Obras Públicas: Aeropuerto de Chimoré generó sólo pérdidas

21

El Ministro de Obras Públicas, Iván Arias, reveló los excesivos gastos administrativos que representaron las operaciones aéreas en el aeropuerto de Chimoré, ubicado en la región del Chapare, en Cochabamba. De acuerdo a datos de 2017 presentados por la autoridad, mientras la terminal aérea reportaba ingresos de 54.000 bolivianos, sus gastos operativos llegaban a los 265 mil bolivianos.

“En el Aeropuerto Internacional de Chimoré, ubicado en el trópico de Cochabamba, los datos de 2017 lanzan un déficit importante, pues mientras se registró 54.000 bolivianos en ingresos, los gastos operativos superaron los 265 mil”, señala información del Ministerio de Obras Públicas publicada en su página web.

De acuerdo a información de la entidad pública, el ministro Arias aclaró que la pista de Chimoré nunca pasó a cargo de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) debido a falencias operativas. El aeropuerto sólo era utilizado cuando se emitía una orden desde el Ejecutivo, entonces dirigido por Evo Morales.

La autoridad añadió que los funcionarios de Aasana vivían en constante zozobra, debido a que Chimoré “era una región donde no había garantías, pues algunos de sus pobladores dominaban e infundían terror”.

“En una acción coordinada entre los ministerios de Gobierno, Defensa y Obras Públicas se restableció la soberanía nacional en el aeropuerto de Chimoré. La administración se realizará en forma conjunta bajo el lema que citó el ministro Luis Fernando López. ‘No hay territorios libres, el único territorio libre es la patria’, remarcó Arias”, se lee en el sitio oficial.

La autoridad indicó que la terminal aérea no entrará en operaciones mientras se desarrolle el proceso de tuición compartida entre los tres ministerios y hasta que se supere el estado de tensión y conflicto que se vive en la región, esto con el fin de garantizar la seguridad de los usuarios de la terminal área.

Otras terminales aéreas

Arias se refirió también al estado de otras aeropuertos de Bolivia construidos en la anterior gestión y calificó a la mayoría de “elefantes blancos”.

Citó, por ejemplo, el caso de la terminal aérea de Apolo, en el departamento de La Paz, donde los ingresos por operaciones son inexistentes; mientras que sus gastos operativos, que debe cubrir Aasana, llegan a los 195 mil bolivianos.

“Se construyeron aeropuertos sin realizar estudios de mercado, ni acuerdos con los sectores turísticos, con las agencias de turismo, operadores, hoteles y otros”, dijo Arias.

Sin embargo, remarcó que también se cuenta con aeropuertos cuyas operaciones deben ser resaltadas, como el de Uyuni, “que genera importantes recursos económicos para Aasana y en el que se deben realizar mejoras en la pista como en la terminal de pasajeros”.

La autoridad señaló que las entidades bajo la tuición del Ministerio de Obras Públicas que responden al área de la aeronáutica, como Aasana , Boliviana de Aviación o Servicios de Aeropuertos de Bolivia, en un solo mando, “permiten coordinar mejor y proyectar obras y actividades, como el foro aeronáutico a desarrollarse el 14 de febrero, en el que se invitará a las empresas privadas como Amaszonas y EcoJet”.

“El segundo foro será sobre el hub de Santa Cruz”, adelantó el ministro Arias.

El aeropuerto fue inaugurado en 2015 por Evo Morales. Entonces ya se cuestionó su gran capacidad para una región de las características de Chimoré.

Inaugurado por Evo

Entrega En octubre de 2015, Evo Morales inauguró el Aeropuerto Internacional de Chimoré, entonces de 21.000 habitantes.
Instalaciones La terminal aérea cuenta con una pista de cuatro kilómetros de largo por 60 metros de ancho para recibir aviones de pasajeros y carga de grandes dimensiones, como el Boeing 874 y el C10.

Pagina Siete.