En criterio de la oposición, el Primer Mandatario hace uso indebido de bienes y recursos del Estado, porque utiliza el avión presidencial, lleva su personal para actos proselitistas. Afirman que su visita a Macri fue usada como un “mero pretexto”.

“Se viajan utilizando bienes del Estado, supuestamente una reunión con nuestros compatriotas se convierte en un acto electoral. Siendo un candidato inhabilitado ofrece tierras. Aquí vemos que empezó el carnaval electoral, utilizando bienes y recursos del Estado. Esto muestra el grado de abuso de este régimen”, manifestó el diputado Gonzalo Barrientos, de Unidad Demócrata.

Su colega Franklin Flores, del MAS, dijo que la oferta de dotar tierras a los residentes bolivianos es un mandato de la Constitución y “si a Evo lo proclamaron presidente, es sentimiento de los compatriotas de que continúe el proceso de cambio”.
Pagina Siete.