Anuario: Conflicto en Adepcoca, dirigentes cocaleros detenidos y el gobierno de Arce sin una respuesta

El conflicto de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) es uno de los muchos que no fue resuelto por el gobierno de Luis Arce y que al contrario, se detuvo a dirigentes cocaleros para poder “intimidar” al sector. Además de ello y pese a que existe una normativa que señala que solo debe existir un mercado de coca, el Gobierno aún permite el funcionamiento del mercado paralelo, que es dirigido por Arnold Alanes, dirigente afín al MAS.

El calvario de los productores de coca inició en el 2021, después de que el Gobierno nacional reconociera al mercado paralelo que dirige Alanes.

Ese mismo año, la facción afín al MAS tomó de manera violenta el mercado de Adepcoca orgánica y, luego de semanas de enfrentamientos, las bases regionales de la asociación y el comité de autodefensa recuperaron su mercado legal de las manos de la dirigencia masista.

Sin embargo, la situación volvió a tornarse violenta en el 2022.

Julio, agosto y septiembre de 2022: enfrentamientos en Villa el Carmen y Villa Fátima

A finales de Julio, los cocaleros orgánicos comenzaron unas protestas en Villa Fátima, donde está su mercado y en Villa El Carmen, lugar donde se llevó varios enfrentamientos contra la Policía Boliviana.

Durante todo el mes de agosto, los cocaleros y Policías se enfrentaron con piedras, dinamitas y gases lacrimógenos

El sector cocalero, dirigidos por Freddy Machicado, su máximo dirigente, exigía al Gobierno cerrar el mercado paralelo de coca que había abierto Alanes en el 2021 y que el mismo vulneraba la normativa legal, que establece un solo mercado de coca, que está ubicado en la calle Arapata, de la zona de Villa Fátima.

Haciendo caso omiso, Alanes abrió un primer mercado ubicado en la zona de Urujara en 2021; sin embargo, en junio de este año, solicitó su traslado a la zona de Villa el Carmen. Según las informaciones, el primer predio tenía una extensión de 4.000 metros cuadrados y la segunda, era una antigua unidad educativa, de la zona Villa el Carmen.

Debido a la apertura de los mercados, los cocaleros orgánicos iniciaron con sus protestas, de ellos resultaron varios heridos tanto de cocaleros como de los Policías.

Uno de los mayores heridos fue Plácido Cota, que por una “mala manipulación” de una dinamita, perdió la extremidad superior izquierda y graves lesiones en el abdomen, pero éste se recuperó tras varios días de estar internado y sometido a cirugías.

Las protestas duraron por al menos siete semanas, luego de una marcha que los cocaleros emprendieron desde Los Yungas y terminó con la toma e incendio del mercado ilegal, ubicado en Villa El Carmen.

Cocaleros toman e incendian el mercado ilegal de coca

El 8 de septiembre, miles de marchistas que llegaron desde Chulumani, después de cuatro días de caminata, rompieron al mediodía del jueves, el cerco policial que el Gobierno instaló hace seis meses para proteger la infraestructura donde funcionaba el mercado paralelo de coca de Alanes y después ingresaron al edificio en medio de explosiones de dinamita y bombas molotov lanzados desde los techos.

Una vez que lograron ingresar al mercado ilegal prendieron fuego, hicieron explotar las gradas con dinamitas y sacaron los taques de coca almacenados al interior. Algunos seguidores de Alanes permanecieron en las instalaciones y ante el riesgo de incendio llegó Bomberos para apagar el fuego.

La persecución de los dirigentes de Adepcoca orgánica

Luego de la toma violenta del mercado ilegal, el Gobierno comenzó con la “persecución” de los principales dirigentes de Adepcoca y del Comité de Autodefensa de los cocaleros.

El primero en caer fue Freddy Machicado, el presidente de la Asociación, que fue detenido el 14 de septiembre, sin que se tenga una orden de aprehensión y tampoco estaba citado a declarar. «En el transcurso de la mañana el señor Freddy Machicado sin que exista el debido proceso. Es decir, en ningún momento se ha notificado, en ningún momento nosotros hemos conocido la existencia de ningún mandamiento de aprehensión. (Machicado) habría sido detenido y cuando nos aproximamos a la FELCC de La Paz, nos dicen que habría sido trasladado a la ciudad de El Alto; y una vez estando en El Alto, tampoco podemos encontrarlo en la FELCC de la ciudad de El Alto», dijo Gualberto Cusi, abogado del dirigente.

El segundo en ser aprehendido de manera ilegal y con uso excesivo de la fuerza fue César Apaza, presidente del Comité de Autodefensa de los cocaleros. La madrugada del 22 de septiembre, la Policía Bolivia irrumpió en las oficinas de Adepcoca y aprehendió a Apaza, sin tener una orden legal. En vídeos, se puede observar como un vehículo sin una placa, sube a la fuerza al dirigente cocalero y lo traslada con medio cuerpo fuera del motorizado. Según la versión de Apaza, fue golpeado dentro de la movilidad por policías que vestían de civil.

Poco a poco fueron cayendo demás dirigentes, como Raúl Uría, líder de la juventud yungueña, que fue aprehendido cuando se dirigía a Beni. Su detención se hizo de la misma manera que con los dos detenidos: sin una orden de aprehensión.

La última en ser aprehendida fue Gudelia Botitano. Su aprehensión se dio cuando se presentó en la Defensoría del Pueblo, para entregar un pliego petitorio al nuevo defensor, Pedro Callisaya. Botitano estaba junto a sus compañeras cuando fueron perseguidas por la Policía Boliviana. Mónica López y la vicepresidenta del Comité de Autodefensa, Rosalba Vargas, lograron escapar.

Sin embargo, luego de unos días de estar detenida, el juez Fernando García determinó el 30 de septiembre que Botitano se defienda en libertad.

Todos los aprehendidos son parte de Adepcoca orgánica que es disidente al Gobierno y están siendo investigadas por los hechos del 8 de septiembre en la toma del mercado paralelo de coca, en La Paz. Sin embargo, por parte del sector de Alanes, no existe ningún detenido, pese a que los mismos usaron bombas molotov, dinamitas y armas caseras contra los cocaleros del sector de Machicado.

El mercado ilegal sigue funcionando

Pese a que la Resolución Ministerial 342, que define que el lugar de funcionamiento legal del único mercado de coca en la ciudad de La Paz, que es sobre la calle Arapata de la zona de Villa Fátima, el mercado ilegal que dirige Alanes aún sigue en funcionamiento y el gobierno no tiene una respuesta clara para ello.

Luego de la quema y toma violenta, los socios que apoyan a la dirigencia afín al MAS, reabrieron las instalaciones del mercado en Villa El Carmen y hasta la fecha siguen comercializando la hoja de coca.

“Todo este tiempo nuestros productores vendieron su coca en las calles y por esta razón, esperamos que el próximo lunes tengamos nuevamente un mercado reabierto para nuestros compañeros”, dijo Alanes en ese entonces.

Fuente: Brujula Digital

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más