Murió hijo de Franclin Gutiérrez

FRANCLIN GUTIÉRREZ, PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE PRODUCTORES DE COCA DE LOS YUNGAS.

Tragedia y luto. El hijo de dos años del presidente de la Asociación de Productores de Coca (Adepcoca) de La Paz, Franclin Gutiérrez, quien se encuentra preso en la cárcel de San Pedro, falleció al promediar las siete de la noche de ayer en la población de Tajma, del municipio de La Asunta.

En su audiencia de cesación a la detención preventiva que se realizará a las 14.30 de hoy, la defensa legal pedirá un permiso especial para que el líder cocalero pueda asistir al velorio y posterior entierro del menor que perdió la vida por estrés infantil (popularmente conocido como amartelo).

En tanto, anoche el ministro de Justicia, Héctor Arce, instó a las autoridades judiciales a conceder un permiso humanitario al líder cocalero por el difícil momento que está pasando.

“Más allá de toda situación jurídica está el sentido humanitario, exhortamos a las autoridades de la administración de justicia a rápidamente conceder un permiso humanitario para que Franclin pueda estar con su familia y despedir a su hijo cristianamente”, expresó Arce, mediante su cuenta en Twitter.

Cientos de cocaleros llamaron ayer a la radioemisora yungueña FM Bolivia, quienes manifestaron su pesar por el deceso del menor, que a decir de las personas allegadas a la familia Gutiérrez, falleció producto de una fiebre que le dio por “amartelo de su padre”.

Una de las personas que llamó a la emisora, aseguró que el menor estaba muy acostumbrado a su papá, quien se encuentra detenido en el penal de San Pedro de La Paz desde el 28 de agosto, por lo que el pequeño entró en un estado depresivo que se manifestó a través de una fiebre que no pudieron controlar.

Otro de los cocaleros que llamó a la emisora, solicitó al Gobierno actuar como su par de Argentina, que otorgó un permiso a la mamá del “Chumita” para ver a su hijo que estaba perdiendo la vida y su posterior liberación.

Franclin Gutiérrez, permanece tres meses detenido preventivamente en la cárcel de San Pedro, investigado por los hechos de violencia en La Asunta, cuando se rechazó la erradicación de cultivos de coca.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más