Sedes declaró alerta sanitaria por meningitis

8

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz declaró alerta sanitaria por meningitis meningocócica tras registrarse al menos siete casos con el fallecimiento de uno de los afectados, informó Claudia Salazar, responsable departamental del Programa de Vigilancia Epidemiológica.

La meningitis meningocócica afecta principalmente a niños y adolescentes. Su transmisión se produce de persona a persona por las gotitas de saliva; esta enfermedad aprovecha las bajas defensas en las personas, por lo cual se busca prevenir sus efectos colaterales que pueden provocar la muerte.

Se trata de una enfermedad que afecta a las membranas que recubren el cerebro, las meninges, es una inflamación por una bacteria que tiene varios tipos; el cerotipo identificado es el Y, que no es el más agresivo”, señaló la funcionaria.

Hasta la fecha se registraron siete casos que no respetaron rangos de edades, estando entre los pacientes niños de cuatro años, mujeres de 54 años y jóvenes de 22 años.

Una meningitis bacteriana aguda, un retraso en el diagnóstico y en el comienzo del tratamiento antibiótico puede implicar secuelas graves e incluso la muerte”, afirman especialistas en Neurología.

En la meningitis, sobre todo en las bacterianas, cada minuto cuenta. De ahí la importancia de detectar a tiempo esta enfermedad.

SIGNOS QUE ALERTAN

Los síntomas de las meningitis según la fase de la enfermedad. Los signos y síntomas iniciales de una meningitis son comunes a muchas otras enfermedades pediátricas banales: fiebre, vómitos, cefalea, diarrea, escalofríos, malestar general, dolores musculare. La sintomatología tan inespecífica en sus fases iniciales hace prácticamente indistinguible esta grave enfermedad de cualquier otro cuadro clínico corriente.

Posteriormente, según se desarrolla la meningitis, aparecen los signos meníngeos clásicos, fundamentalmente expresados por una rigidez en la nuca con intenso dolor a su movilización, y los vómitos ‘en escopetazo’, es decir, violentos y sin náusea previa.

De forma progresiva pueden aparecer letargia, estupor, afectación grave del estado general y convulsiones. Las famosas petequias, unas diminutas manchas rojizas que no desaparecen al estirar la piel, no son específicas de la meningitis. De hecho, la causa más frecuente de la aparición de estos pequeños puntos es una infección vírica. Sin embargo, si estas lesiones aumentan de tamaño rápidamente, son sugerentes del desarrollo de una meningitis bacteriana.

OTRAS MANIFESTACIONES

Fernández Matarrubia añade otras manifestaciones clínicas que pueden alertarnos de una meningitis, como la fotofobia (sensibilidad excesiva a la luz), alteración del nivel de consciencia, crisis epilépticas y otros síntomas, y signos neurológicos.

En los lactantes (niños menores de dos años), las manifestaciones clínicas pueden ser fiebre alta, somnolencia o irritabilidad excesivas, inactividad, llanto constante y rechazo de la alimentación.

Los ancianos pueden presentar únicamente alteración del nivel de consciencia, sin fiebre ni rigidez de nuca.

INFLAMACIÓN DEL TEJIDO

La meningitis es la inflamación del tejido delgado que rodea el cerebro y la médula espinal, llamada meninge. Existen varios tipos de la enfermedad y la más común es la meningitis viral, que se presenta cuando un virus penetra en su organismo, por el conducto de la nariz o la boca y se traslada al cerebro.

El Diario.